12 de julio de 2019
12.07.2019
La Gomera

La declaración de Reserva de la Biosfera cumple siete años

Los planes medioambientales puestos en marcha tras la declaración de la Unesco reciben una financiación anual de seis millones de euros

12.07.2019 | 02:00
Bosque de laurisilva del Parque Nacional de Garajonay.

El 11 de julio de 2012, hizo ayer siete años, el Consejo Internacional de Coordinación de la Red Mundial de Reservas de la Biosfera, adscrito a la Unesco, incluía a la isla de La Gomera. Los diferentes hábitats naturales gomeros, especialmente el Parque Nacional de Garajonay, entraban en el listado de los pulmones verdes más valiosos del mundo. La Isla Colombina se convertía en el sexto espacio de Canarias en recibir esta distinción, con la que se reconocían las características singulares de los ecosistemas de la Isla, creando un espacio para potenciar la naturaleza y los bienes patrimoniales. El vicepresidente primero y consejero de Ordenación y Planificación del Territorio, Alfredo Herrera, aseguró ayer al respecto que este paso supuso "la apertura de una nueva forma de entender el territorio y la relación que guarda con la cultura y el patrimonio de un pueblo". Destacó el Plan Estratégico como el documento marco que guía los avances y cumplimientos de los objetivos marcados como territorio Reserva. "En este tiempo hemos pivotado en ocho líneas de trabajo dirigidas a la mejora de la calidad de vida de los habitantes, la diversificación del tejido económico, la conservación del patrimonio natural y la sostenibilidad turística", detalló.

Son más de 6 millones de euros los que anualmente se destinan a medidas que contribuyen a los objetivos relacionados con la Reserva de la Biosfera gomera, partidas que sirven para financiar los programas de mejoras medioambientales, las medidas de recuperación de senderos o la restauración de bancales. Uno de los proyectos más recientes es Plántate, una iniciativa orientada a recuperar los bosques termófilos de La Gomera y que ha permitido la reforestación de más de 2.000 ejemplares de especies propias de este tipo de espacios.

La participación escolar en jornadas comunitarias, así como la posibilidad de que particulares contribuyan directamente, hace que el programa sea una de las acciones más relevantes que se llevan a cabo. Otro de los pilares es la formación con medidas abiertas a toda la ciudadanía y carácter itinerante.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook