LEB ORO (play-off): El Palencia de Martínez se despide esta temporada del sueño de ascender a ACB

.

El Chocolates Trapa se desconecta en la segunda mitad y despide una temporada atípica

Manresa espera en la final al ganador del Prat-Melilla

Álvaro Muñoz
ÁLVARO MUÑOZ Palencia (EL NORTE DE CASTILLA)

El partido era un fiel ejemplo del poderío en la pintura de los dos equipos.Urko y Nacho Martín creaban el peligro para sus equipos y eran los encargados de llegar las riendas del juego, sobre todo en la faceta anotadora. El intercambio de canastas se sucedía, aunque los palentinos dominaban en el marcador con una renta que rondaba que oscilaba sobre los cinco puntos. Con la igualdad que ha precedido a todos los encuentros de esta eliminatoria, se llegó al final de los primeros diez minutos con una ligera ventaja para los palentinos (22-20).

El segundo cuarto empezó con un fantástico acierto del Chocolates Trapa desde el perímetro. Garrido y Toledo daban la mayor ventaja hasta el momento para los palentinos (siete puntos). Tan solo Nacho Martín, jugador de una categoría mayor, era capaz de mantener a su equipo en el partido, pero un nuevo triple de Garrido obliga a Diego Ocampo a solicitar el primer tiempo muerto del encuentro, que sirvió para reactivar al conjunto catalán, que pico y pala empezaba a reducir la distancia palentina con el acierto de jugadores como Lundberg, Álvaro Muñoz y un imperial Nacho Martín, máximo anotador del encuentro al descanso y al final del partido.

Fueron los peores minutos del Chocolates Trapa, pues cierto nerviosismo se apoderó de los jugadores morados que se reflejó en varias pérdidas de posesión. Esa incertidumbre la aprovecharon jugadores como Gintvainis para poner por primera vez por delante en el marcador a los catalanes. Pero para apagar el arreón del Manresa emergió la figura de Pino, que, con cinco puntos consecutivos, volvía a poner por delante a los morados al filo del descanso (40-39).

Tras el descanso, los palentinos parecían que tenían el encuentro controlado, sobre todo cuando los colegiados señalaron de forma consecutiva una técnica a Diego Ocampo y otra a Trías, que venía buscando la técnica desde el primer cuarto. Los morados, con un triple de Pressley, se volvían a ir de siete, pero Martín, al igual que en Manresa, no dejaba que esa diferencia no superase los 10 puntos psicológicos. Pero hasta aquí dijo Manresa, o mejor dicho, hasta aquí dijo Hamilton, que engrasó su muñeca y empezó a echarse al equipo en ataque a base de triples, que empezaban a sembrar ciertas dudas entre los aficionados palentinos.

Y es que Manresa quería solventar por la vía rápida la eliminatoria, pues una derrota en la cancha palentina serviría para dar un soplo de aire fresco a la moral de los morados, hecho que ya sucedió en la serie contra el Unión Financiera Oviedo. La experiencia de Martín en estos partidos y el acierto de Hamilton fueron determinante para finiquitar un encuentro, que al final del tercer cuarto ya mostraba una ventaja de ocho puntos.

En los últimos diez minutos se vio el ‘quiero y no puedo’ del Chocolates Trapa, que puso el corazón y la garra para intentar igualar un partido que se había escapado en el tercer cuarto. Jordi Trías ponía un más doce a falta de 6:35 minutos para el final. Las uñas entre los aficionados palentinos mermaban, al igual que las fuerzas de los jugadores morados, que se mostraron más erráticos en el tramo final del enfrentamiento. Aún así, el Chocolates Trapa mostró, una vez más su orgullo, al no dejarse ir en el partido con dos triples de Pressley y Pino, dos de los mejores jugadores en el ‘play-off’. A pesar de ese ligero acercamiento en el marcador, los catalanes no temieron por su partido y ya esperan en la final del ‘play-off’ a Melilla o Prat.

Con el pitido final, el pabellón fue un mar de lágrimas de los jugadores y la afición agradeció el esfuerzo y la entrega de los jugadores con una sonora ovación. Con la conclusión de la temporada, el club se centrará ahora en la próxima temporada con el objetivo claro, volver a intentar el ansiado ascenso a ACB.

.

El segundo finalista se decidirá en el 5º partido

 

Espectacular la serie entre CB Prat y Melilla Baloncesto. Un partido para cada uno en cada cancha lleva la semifinal al quinto partido, que se jugará este martes en Prat de Llobregat. Este domingo los catalanes hicieron un partido muy serio para poner el 2-2

Tenía match-ball el Melilla Baloncesto, con saque en el Javier Imbroda, pero el CB Prat se confirmó como un gran restador para recuperar la ventaja de campo y forzar el quinto partido este martes en el Joan Busquets de Prat de Llobregat. Un gran partido de baloncesto, con jugadores como Josep Pérez, Caleb Agada y Emanuel Cate tirando de oficio y contrarrestando al MVP Fran Guerra.

Ya salió mejor el CB Prat con triple de Josep Pérez, mientras que Melilla buscaba a Fran Guerra para hacer daño a Cate en defensa. Un triple de Pablo Almazán ponía el 7-7 y un espectacular mate de Guerra minutos después colocaba el 19-16 con 10 puntos para el pívot canario en el primer cuarto. Marlon Johnson y Caleb Agada salieron muy enchufados en el segundo cuarto para volver a colocarse por delante el partido (23-27 min 13). Tiempo muerto de Alcoba y triple de Edu Durán para tranquilizar a los aficionados del Javier Imbroda. Pero el partido estaba en las manos de Josep Pérez, que con dos triples seguidos ponía el +10 para los de Llobregat (28-38). Volvió a salir a pista Fran Guerra que, junto a Dani Rodríguez, fueron protagonistas de un parcial de 9-2 para llegar al descanso con un 37-40.

En el tercer cuarto el CB Prat volvió a estar siempre un paso por delante, y con Agada y Cate como referentes controlaba el choque. Diego Kapelan, igual que el viernes, intentó una reacción con 4 puntos consecutivos, pero no había continuidad en el juego melillense y los de Arturo Álvarez se iban 50-58 al final del tercer cuarto. Con Fran Guerra mermado ya físicamente, emergió la figura de Emanuel Cate: no sólo en ataque, sino en defensa aguantando a Guerra e intimidando con varios tapones. Alcoba pidió ya ir a la heroica con ventajas cercanas a los 10 puntos durante el último cuarto. Pero el partido era ya de Josep Pérez (brillante en la dirección) y Caleb Agada (acertado en el tiro).

J.1: CBPrat vs Melilla Baloncesto (63-64 /0-1)
J.2: CB Prat vs Melilla Baloncesto (63-59 /1-1) 
J.3: Melilla Baloncesto vs CB Prat (79-75/ 2-1) 
J.4: Melilla Baloncesto vs CB Prat (66-78/2-2)

J.5: Martes –20:30

La clave: La inteligencia de Josep Pérez. Arturo Álvarez planteó un partido con trampas tácticas y con Josep Pérez en pista para decidir el ritmo de juego en cada ocasión. El base anotó en los momentos importantes, buscó a Agada cuando el alero estaba en racha y minimizó el daño ofensivo de Dani Rodríguez.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *