Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

El Gobierno se sacude la responsabilidad del fracaso en la renovación de la RTVC

Pérez achaca la situación a la Cámara: «Los responsables son los grupos parlamentarios»

El Ejecutivo se sacudió ayer la responsabilidad por el fracaso en la renovación de los órganos de gobierno de la Radiotelevisión Canaria (RTVC). El consejero de Administraciones Públicas, Justicia y Seguridad, Julio Pérez, incluso se mostró sorprendido en su primera intervención desde la tribuna de la Cámara ante la interpelación de la diputada del grupo mixto Vidina Espino. El representante del Gabinete autonómico ya dejó claro en esas primeras palabras que en el bloqueo que sufren los órganos de dirección de la RTVC los responsables «son los grupos parlamentarios», que son quienes deben nombrar tanto al director general como a los miembros de la junta de control del ente.

Lo cierto es que así lo establece la ley de RTVC de 2014, la normativa que apartó al Ejecutivo del control de la radiotelevisión pública para dejarlo en manos del Parlamento y a la que Pérez se aferró para interpelar a su vez a los diputados: «Díganme ustedes qué puede hacer el Gobierno». Sin embargo, mientras que el consejero insistía en que el papel del Ejecutivo se ha limitado a aprobar dos decretos leyes para garantizar la continuidad de las emisiones de la tele, precisamente ante la incapacidad de la Cámara para nombrar un director general que acabe con la interinidad de Francisco Moreno como administrador único, la oposición calificaba su discurso de «cínico» justo por desentenderse de lo ocurrido. De hecho, Luz Reverón, del PP, aseguró que si hay un responsable del bloqueo en la renovación de los órganos de la RTVC ese es justamente el Gobierno. ¿Por qué? Porque tanto Reverón como Espino, y también el nacionalista José Alberto Díaz-Estébanez, están convencidos de que detrás del fracaso en las votaciones para nombrar director general y junta de control –el problema esta vez es el rechazo que en Podemos, NC y ahora también en el PSOE despierta el candidato de CC Francisco Pomares– está el control político que el Gobierno ejerce sobre el administrador único. «No quieren junta de control porque no soportan ser controlados», afirmó Díaz-Estébanez; «usan la televisión como si fuera un aló, presidente», agregó Reverón; «quieren mantener el control del ente», dijo Espino.

El bronco debate acabó con un encontronazo entre el consejero y Díaz-Estébanez a cuenta de la fecha de la primera ley sobre la RTVC. El cruce de reproches entre escaños continuó después de que se levantara la sesión de la mañana con el enfado visible de uno y otro.

Compartir el artículo

stats