Tenerife
LO ÚLTIMO:
foto del aviso
Venezuela lleva siete días sin carne de vacuno, que ya no se vende leer

CC-PSC solo destinan una persona a investigar el fraude del padrón

La oposición critica la actitud pasiva del consistorio y Sí se Puede y Por Tenerife anuncian que acudirán a los tribunales para denunciar falsedad documental y fraude electoral.
L. C., Santa Cruz de Tenerife
21/jun/13 0:58 AM
Edición impresa

Desinterés y opacidad. Estos dos sustantivos definen la actitud del grupo de gobierno municipal en el escándalo del fraude del padrón, a juicio de la oposición.

Partido Popular, Sí se Puede, Por Tenerife y Ciudadanos de Santa Cruz se mostraron molestos con los escasos avances del consistorio en la prometida investigación sobre los 15.000 chicharreros fantasma del Padrón Municipal.

El concejal del área de Planificación Estratégica, Florentino Guzmán, explicó que habían solicitado "dos veces y por escrito" que un "refuerzo de seis auxiliares para realizar el análisis de los ficheros". Pero la realidad es que dos meses después del decreto en el que se comprometían a realizar una investigación a la mayor celeridad, Guzmán reconoció que solo contaban con un "oficial administrativo" que le dedica dos horas al día, de "seis a ocho de la tarde".

Guzmán apostilló que hasta hoy se habían tomado "más de 15 declaraciones" a personal del ayuntamiento y que había "más de cien horas de grabación por analizar".

Sin embargo, estos avances le parecieron pobres e insuficientes a la oposición. "Se negaron a que hubiera una comisión de investigación política porque iban a ser totalmente diligentes", recordó Asun Frías, de Sí se Puede. Para añadir que era evidente el "desinterés" del gobierno municipal en comprobar "quién es el responsable del fraude".

Por este motivo, Frías adelantó que la semana próxima su partido presentará una denuncia ante la Fiscalía por "falsedad documental" y por "fraude electoral", ya que, aunque no se puede demostrar que los 15.000 habitantes ficticios votaran, sí que es obvio que "el censo electoral era falso".

Guillermo Guigou, de Ciudadanos de Santa Cruz, apuntó que "esos 15.000 fantasmas a lo mejor estuvieron votando" y José Manuel Corrales afirmó: "Se han hecho trampas en el censo y ha habido fraude electoral". En este punto, la concejal de Recursos Humanos, Carmen Delia Alberto, interrumpió la intervención de Corrales para advertirle: "No le voy a permitir esas acusaciones". La edil consideró que el concejal de XTf había "utilizado mal el tiempo verbal".

Por su parte, Ana Zurita, del Partido Popular (PP), manifestó que el grupo de gobierno municipal "tiene pinta de no querer resolverlo, de que nos están escondiendo algo" y se quejó de que les hubiera negado participar "en la investigación".

Frías, además, incidió en la decisión de no destinar personal suficiente en la investigación "no es obra de la Divina Providencia, son decisiones que se toman en esta casa".

Ante esto, no hubo ninguna explicación del grupo de Gobierno, a pesar de que el concejal de Planificación Estratégica reiteró que "la verdad no prescribe".

"La verdad, no, pero los delitos sí", apuntó el edil de XTf José Manuel Corrales, quien se sumó a la intención de Sí se Puede de poner el asunto en manos de la Justicia.

La oposición había entendido que la investigación estaría lista en dos meses, pero la realidad es que está en pañales.

Mararía o cómo dejar pasar el tiempo sin cumplir lo pactado

La comparecencia de la concejal del Instituto Municipal de Asuntos Sociales fue una decepción para toda la oposición. Alicia Álvarez explicó que se había avanzado en el pliego y en las cláusulas del concurso del servicio a domicilio, pero no precisó nada. Apostilló que los "técnicos de los servicios jurídicos" del ayuntamiento habían recomendado que no sacaran el concurso hasta que la Justicia no se haya pronunciado totalmente sobre la situación de las trabajadoras de Mararía. "Se están trabajando formas de contratación, pero no les puedo dar una respuesta porque no la tengo".

La concejala del IMAS apuntó que todos eran "responsables" porque todos votaron a favor de "garantizar" los puestos de trabajo de las exempleadas de Mararía.

Esto provocó el enfado de Asun Frías, de Sí se Puede, que recordó a Álvarez que era ella quien gobernaba. "Si yo estuviera gobernando, esto ya lo habría solucionado, mejor o peor". Frías criticó que se estuviera jugando con las esperanzas de las trabajadoras.

El PP recordó que ellos ya manifestaron sus dudas de que el ayuntamiento pudiera subrogar a las trabajadoras. Una presentación de estas escuchaban y aplaudían a la oposición.

las claves

El concurso de grúas municipales se encuentra en la actualidad en un punto muerto, ya que se hizo una oferta sin publicidad a las empresas del ramo y solo una se interesó, pero se retiró, según informó Carmen Delia González, concejal de Seguridad Ciudadana. "Ninguna empresa se quiere presentar y en cuanto se enteran de la subrogación, se retiran", dijo. Zaida González, edil del PP, culpó al ayuntamiento de no ofrecer datos suficientes en el pliego de contrataciones para que las empresas supieran "si van a tener pérdidas o ganancias". Guillermo Guigou pidió al grupo de gobierno municipal que dejara de "driblar la realidad", porque "ya es hora de que sepamos el cúmulo de errores y nefasta herencia". El anterior alcalde de Santa Cruz fue mencionado en varias ocasiones, pero en especial en el caso del fraude del padrón.