Santa Cruz de Tenerife

Varios padres se sienten estafados por el organizador de un campus de fútbol

Un grupo de padres de niños que han participado durante el mes de julio en el I Campus Santa Cruz, celebrado en el campo de García Escámez, considera que el responsable, Sebastián Plasencia, Chani, "nos ha estafado al no dar lo que nos ofreció por los 120 euros que pagamos". El aludido niega que haya sido así.
J.D. MÉNDEZ, S/C de Tfe.
3/ago/08 1:19 AM
Edición impresa

Un grupo de padres de los 140 niños que han participado durante el mes de julio en el I Campus Ciudad de Santa Cruz de fútbol, en el campo de García Escámez, se sienten "engañados y estafados" por el organizador, Sebastián Plasencia, Chani, al no recibir por los 120 euros que abonaron "lo que ofreció al principio". El afectado niega las imputaciones.

Señalan estas fuentes, que han recogido firmas y presentado escritos ante el Ayuntamiento de Santa Cruz que "todo ha sido mentira tras mentira. Nos repartieron un papel en El Mundialito en el que se anunciaba un campus por todo lo alto, incluso con la presencia del jugador del Barcelona, Samuel Etoo o algún otro en su lugar. Primer engaño a los niños. Ofrecía doce monitores deportivos, dos entrenadores titulados, dos de porteros y un coordinador. Entendimos que al estar avalado por el Organismo Autónomo de Deportes (OAD) y una serie de empresas era interesante inscribir a nuestros hijos, aunque luego ni el apoyo era tal ni las empresas tuvieron nada que ver según nos han comentado en alguna de ellas. Al cumplirse la primera quincena de julio los monitores se quejaron de recibir un cheque sin fondos para cobrar el primer pago. Se fueron todos y acabó el campus con seis, dos de ellos padres de los niños inscritos. Pensamos que este señor nos ha engañado, estafado y timado. Lo que esperamos es que no le pase a nadie más y esta persona no vuelva a organizar este tipo de eventos porque se embolsa un dinero que luego no emplea en lo que promete y eso es lucro. No había botas suficientes para todos y se dejó de dar la merienda recibiendo los niños sólo una botella de agua y un refresco caliente al final de la tarde. Muchos abandonaron el campus porque sus padres temían hasta que no hubiera ni seguro para accidentes. Sólo cumplieron los jugadores del CD Tenerife Moreno, que ejerció tres días de monitor, Cristo Marrero, Culebras, Marc Bertrán, Juanma, Héctor, Alfaro y el entrenador, José Luis Oltra De 140 niños quedaban sólo 83 el martes 29 de julio".

El pasado jueves, durante la clausura, un padre afirma que "este señor me empujó y presenté una denuncia contra él. Ha hecho negocio con la venta de las botas, rifas, cuyo premio dudamos que se cobre, vídeos o CD. Por no hablar de que cobró a una persona con síndrome de Down 30 euros por catorce días, botas aparte, a entre 15 y 25 euros, por correr por el campo con un balón. Y otro niño de cinco años correteaba a su antojo y no participaba en el campus, pero sí pagó religiosamente sus 120 euros".

"A este señor -añaden- habría que haberle pedido un certificado de aptitud psicológica, al estar tratando con niños. Dice que entrenó a los porteros del Chelsea, pero debe ser el Chelsea aficionado del Norte. Este personaje debería estar alejado de por vida de cualquier recinto deportivo".

El OAD.- Jaime Hernández-Abad, concejal de Deportes de Santa Cruz, señaló que "hemos cedido las instalación, nada más. Esta persona nos lo pidió, nos trajo un dossier del campus que había hecho el año anterior en Ofra, en La Laguna, y nos comentó que tenía el aval del Gobierno de Canarias, el Cabildo y numerosas empresas privadas. Creo que hubo algunos problemas, luego solventados y al final salió bien".

La defensa.- Sebastián Plasencia estaba ayer "dolido porque no es justo que algunas personas, pocas porque la mayoría me ha felicitado, me hagan esto. Calificaría el campus de un éxito, aunque no puede cumplir mis expectativas. No sé que lucro voy a buscar cuando me he quedado endeudado por 9.000 euros. Lo de la agresión fue al revés y nos hemos denunciado mutuamente. Estaba en un momento de mucha tensión y ya llevaban tiempo con amenazas y coacciones de que el Cabildo no me iba a dar la subvención. Venía corriendo hacia mí y puse las manos. Le empujé, pero porque venía apegarme. ¿Qué iba a hacer? Quería que entregáramos los trofeos donde él quería. Le entregué un recuerdo a todos los niños; en eso me gasté 3.000 euros. Dinero no he recibido, sé que hay subvenciones del Cabildo y el Ayuntamiento de Santa Cruz, pero no las he cobrado. Etoo no vino por circunstancias ajenas a nosotros, hablé con su representante y se lo dije a todos públicamente. Fue sustituido por el entrenador y jugadores del Tenerife. Los monitores querían cobrar antes de hacer su trabajo y no se fueron todos. Lo del cheque sin fondos es falso. El campus era muy barato y todos los críos tuvieron botas de marca y trofeo final. No todos pagaron porque unos 25 eran de un centro de acogida. No salió como quería, pero sí quede contento y no tengo nada que esconder".