Sucesos
LO ÚLTIMO:
foto del aviso
La pensión media crece un 3,4% en Canarias en septiembre y se sitúa en 878,76 euros leer

Vecinos de Anaga y guardamontes inmovilizan a un presunto ladrón

Los residentes en Casas de la Cumbre relatan que el hombre, que ha sido detenido, se introdujo en una docena de viviendas y forzó dos coches.
El Día, S/C de Tenerife
22/nov/15 1:27 AM
Edición impresa

Los vecinos del núcleo de Casas de la Cumbre, en la zona de Anaga (Santa Cruz de Tenerife), vivieron ayer una madrugada y una mañana muy agitadas después de sufrir, según refieren ellos mismos, hasta en una docena de robos en viviendas y vehículos.

El episodio se prolongó durante varias horas y finalizó con la detención del individuo, que había sido previamente inmovilizado por varios residentes en el enclave y por miembros de la Unidad de Montes del Ayuntamiento de la capital tinerfeña. Fuentes de la Policía Nacional apuntan que el arresto se debe al robo en una vivienda.

Los hechos comenzaron alrededor de las 2:00 horas de ayer, cuando un hombre de unos 30 años, "alto y muy delgado" -como lo describen fuentes vecinales- fue visto en el entorno de Casas de la Cumbre, adonde habría llegado en un coche de alquiler que, según las mismas fuentes, sustrajo en la playa de Jóver, en el pueblo lagunero de Tejina.

En las horas que siguieron a la primera constatación de la presencia del joven en el lugar, el individuo entró en varias casas valiéndose de un destornillador para forzar las pestilleras. Sobre las 6:00 horas fue visto de nuevo en la plaza anexa a la asociación de vecinos.

Lo sucedido durante ese tiempo se asemejó al juego del gato y el ratón entre el presunto delincuente y sus víctimas, de las que lograba escabullirse cuando era avistado por ellas.

Finalmente, y cuando ya había amanecido -eran aproximadamente las 8:30 horas-, tres vecinos consiguieron reducir al sujeto con la colaboración de los guardamontes adscritos al consistorio chicharrero, a los que habían avisado de la actividad del hombre en la zona. A tenor del testimonio de los afectados, el individuo no tuvo demasiado éxito en sus asaltos, puesto que solo se encontraron en su poder algo de dinero en metálico, varios décimos de loterías y llaves. Aun así, la impresión en el vecindario todavía era palpable a primera hora de la tarde. "Esto nunca había pasado aquí", explicaron a este periódico.