Suscríbete

eldia.es

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

¿Quiénes son los diputados que menos trabajan del Parlamento de Canarias?

El PP fríe al Gobierno a preguntas y el PSOE se echa a la bartola | El Parlamento canario encara el final de la legislatura con diputados que han registrado solo ocho iniciativas en tres años y otros que superan las mil

Poli Suárez, diputado del PP, en un pleno del Parlamento de Canarias. Rafa Avero

Queda apenas un año para terminar la legislatura, e incluso menos con la parálisis de la actividad del Parlamento canario en verano, en Navidad y, luego, con la convocatoria de las elecciones de mayo de 2023. Los diputados han tenido tres años para demostrar que trabajan y que no van de paseo a la Cámara regional, solo para levantar la mano en las votaciones, cobrando, eso sí, dietas por asistencia aunque no digan ni mu. Están quienes prácticamente no se han dejado oír, y hay otros, más experimentados, que han sobresalido en la lista de trabajadores porque se han hinchado a pedir datos o a hacer preguntas por escrito, muchas de ellas muy simples y reiterativas, con lo que multiplican su nivel de actividad y escalan puestos en el ranking de iniciativas propias, que cada año muestra a los más activos y a los más ociosos. ¿Cómo puede haber diputados con ocho iniciativas y otros con más de 1.000? Pues ocurre.

Entre los que se encuentran a la cola de esta competición, por debajo de cien iniciativas registradas en la Cámara -como preguntas orales en comisión, en pleno, petición de datos y cuestiones por escrito, comparecencias o proposiciones no de ley (PNL)-, hay una docena de diputados. En estos últimos puestos se mezclan, sobre todo, miembros del PSOE y de CC. Y en el top ten, con más de 500 iniciativas, se sitúan seis diputados del PP, los dos del Grupo Mixto y dos parlamentarias de CC.

Un análisis de todas las propuestas registradas muestra un cierto relajamiento en los socialistas, y puede tener lógica al tomar un protagonismo indiscutible el presidente, Ángel Víctor Torres, en los encuentros parlamentarios, aparte de los restantes miembros del PSOE en el Gobierno (Sebastián Franquis, José Antonio Valbuena, Blas Trujillo o Manuela Armas).

Los diputados de CC, salvo excepciones, no destacan en el nivel de iniciativas presentadas aún siendo oposición, quizás debido a que tras ser desalojados del Gobierno y de las principales instituciones de las Islas en la actual legislatura se quedaron algo descolocados y necesitaban tiempo para redefinirse.

Por su parte, el PP está aleccionado de forma cartesiana para bombardear al Gobierno en preguntas escritas y petición de datos, de variopinto contenido y fáciles de registrar, lo que sitúa a sus diputados en lo alto de este listado de actividad parlamentaria. Los grupos restantes del pacto de las flores -aparte del PSOE-, como NC, Podemos y la Agrupación Socialista Gomera (ASG), no quieren perder su identidad y defienden a sus representantes en el Gobierno en los plenos.

La socialista Dolores Corujo, la que menos propuestas formula, y el popular Carlos Ester, el que más

decoration

La socialista Dolores Corujo lidera la lista por la cola. En tres años ha participado activamente con ocho iniciativas. De estas, seis son preguntas orales y tiene una proposición no de ley. Este año, por ejemplo, solo ha presentado una pregunta para la protección de los palmerales de Lanzarote. La parlamentaria ha cobrado en dietas por acudir a plenos o comisiones y asistencias técnicas 18.700 euros.

Cierto es que es presidenta del Cabildo de Lanzarote, pero también Casimiro Curbelo preside la corporación insular de La Gomera y cuenta con 419 iniciativas de las que 198 son comparecencias en pleno y 154 preguntas orales. No obstante, Curbelo es el portavoz de la Agrupación Socialista Gomera, con tres diputados, y, por lo tanto, solo tiene a estos parlamentarios para desarrollar su trabajo, mientras que el PSOE cuenta con 25 diputados y reparten las tareas. En cualquier caso, todos los parlamentarios son los representantes de quienes les votaron y la actividad en la Cámara debe ser el fiel reflejo de ese compromiso electoral.

En este ranking no se encuentran, obviamente, el presidente del Parlamento, Gustavo Matos, o los miembros del Gobierno a su vez diputados, pues precisamente estas sesiones se hacen para controlar el trabajo del Ejecutivo.

Ranking de iniciativas.

Según los datos que ofrece la propia Cámara regional, el socialista Manuel Fernando Martínez Álvarez es otro de los que menos ha participado en el Parlamento, si bien es viceconsejero de Administraciones Públicas y anda ocupado en el Ejecutivo. Ha presentado 33 iniciativas en tres años y ha percibido 15.000 euros por asistencia y dietas. En 2022 no cuenta con ninguna iniciativa.

También en los últimos lugares se halla el alcalde nacionalista de El Paso, Sergio Javier Rodríguez Fernández. Sufrió los 85 días del volcán de La Palma y tuvo que ser desalojado de su hogar en 2021. Sus tres años en la Cámara han costado 17.000 euros en dietas, aparte de que aparece con dedicación exclusiva en el Parlamento en la página de Transparencia, por lo tanto, con sueldo (3.975 euros).

La actividad de Barragán o de Patricia Hernández cae en este mandato legislativo a un año de las elecciones

decoration

Asimismo, en lo más bajo de la tabla figuran Jonathan de Felipe Lorenzo y, muy llamativo por su trayectoria como portavoz, José Miguel Barragán, ambos de CC. El primero cuenta 49 iniciativas y el segundo con 50. Se dice que el portavoz de CC hace mucho trabajo legislativo de fondo y eso le mantiene ocupado, además de que ha intervenido en 105 ocasiones en plenos y comisiones por asuntos planteados por otros parlamentarios, pero ya no se le ve tan activo como en otras legislaturas. Ambos tienen dedicación exclusiva.

Mas casos: los socialistas Lucía Olga Tejera, con 69 iniciativas, y Mauricio Aurelio Roque , con 70, o Lucas Bravo de Laguna, que se presentó con CC y sigue en el Parlamento pero ahora está con su padre, José Miguel Bravo de Laguna, liderando Unidos por Gran Canaria. Solo ha formulado 72 propuestas, de las cuales 64 son para recabar datos y preguntas escritas.

Y la parlamentaria de CC Judit Bayarri, con 73 iniciativas, 58 de datos y preguntas escritas, y únicamente once cuestiones orales en pleno y comisión. Las mismas iniciativas que Jacob Qadri, el único del PP en este listado de cola, quien sin embargo ha registrado 18 proposiciones no de ley.

¿Y que fue de Patricia Hernández? La exvicepresidenta del Gobierno en la anterior legislatura, y que tras salir del Gabinete de Fernando Clavijo se convirtió en el azote del Ejecutivo de CC, en el actual mandato legislativo pasa desapercibida. Cuenta con 142 iniciativas pero, ojo, 130 son petición de datos, muchos relacionados con Santa Cruz de Tenerife donde es concejala del PSOE tras ser desalojada por CC como alcaldesa, y solo tiene ocho preguntas en pleno y tres comparecencias.

El terror del Gobierno

Y por lo alto de este ranking los diputados del PP, Carlos Ester y Fernando Enseñat, se llevan el oro, pero con una estrategia de atorar al Gobierno muy elaborada por este partido. Carlos Ester ha presentado, nada menos, que 1.049 iniciativas, aunque solo en petición de datos y preguntas por escrito se ha convertido en el aguijón del Ejecutivo, pues suman 871 demandas de información.

El número dos en actividad, Fernando Enseñat, ha formulado 912 iniciativas, de las que 464 son preguntas escritas. En un solo día, el 26 de julio de 2019, cuando el Gobierno cuatripartito empezaba su andadura, registró ya una cuarentena de cuestiones escritas, muchas sobre los mismos asuntos pero en lugares distintos de Fuerteventura. Desde el Gobierno se quejan de que el aluvión de peticiones de los grupos de la oposición retrasan su actividad. Pero así es el juego parlamentario.

Y en el listado de élite se posiciona también la periodista Vidina Espino. No ha parado en sus distintas etapas en la Cámara: cuando era portavoz de Cs, cuando lo abandonó y pasó al Grupo Mixto, y ahora que ejerce como un verso suelto de CC. Acumula 900 iniciativas, de las que 221 son preguntas orales en comisiones y 75 en pleno, además de comparecencias y 22 proposiciones no de ley.

A Espino le sigue Socorro Beato (CC) con 867 iniciativas, también muchas de ellas escritas, aunque es una cara incondicional del Grupo Nacionalista en los plenos. Otro diputado que se deja el lomo es Ricardo Fernández de la Puente, de Cs, que comparte el Grupo Mixto con Espino. Ha registrado 848 iniciativas, de las que 468 son preguntas escritas.

En este grupo top ten por encima de las 500 iniciativas también emergen Luz Reverón, Australia Navarro, Juan Manuel García Casañas y Lorena Hernández, todos del PP, además de Beatriz Calzada de CC. Aunque computan multitud de preguntas escritas y petición de datos, como el resto, tienen todos ellos una alta participación en preguntas orales y comparecencias en comisión y en pleno.

¿Y qué preguntan los diputados? De todo

En muchas ocasiones los temas llegan a los plenos desfasados cuando han sido ya publicados en los medios de comunicación. De hecho, aprovechan para blandir páginas de periódicos para afear al Gobierno por alguna noticia en prensa. Además, múltiples preguntas se repiten y se puede dar el caso de que la incidencia del covid, las ayudas por el volcán de La Palma, la dependencia o el convenio de carreteras, por no citar más ejemplos, se cuestione en el mismo pleno reiteradamente por distintos grupos. También hacen numerosas proposiciones no de ley en las que se insta al Gobierno canario o al Estado a que tomen medidas en temas comprometidos. Pero, en la mayoría de los casos, como los mismos diputados han reconocido en los plenos, sus PNL se quedan enterradas en los cajones de las administraciones.

Compartir el artículo

stats