Suscríbete

eldia.es

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Román Rodríguez Rodríguez Vicepresidente y consejero de Hacienda del Gobierno de Canarias y líder de Nueva Canarias

«El pacto logrará en 2023 una mayoría aún más amplia; no tengo duda alguna»

«Yo me siento más comprendido en Bruselas que en Madrid, y ya tengo algo de experiencia», asegura el vicepresidente y consejero de Hacienda del Gobierno de Canarias y líder de Nueva Canarias

Román Rodríguez, en un instante de la entrevista en su despacho de la sede del Gobierno de Canarias.

Román Rodríguez (Gran Canaria, 1956) está convencido de que al ‘pacto de las flores’ le queda por delante mucho recorrido, como poco otra legislatura. El vicepresidente y consejero de Hacienda -en lo institucional- y líder de Nueva Canarias -en lo político- no está menos seguro de que el rival de la «mayoría progresista» en 2023 será un tripartito con PP, Vox y Coalición, que llegado el caso -cree- se «entenderá» con los ‘voxistas’.

«Canarias ya ha iniciado la remontada», dice Ángel Víctor Torres. ¿Canarias ya ha iniciado la remontada?

En términos macroeconómicos y poniendo de referencia el año 20, sin duda. Y las perspectivas para 2022 son halagüeñas, aunque no contábamos con la persistencia de la inflación, ahora intensificada por la guerra de Putin. Pero creo que la economía va a seguir un proceso de recuperación, y su intensidad dependerá de la coyuntura internacional.

Pero está por recuperar el PIB de 2019.

Eso no sería una remontada, sería una superada! Nosotros caímos en la tabla, hablando en términos futbolísticos, a los últimos lugares, y ahora estamos mejorando. La posición anterior a la crisis, en términos de PIB, está pendiente, pero en términos de empleo está conseguida. Cerramos 2021 con más afiliados, con más trabajadores, que nunca en nuestra historia. Es bueno destacar lo positivo, ya otros se ocupan de negativizarlo todo, porque si no, no existirían.

Sí, pero la recuperación del empleo privado es una asignatura pendiente.

Bueno, repasemos las cifras de los ERTE. Es que tuvimos 237.000 trabajadores en ERTE, y ahora tenemos 12.000. Ha mejorado el empleo en todos los sectores. Justamente una de las claves de esta crisis es que el sector público no reaccionó como entonces [en alusión a la crisis financiera de 2008-2014], que fue con austeridad y recortes. Ha sido con políticas expansivas, y por eso esta crisis se ha paliado. Las políticas anticíclicas dicen que en momentos como este toca más presencia pública, y en la medida que vaya recuperándose el sistema económico, el peso del sector privado se recuperará y el del público retrocederá, al menos en términos relativos.

¿Cuánto del presupuesto va a comerse la inflación?

De mantenerse las actuales tasas, podría comerse 400 millones. Deberemos ir tomando decisiones para adaptarnos a las circunstancias.

¿Y de dónde sacaremos ese dinero? ¿Endeudamiento?

Ya veremos. Debemos manejar la situación con mucha precaución. Pero hay una cuestión que creo se va a imponer: se necesitan recursos adicionales de Europa y de España. El impacto de la inflación en la economía, agravada por la guerra de Putin, obligará a una respuesta. Espero que la próxima semana [el Consejo de Ministros del próximo martes decidirá las medidas anticrisis] una de las claves sea esa. Se tienen que habilitar fondos, porque tenemos que mantener abiertos los colegios, los hospitales, hacer carreteras...

Canarias es la envidia de las demás regiones por el control de la deuda y el déficit públicos. Usted calificaba al anterior Gobierno regional de «campeón del cumplimiento»...

... ¿Pero sabe cuál es la diferencia?

¿Cuál?

Que ellos recortaban y nosotros no. Es que cuando había un límite de déficit, ni siquiera cubrían el déficit autorizado, y, sin embargo, el gasto público estaba absolutamente contenido. Hubo una etapa en la que sobraba déficit autorizado pero se recortaba el gasto público. Nosotros no hemos recortado el gasto público, todo lo contrario, es más expansivo que nunca. La cosa no tiene nada que ver. Lo que yo les decía entonces es que no podía ser que recortando gasto público, echando gente a la calle, no fueran capaces de gastarse no ya el 100%, sino un poco más de lo autorizado, como hacían los valencianos, los andaluces y los catalanes. Esa era mi crítica. Eran los campeones del cumplimiento y de los recortes.

Pero hay margen para gastar mucho más. De hecho seguimos cumpliendo las reglas de estabilidad presupuestaria y sostenibilidad financiera, ahora en suspenso.

Pero también hemos sido la comunidad que más ha crecido en gasto público. ¿Eso qué quiere decir? Pues que este Gobierno se ha defendido bien en Bruselas y en Madrid. Eso quiere decir que, sin tocar los impuestos y bajando la deuda, hemos aumentado los recursos disponibles para el sector privado, para la gente vulnerable, para los servicios públicos. Eso se llama defender a esta tierra. Los datos son incontestables: de los 7.000 millones para ayudas directas, recibimos el 16%, cuando nos tocaría el 4,5. En los fondos del React-EU, de los 10.000 millones para España, recibimos el 6,3%, cuando nos tendría que haber tocado, en términos PIB, el 4,2 y en términos de población, el 4,5. Lo que hemos hecho es, frente al endeudamiento propio, captar recursos. Hemos captado muchos recursos del Gobierno de España porque lo hemos defendido en Madrid en las leyes de presupuestos. Otros se han opuesto a las leyes de presupuestos, pues bien. ahí están los datos incontestables. No olvide que pueden venir tiempos peores, y estos dos años lo ponen en evidencia.

De modo que cuando lleguen esos tiempos peores, si llegan, se tirará del endeudamiento.

No le quepa duda. Lo haremos de forma responsable. Además de que pensamos seguir en el Gobierno, y lo tenemos bastante garantizado, con lo que recurriremos a los instrumentos para responder. El gasto en sanidad, por ejemplo, está por encima de lo presupuestado, pero responderemos.

No son ustedes partidarios de bajar impuestos. Pero si hay una región en condiciones de bajarlos, esa es Canarias.

¿Por qué dice eso? Eso significaría hacerles caso a los que no lo hicieron cuando gobernaban; es más, a los que hicieron lo contrario: tanto el PP en España en la anterior crisis, que hizo la subida de impuestos más importante de la historia y habían prometido lo contrario, como en Canarias, donde subieron todos los impuestos.

Lo digo porque la bajada recaudatoria se podría cubrir con endeudamiento, por ejemplo.

Sí, pero el endeudamiento es para siempre, al margen de que eso no impactaría...

... Porque es una crisis de oferta y no de demanda, ¿no?

¡Es una crisis de oferta, no hagamos demagogia! Si yo llego al 5% [en el tipo general del IGIC], dejo de ingresar 500 millones, y si le hiciera caso a esa rebaja fiscal que ellos no hicieron en una crisis tan grave o peor que esta, ¿qué hacemos con el 58% que va a las corporaciones locales? Porque el IGIC es compartido. ¿Qué hacemos? ¿Los dejo de ingresar y, además, se los doy?... Yo soy partidario de intervenir de forma quirúrgica en materia fiscal, de intervenir cuando haga falta, como con el IGIC del material sanitario o en La Palma, donde a los diez días de la erupción ya habíamos limitado prácticamente todos los impuestos. Logramos que los presupuestos de 2020, 2021 y 2022 estuvieran muy por encima de la situación de nuestra economía; apostamos como nunca por los servicios públicos; hemos ayudado a los sectores económicos como nunca; y, además, hemos distribuido más ayudas directas que nadie, más que nunca y en tiempo récord. Eso es así, y por eso el debate sobre el estado de la nacionalidad lo gana el presidente del Gobierno, excepto en lo del Sáhara.

A ello iba. ¿En qué medida el giro de Pedro Sánchez en la cuestión del Sáhara influye en las relaciones de Nueva Canarias con el PSOE?

En la primera oportunidad que tengamos de votar en contra de esa decisión de Sánchez, lo haremos. Y tengo la impresión de que se van a concitar mayorías unánimes frente a esa decisión. Un gobierno en minoría no debe tomar decisiones en política exterior sin tener en cuenta al Congreso, ni a sus socios, ni a la oposición y, ya es terrible, sin ni siquiera informar a otros socios estratégicos, como es el caso de Argelia. Nosotros no vamos a retroceder en los principios y en la coherencia. El Parlamento de Canarias, por una amplia mayoría, le pide a Sánchez que rectifique, que vuelva a la neutralidad.

¿Lo sorprendió que los socialistas no apoyaran la propuesta de resolución de Nueva Canarias sobre el Sáhara?

Creo que hay un gran disgusto en sectores amplios del PSOE. Y también en el Partido Socialista Canario. Yo ya había advertido a los socios del gobierno que aquí nosotros no íbamos a retroceder, porque es una cuestión de principios. Pero ahora no solamente es una cuestión de principios, sino de coherencia: no se puede estar criticando la violación de la legalidad internacional en Ucrania y dándole carta de naturaleza a la violación de esa misma legalidad aquí al lado.

¿Entiendo que echa usted en falta algo más de contundencia en el PSOE canario?

El Partido Socialista Canario es mayor de edad. En este asunto deciden ellos, así como le digo que en las cosas que tenemos en el pacto, cuando entramos en contradicción con el Gobierno de España, estuvieron firmes a nuestro lado, léase producciones cinematográficas o recursos de inconstitucionalidad, que me consta que no gustaron allí. Hubiese sido deseable que todas las resoluciones sobre el Sáhara fueran unánimes, sí, pero esta era difícil para ellos, y lo puedo comprender. Ojo que había gente del PSOE muy obediente, que haberlos haylos, que planteaban votar en contra, y los menos, los más críticos, plantearon la abstención. No olvide que la abstención es un gesto de que ante una situación como esta, en el fondo estás reconociendo que en la otra posición hay legitimidad y razones más que sobradas.

Hay congreso inminente en NC. ¿Tienen cuadros suficientes para el proceso sucesorio?

Por supuesto, más que otros. NC celebra su quinto congreso nacional tras 17 años de historia de un espacio que nosotros denominamos del nacionalismo progresista, del canarismo progresista, que en este quinto congreso no solo se consolida, sino que se fortalece. Constituimos un espacio determinante dentro del canarismo progresista, y nuestra voluntad es consolidar, ampliar y buscar ententes dentro de ese espacio. ¿Sobre qué base? Sobre la base de que Canarias es diferente y de que desde el autogobierno, en el marco del Estado español y de la Unión Europea, tiene que ser entendida y respetada. La Unión Europea y el Gobierno de España tienen que entender nuestras singularidades, y lo primero es respetar el REF.

¿Y la unificación nacionalista? Con CC, vamos.

Es tema abierto. Nosotros no somos los exclusivos representantes de ese espacio amplio que es el canarismo. Pero se tienen que compartir ideas y proyectos. No puede ser que pierdas el poder y digas bajamos todos los impuestos, o decirle a la gente que hay 600 millones de superávit sabiendo que es mentira: hay 400 millones que no se pueden ejecutar porque son recursos para los próximos años. No se puede decir a la gente cosas que no son y cosas que no hicieron. Con ideas y principios estamos dispuestos a compartir con otros para ser más fuertes, para que en Madrid se respeten nuestras cosas y para que en Bruselas sigamos teniendo una posición importante. Yo me siento más comprendido en Bruselas que en Madrid, y tengo bastante experiencia.

Es decir, que no habrá unidad con esta Coalición Canaria.

Con esta dirección política. Creo que con esta dirección política, por lo que yo conozco, no. Le diré algo: estoy convencido de que si en 2023 pueden, se entenderán, de esa manera que lo han hecho otros partidos en España, con Vox.

¿Coalición con Vox?

Estoy convencido, con Vox y con el PP. [José Manuel] Bermúdez lo ha dicho claramente, aunque luego tuvo que matizar, ¿no? Si PP y Coalición sumaran con Vox, que yo creo que no van a sumar, se entienden. Y si no, que desmientan cualquier posibilidad de entendimiento, que se comprometan.

Así que su rival en 2023 sería un tripartito CC-PP-Vox.

Pero no les va a dar. En 2023 habrá una mayoría progresista, con estos mismos actores, más amplia que la que tenemos ahora. No tengo ninguna duda. Nosotros y el Partido Socialista Canario apostamos por ello; también Casimiro Curbelo; y me consta que Podemos también. Los cuatro grupos políticos que conforman esta mayoría hemos expresado nuestra voluntad de continuidad. Y la mayoría que sustenta este Gobierno se ampliará en 2023.

Compartir el artículo

stats