Fran Guerra (Melilla Baloncesto), un canario que quiere ascender a la ACB

.

Con la noche del estreno marcada por ambos técnicos como el “único” encuentro de la final, tanto el ICL Manresa como el Melilla Baloncesto lucharán desde hoy mismo por un primer punto con el que comenzar a decantar de su lado la final, todo un reto que llevará tan sólo a uno de ellos a una Liga Endesa que ha ejercido como su ambición durante toda la temporada.

PABLO ROMERO / ÁREA DE COMUNICACIÓN FEB

Han transcurrido nueve intensos meses de competición en los que los 18 equipos de la Liga han opositado al ascenso a la Liga Endesa, un premio que figura ya en las vitrinas del Cafés Candelas Breogán y que tendrá desde esta noche su segunda vía de acceso con la gran final entre ICL Manresa y Melilla Baloncesto.

PRONÓSTICOS: La quiniela de… los capitanes de la LEB Oro

 

ICL Manresa vs Melilla Baloncesto: Un primer punto con el que posicionarse

Ilusión plena. Esas son las dos palabras que acompañan a estas horas a los dos protagonistas de la Final LEB Oro. Unos ICL Manresa y Melilla Baloncesto acuartelados en sus respectivos bunkers a la espera de la hora bruja, unas 21h en las que el Nou Congost se convertirá en el epicentro de los sueños y deseos de dos clubes dispuestos a inscribir su nombre en la próxima edición de la Liga Endesa.

Para ello,deberán ganar tres de los cinco puntos que se pongan en juego en una final dela que su primer punto será el inicio del camino. Así se lo han hecho saber ambos técnicos a sus equipos marcando este primer asalto como si del único partido de la final se tratara. Una cita para la que el aspecto físico será una de las primeras incógnitas tras el quinto encuentro disputado por los de Alejandro Alcoba en la noche del pasado martes y que ha hecho que su tiempo de recuperación sea menor Pese a ello, los melillenses tendrán que tratar de explotar la inercia ganadora generada por ese partido haciéndose fuertes sobre la dirección de Dani Rodríguez, el coraje de Pablo Almazán y la superioridad física del canario Fran Guerra en la pintura.

Por su parte, el equipo de Diego Ocampo llegará con una mayor frescura en sus piernas tras haber sido capaz de cerrar el pase una semana atrás pero, sobre todo, con la confianza y el respaldo que aportarán las gradas del Nou Congost en una noche sumamente importante. Con miles de aficionados respaldando a su equipo, el coso manresano deberá ser esa fuerza extra para un Lluis Costa que ejercerá como el cerebro del equipo o para unos Jordi Trias y Nacho Martín para los que la final supondrá una nueva oportunidad a la hora de retornar a la Liga Endesa.

Eso sí, para ello, y tal y como han recalcado sus técnicos por activa y por pasiva, no habrá otro camino que sea el poder pensar, únicamente, en el partido de este viernes.

J.1: ICLManresa vs Melilla Bto (Viernes 1 -21:00h / Facebook Live)
J.2: ICL Manresa vs Melilla Bto (Domingo 3 – 20:00h / FacebookLive)
J.3: Melilla Baloncesto vs ICL Manresa (Viernes 8 – 21:00h / FacebookLive)
J.4: Melilla Baloncesto vs ICL Manresa (Domingo10 – 12:00h / Facebook Live)
J.5: ICL Manresa vs Melilla Bto (Martes 12 – 20:30h / Facebook Live)

La clave: El equilibrio entre líneas. Han dirigido Lluis Costa y Dani Rodríguez con maestría a sus respectivos equipos yhan hecho mucho daño a sus rivales a través de la fortaleza interior de hombres como Nacho Martín, Jordi Trias o Fran Guerra pero será, quien mejor combine su línea interior-exterior quien logre dar un paso al frente su rival de cara a una final de esas en las que los hombres destacados jugarán un papeld eterminante.

El dato: Dos viejos conocidos de las finales LEB. No son ni mucho menos novatos de las finales LEB Oro unos ICL Manresa y Melilla Baloncesto que saben muy bien lo que es luchar por el ascenso. En el caso de los de Diego Ocampo con dos finales disputadas en unas temporadas 2001/02 y 2006/07 en las que los dos ascensos se ponían en juego en semifinales y en las que tan sólo pudieron culminar el éxito de la promoción con el título liguero en la segunda de ellas.

Por su parte, el Melilla Baloncesto acumula cuatro finales en la última década y dos en los últimos tres años. En las dos primeras la fortuna no acompañó a los de Alejandro Alcoba que sí fueron capaces de certificar un ascenso deportivo no materializado en los despachos dos años atrás.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *