Sucesos

Tres menores muertos en accidentes acuáticos en Canarias en lo que va de año

Las Palmas de Gran Canaria, Europa Press
20/sep/18 9:08 AM
eldia.es

Un total de tres menores han perdido la vida en accidentes acuáticos en Canarias en lo que va de año, después de que este miércoles falleciera un niño, de 5 años y nacionalidad británica, en la piscina de un complejo turístico de Los Cristianos, en el municipio de Arona (Tenerife).

Además en lo que va de año una veintena de niños aproximadamente han sufrido un accidente acuático en el archipiélago dejando como resultado a un menor con lesiones de carácter crítico, otros tres graves y una docena que pudieron ser rescatados, según los datos de la plataforma para la prevención de ahogamientos 'Canarias, 1500 Km de Costa' que auspicia el Cabildo de Gran Canaria.

El primer fallecimiento de un menor en las islas se produjo en enero de 2018 cuando un joven, de 17 años, se bañaba junto a un amigo de la misma edad en la "peligrosa" playa de Bocabarranco, en Telde (Gran Canaria), donde está prohibido el baño de manera permanente. Su cuerpo fue recuperado tres horas después a 150 metros de la orilla, mientras que su amigo pudo salvar su vida gracias a la acción de un taxista que observó lo que ocurría y pudo ayudarle a salir de un mar. "El mar jugaba con ellos como una garrafa de agua vacía", dijo el taxista.

El segundo de los óbitos se produjo el 26 de agosto en Fuerteventura donde un niño, de 6 años de edad y nacionalidad china, pereció cuando se bañaba en la piscina privada de su chalet en el municipio de La Oliva. En este caso indicó que "el menor se encontraba solo en la vivienda" y fue su padre quien, horas después, encontró el cuerpo de su hijo flotando boca acabo en la superficie. El tercer fallecimiento de un menor es el que se produjo este miércoles en la piscina de un complejo turístico en Arona.

Al respecto, apuntó que atendiendo a los casos analizados, la mayoría de los mismos "se produjeron por despiste, imprudencia o negligencia" de sus tutores. En el caso de los accidentes que se produjeron en playas, en la mayoría de los mismos "ondeaba bandera amarilla o roja".

También matizó que se ha detectado un incremento de incidentes en piscinas. En relación con ello, apuntó que seis menores más afectados sufrieron el accidente en piscinas de establecimientos hoteleros, además de en una vivienda particular, y tenían entre 3 y 6 años de edad.

En cuanto a las islas que han registrado incidentes en el agua, con niños como protagonistas, se encuentra Tenerife con nueve menores; Gran Canaria y Lanzarote, con tres cada una, y Fuerteventura con uno. Del total, cinco de los accidentados fueron niñas frente a 15 varones.

Respecto a los meses, indicó que julio fue el que mayor número de incidencias registró, con nueve menores que sufrieron algún percance en el agua, mientras que en enero y abril se contabilizan dos cada mes, y en marzo un afectado.

Finalmente, desde la plataforma destacan como uno de los casos "más llamativos" ocurridos en Canarias y donde se han visto implicado niños este año, el que se produjo a finales de julio en Santiago del Teide (Tenerife) cuando los socorristas salvaron la vida de dos niñas, de 4 y 8 años, respectivamente, tras ser arrastradas por la corriente en playa de La Arena.

En esta ocasión una de las niñas, de 8 años de edad y de origen polaco, se bañaba sola en la orilla mientras sus padres dormían en una hamaca, a 60 metros de distancia de donde se encontraba su hija.

Por ello, la plataforma insiste a los padres o tutores en la necesidad de adoptar todas las medidas preventivas entre la población infantil por su vulnerabilidad en el medio acuático y aconsejando meterse siempre en el agua con los menores porque recordó que "bastan 27 segundos para que un bebé pierda la vida por sumersión y un menor tres minutos".

En el caso de los mayores de 12 años apuntó que siempre hay que tener en cuenta sus dotes de natación, vigilarlos "constantemente y permanecer cerca de ellos con un elemento de flotación a mano" para acudir en su ayuda de una manera "rápida y segura" si fuera necesario, aplicando la norma 10-20 (observarlo cada diez segundos y situarse a una distancia que permita rescatarlo en menos de 20 segundos).