La ACB desprestigia la Copa del Rey

.

Permitir que la Comunidad de Madrid, anfitriona de la edición de 2019 de esta competición, imponga la participación de Fuenlabrada o Estudiantes (como equipo anfitrión) cuando ya tienen al Real Madrid clasificado, es una vergüenza absoluta, una falta de respeto al baloncesto español y, en especial, a las aficiones.

No parece digno que dos equipos de la zona baja de la tabla, ocupando la décimo quinta plaza (Fuenlabrada)y la penúltima (Estudiantes), tengan más derechos que Iberostar Tenerife, Manresa o Joventut, que con 8 triunfos y haciendo una más que excelente primera vuelta están entre los ocho primeros.

Si la Comunidad de Madrid paga por organizar la sede y quiere garantizar la participación de uno de sus equipos me parece lógico, pero que estando el Real Madrid impongan la presencia de un segundo plantel, por el ¿mérito? de ser madrileño, se pasa de lo estrictamente deportivo. Porque ese décimo quinto clasificado, que ya encadena 9 derrotas, para nada se merece ser uno de los ocho grandes. ¡ES INJUSTO!

Pero claro, no he leído nada al respecto en los periódicos deportivos de Madrid. Ningún periodista ha elevado la voz para decir que adulteran la fase final de la histórica Copa del Rey metiendo con calzador al décimo quinto. Y no me comparen este caso con el del año pasado, cuando se clasificó el Granca sin acabar entre los ocho primeros. Porque era el equipo de la provincia que organizó el evento. 

Flaco favor hace la Asociación de Clubes de Baloncesto al propio deporte de la canasta con este «sí guana», dejando con la miel en los labios a las aficiones de los equipos que, insisto, sí están haciendo las cosas bien, ocupan puestos entre los ocho primeros. Uno se va a quedar sin el merecido premio siendo octavo. Todo por el «puto dinero», ese que permite poner condiciones a una ACB que solo parece buscar garantizar una sede.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *