Suscríbete

eldia.es

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Pedro Quevedo remolonea con el escaño que comparte con CC en el Congreso

El diputado de NC busca alargar el cargo hasta final de junio, 27 días más de lo pactado

Pedro Quevedo, diputado de NC, en un pasillo del Congreso. | | J. J. GUILLÉN (EFE)

Comienza la cuenta atrás para que Pedro Quevedo, diputado de Nueva Canarias, ceda su escaño en el Congreso a María Fernández, de Coalición Canaria, según el acuerdo que firmaron ambas formaciones nacionalistas para las elecciones generales de noviembre de 2019. Las condiciones estaban claras: Quevedo ocuparía el cargo 30 meses –dos años y medio­– y Fernández lo haría los otros 18 de la legislatura –un año y medio–. Pero ahora, a menos de cinco meses para que llegue el cambio, surgen las dudas y no cuadran las fechas. Desde CC consideran que la cesión debe producirse a principios del mes de junio, mientras que en NC defienden que lo «lógico» es esperar a que acabe el periodo de sesiones a final de ese mes. Ambos partidos confían en que las partes acaben «cumpliendo» con lo acordado en un primer momento pero lo cierto es que a día de hoy existe una controversia por 27 días.

El texto firmado por los nacionalistas el 8 de octubre de 2019 incluye de forma explícita –en su artículo quinto sobre la composición de las listas electorales– la distribución del tiempo entre diputados pero no establece fechas fijas en el calendario, lo que ha llevado a cada partido a hacer sus interpretaciones. Lo que sí se detalla en el documento es que el cronómetro comenzó a correr con el «inicio de la legislatura» el 3 de diciembre de 2019. Esta fecha y unos conocimientos básicos de aritmética permiten establece el 3 de junio como el día acordado para el cambio, algo que a NC no acaba de convencerle. «El periodo de sesiones empezó en enero y acaba a final de junio, y se debería calcular así porque es así como funciona el Congreso», aclara Quevedo sobre la disyuntiva aunque subraya que «todavía es pronto» para establecer un día concreto.

Desde CC no quieren adelantarse a los acontecimientos pero lo que tienen claro es que todo lo que se pase del 3 de junio será «saltarse el acuerdo firmado», ya que en el texto se habla de «meses absolutos» y no de periodo de sesiones, según explica José Miguel Barragán, portavoz de CC en el Parlamento canario. «Nueva Canarias no nos ha comunicado nada, siempre hablamos de las mismas fechas y si las cambian se estarían apropiando de un mes que le correspondería a María», critica Barragán. Para Fernández tampoco cabe «interpretación» en las fechas del documento y considera que si se quería tener en cuenta las sesiones plenarias tenía que haberse establecido desde «un primer momento». «Si alguna de las partes quiere modificar las condiciones a posteriori tendrá que llevarlo a negociación nuevamente y que estén de acuerdo ambos partidos, pero tampoco creo que sea el momento», explica la también directora de la Gerencia Municipal de Cultura y Deportes del Ayuntamiento de Santa Lucía de Tirajana (Gran Canaria).

Este desacuerdo llega tras dos años de tensiones entre ambas formaciones debido a distintas discrepancias surgidas en el Congreso, una de ellas por las posiciones diametralmente opuestas que mantuvieron frente a los Presupuestos estatales. Por lo que Barragán asegura no «fiarse de NC» ya que, según sus palabras, la agrupación «tampoco ha cumplido el acuerdo al 100%». Y con él coincide Fernández, quien asegura que la formación que preside Fernando Clavijo ha hecho todo lo que está en su mano para cumplir las «promesas electorales» mientras que NC ha actuado por su cuenta evitando «poner en común sus decisiones».

A pesar de las críticas la futura diputada de CC confía en que el reparto del escaño en el Congreso se cumpla de la misma forma que se llevaron a cabo los relevos pactados por NC y CC en su acuerdo de alianza electoral en los ayuntamientos de Gran Canaria de Telde –en junio de 2021– y Santa Lucía de Tirajana –en octubre de 2021–. En ambos municipios los cambios fueron a la inversa, pues correspondió a los regidores de CC ceder el bastón de mando a los representantes de NC. «En política no estamos acostumbrados a que las cosas se cumplan en tiempo y forma, pero así deber ser», añade Fernández.

El presidente de NC, Román Rodríguez, también analizó el pasado sábado el pacto nacionalista tras la reunión de la ejecutiva de su partido en donde aseguró que se «cederá» el escaño tal y como se acordó. El también vicepresidente del Gobierno canario aprovechó el momento para recalcar que la política de CC «va de la mano de PP y Vox en las cuestiones relevantes» y subrayó que al Congreso se va a «defender a Canarias mande Rajoy o mande Sánchez». Preguntado por una posible reedición del pacto en un futuro, Rodríguez admitió que «no ha sido un éxito» pese a que ellos, según afirmó, han cumplido «a rajatabla» lo comprometido en el programa con el que ambos partidos nacionalistas se presentaron a las elecciones generales.

Dejando a un lado las tensiones y la disyuntiva en torno a la fecha del cambio, lo cierto es que a partir de junio, CC contará con dos representantes en el Congreso: Ana Oramas y la propia María Fernández. «Una oportunidad única para las Islas», según Fernández, debido a la aritmética parlamentaria que existe en el Congreso. Y es que la sustitución de Quevedo no deja indiferente ni al Gobierno central ni a la mayoría minoritaria que los sostiene en la Cámara porque el PSOE y Unidas Podemos gana, con el cambio, un voto de oposición si CC mantiene su actitud crítica hacia el Ejecutivo de Sánchez.

A la pérdida de un escaño por la marcha de Quevedo se suma, además, el hecho de que Unidas Podemos mantenga aún sin fecha la sustitución de su diputado por Santa Cruz de Tenerife, Alberto Rodríguez, desde que este perdiera su escaño hace más de dos meses tras ser inhabilitado por el Tribunal Supremo y que ninguna de las personas que le siguieron en su lista electoral contemple por ahora asumir el puesto.

Con este escenario, lo que tiene claro Fernández es que los votos del partido van a ser «determinantes» para sacar adelante muchas cuestiones en lo que queda de legislatura lo que permitirá a las diputadas negociar «para que se haga justicia con Canarias». Y lo mismo piensa Barragán, quien considera que el cambio abre una «nueva puerta de diálogo y negociación» con el Estado que permitirá, según el portavoz de CC en el Parlamento canario, conseguir los objetivos que tiene marcado el Archipiélago en las relaciones entre Canarias y Madrid.

Compartir el artículo

stats