Santa Cruz de Tenerife

Se apropió de 45.500 euros de una empresa de la que ya no era socio

La Fiscalía solicita tres años de prisión para un acusado que se aprovechó de la buena fe de la dueña de una vivienda en Santa Cruz que encargó la realización de diferentes reformas.
Noé Ramón, S/C de Tenerife
10/nov/17 6:06 AM
Edición impresa

D.J.R.S. ha sido acusado por la Fiscalía de Santa Cruz de un presunto delito de apropiación indebida y por ello la próxima semana se celebrará el correspondiente juicio, en el que el Ministerio Público le exige que pague 45.500 euros y cumpla tres años de prisión. La denuncia fue presentada por la propietaria de una vivienda que en el año 2013 contactó con el acusado para que en su condición de socio de una empresa llevara a cabo obras para acondicionar este inmueble, situado en Santa Cruz.

La sociedad elaboró un presupuesto que ascendía a algo más de 88.000 euros, cantidad que, según se pactó, se iría pagando en distintas entregas en función del desarrollo de la obra. De esta manera, la propietaria llegó a desembolsar 69.500 euros, entre junio de 2013 y enero de 2015. Pero lo cierto es que, en el mes de septiembre de 2013, el procesado había vendido sus participaciones de la sociedad. A pesar de ello fue la persona a la que la propietaria entregaba el dinero por ser con quien inicialmente había contactado y debido a la confianza que tenía con él.

Sin embargo, el procesado, tras recibir los 69.500 euros y siendo consciente de que debían dedicarse a la mencionada obra, lo cierto es que tan solo entregó al socio que se encargó de la ejecución de los trabajos 24.000 euros. Por su parte, el resto, el procesado lo incorporó supuestamente a su patrimonio, según la Fiscalía, "con el ánimo de obtener un ilícito beneficio económico".