«Fiesta y liderato», artículo de Fernando Llombet

Fue una fiesta. Solo que en este deporte, cuando hay algo en juego, únicamente puede ser uno el que termine sonriendo en la celebración.

Se encargó el Club en designar esta fecha para concentrar tantas emociones. Era el partido y coincidió en el mejor momento. El deseo de una pronta recuperación para Levi formó parte de los prolegómenos bien organizados por la entidad. El recuerdo a Pepe Cabrera y el homenaje a ese grupo de jugadores y entrenadores que, tan profesionales como los de ahora, ubicaron sus nombres en la historia del club al conseguir el ascenso a la LEB 2 hace ahora diez años.

 

La mejor entrada de la temporada y el cuarto más acertado de cuantos ha disputado el equipo, con esa serie de ocho triples en diez minutos. Soberbio. El UB se mostró como un equipo serio y bien trabajado, aspectos que le han llevado a estar situado en esa zona de privilegio. Pero cuando el otro es mejor, poco puede hacerse. Los de Alejandro Martínez siguen inmaculados en casa y lo hacen con un poder ofensivo casi insultante.

 

Para completar la fiesta, el sábado se produjo la derrota del Lleida en Menorca. El Iberostar Canarias se queda líder en solitario seguido por los catalanes. Tras este resultado, la cita del viernes en Lleida multiplica la ilusión por la victoria.

 

En esa próxima jornada habrá tres partidos que podrán marcar alguna diferencia más en la clasificación. Al margen del enfrentamiento entre Lleida e Iberostar Canarias, Palencia recibe a Menorca y La Palma a Melilla. Dos salidas nada sencillas para los perseguidores en la clasificación. Habrá que esperar acontecimientos, pero una victoria aurinegra podría sentenciar casi definitivamente su clasificación, al menos, para estar en la Copa del Príncipe en esta temporada.

Deja un comentario en: “«Fiesta y liderato», artículo de Fernando Llombet

  • 11/12/2011 en 19:31
    Permalink

    No cabe duda. El partido del próximo viernes será muy importante para ambos equipos. El correctivo impuesto por Menorca a LLeida producirá un resquemor que intentará limar en su casa. Tenerife se merece organizar esa Copa del Príncipe, aunque muchos vengan a chupar de la piragua, pero seguro que con una buena entrada y pagando hasta el apuntador incluso nos quedará algo para nosotros.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *