Suscríbete

eldia.es

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Función Pública | Cuenta atrás para la estabilidad

Gobierno e interinos acercan posturas tras más de un año de conflicto laboral

La Administración convoca al comité de huelga para consensuar las bases de los concursos de méritos que haga fijos a más de 3.000 empleados públicos

Protesta reciente de los trabajadores interinos de la Comunidad Autónoma en la capital grancanaria.

El conflicto laboral que enfrenta hace más de un año al personal interino y temporal de la Administración autonómica con el Gobierno regional se encamina hacia una solución si fructifican las conversaciones que mantienen desde hace algunas semanas sindicatos y miembros del comité de huelga con representantes de la Consejería de Administraciones Públicas. Mañana puede ser un día clave ya que Función Pública ha convocado al comité de huelga a una reunión para sentar las bases de los concursos de méritos destinados a estabilizar la plantilla de interinos y que están recogidos en la nueva ley estatal que entró en vigor a finales de diciembre.

Aunque los paros se reiniciaron este mes tras el nuevo preaviso de huelga presentado hasta junio, hay visos de una desconvocatoria de la misma si el Ejecutivo y los sindicatos convocantes del conflicto pactan las bases de los concursos y se garantiza que cubren a los empleados públicos afectados por el abuso de la temporalidad. En el caso de la Administración General de la Comunidad Autónoma esta situación afecta a más de 3.000 trabajadores, la mayoría de ellos personal laboral que no ha consolidado su puesto.

Fuentes cercanas al comité de huelga creen que si se pactan unas bases que ofrezcan seguridad a estos trabajadores se puede dar un respiro al conflicto. Desde que entró en vigor la ley de reducción de la temporalidad en el empleo público el Gobierno central y las comunidades autónomas han perfilado los criterios para su desarrollo, con el fin de que haya una aplicación homogénea de la norma en todo el territorio nacional y en las distintas administraciones. La convocatoria de mañana es el primer paso oficial para explorar la aplicación de la nueva normativa en la Administración autonómica primero con las partes en conflicto y, posteriormente, con todas la fuerzas sindicales en la mesa general de negociación.

El Ejecutivo tiene que publicar las plazas a estabilizar antes del próximo 1 de junio

decoration

La clave de las negociaciones se centran en pactar unas bases que favorezcan a los interinos e indefinidos que llevan más de cinco años ocupando una plaza en la Administración autonómica, que en Canarias son la inmensa mayoría. Asimismo, estas bases, al ser abiertas, también deben evitar el trasvase y la movilidad entre empleados de otras administraciones que quieran optar a estos puestos, un objetivo ya anunciado por el departamento que dirige Julio Pérez. Lo más factible en este caso es primar la antigüedad y la experiencia en el puesto con el fin de que sean los empleados que ocupan las plazas en abuso de temporalidad los que tengan más puntuación en los méritos para quedarse en los mismos. Según la ley estatal, se trata de un proceso excepcional y único que intenta estabilizar al mayor número de interinos posible que acumulen más de tres años de antigüedad en el mismo puesto de trabajo anteriormente a 2016.

La Comunidad Autónoma, igual que el resto de las administraciones públicas afectadas, tiene hasta el 1 de junio para convocar en el BOC las ofertas de consolidación con las plazas a estabilizar y hasta el 31 de diciembre para publicar las bases por las que se desarrollarán los concursos de méritos. Según fija la ley antes del 31 de diciembre de 2024 la interinidad en la Administración pública no debe superior al 8%.

Si el Ejecutivo encauza el conflicto con el comité de huelga allanaría el camino para alcanzar un acuerdo general con todos los sindicatos en la mesa general de negociación, un paso imprescindible para que no haya problemas en los procesos selectivos. Tanto CCOO como UGT y CSIF han respaldado desde el primer momento la ley, lo que ha supuesto una importante fractura entre las centrales.

En el comité de huelga se mantiene actualmente un debate interno sobre la oportunidad que supone los concursos de méritos que recoge la ley o mantener el conflicto mientras no haya garantías reales de que todos los interinos se quedan en sus puestos.

Cabildos y municipios 

Cabildos y ayuntamientos también tienen que encauzar la situación de los empleados que mantienen interinidades en las corporaciones locales. Lo que todavía no está claro es si cada corporación organizará las convocatorias por su cuenta o habrá criterios comunes entre todas. La Federación Canaria de Municipios (Fecam) se encuentra analizando la situación en contacto con la Federación Española de Municipios y Provincias (FEMP), con el fin de fijar bases similares como ha hecho el Gobierno central con las comunidades autónomas. Hay ayuntamientos en Canarias donde más del 80% de su plantilla es laboral o interina y ni siquiera tienen funcionarios suficientes para tramitar las convocatorias a las que les obliga la ley. | R.A.D.

Compartir el artículo

stats