Sociedad
LO ÚLTIMO:
foto del aviso
Dolores Delgado cancela su agenda de esta tarde en Zaragoza leer

El hombre que mató a la mujer en Tenerife pasa a disposición judicial

Las distintas administraciones realizan un minuto de silencio como repulsa al hecho Fernando Clavijo no cree que este asesinato se deba a un fallo del sistema de prevención.
El Día/Agencias, S/C de Tenerife
8/ago/17 6:21 AM
Edición impresa

El presunto autor de la muerte de Ana Belén G.P., una mujer de 38 años natural de La Palma que falleció este fin de semana en Santa Cruz de Tenerife, pasará hoy a disposición judicial acusado de un delito de violencia de género. Desde su arresto, se encuentra en la Comisaría de la Policía Nacional de 3 de Mayo, en la capital tinerfeña, según indicó ayer el subdelegado del Gobierno, Guillermo Díaz Guerra.

Díaz Guerra explicó, en declaraciones a los medios antes de participar en un minuto de silencio para condenar esta muerte, el cuarto asesinato machista en el Archipiélago en lo que va de año. Los agentes de la Policía Nacional se trasladaron hasta la vivienda que "ocupaba" la pareja después de que el 1-1-2 hubiera recibido una llamada sobre las ocho de la mañana de un vecino indicando que había una persona en "muy malas" condiciones.

Una vez en el lugar, los agentes se encontraron a la mujer sobre un colchón, con "signos evidentes" de haber sido agredida, por lo que procedieron a detener a su pareja, un hombre de 39 años natural de Santa Cruz de Tenerife, que se encontraba en el domicilio y cuyas declaraciones fueron consideradas "incoherentes".

El subdelegado indicó que la pareja vivía como ocupas desde hacía pocos días en la vivienda en la que ocurrieron los hechos, situada en la calle El Draguillo, en Barranco Grande, y ambos eran toxicómanos. De hecho, apuntan que la noche antes, ambos habían consumido "gran cantidad de droga" y se está a la espera de la autopsia para determinar qué tipo de sustancias pudo consumir la víctima.

Guillermo Díaz Guerra señaló, además, que no existían denuncias previas de violencia de género y se trata de una pareja sin hijos. En el caso de la fallecida, comentó que no consta un núcleo familiar conocido y tan solo se ha podido contactar con algunos familiares, pero no con sus padres, hermanos o descendientes.

Por su parte, el presidente del Gobierno de Canarias, Fernando Clavijo, apeló a un compromiso colectivo para erradicar la violencia machista a través de la prevención, la educación y el respeto.

El presidente señaló que no cree que este asesinato se deba a un fallo del sistema de prevención y consideró que se trata de personas que "por muchas circunstancias acaban cometiendo este tipo de crímenes". Clavijo insistió en que no hay una "solución mágica" o un protocolo que impida puesto que "en la intimidad de los hogares y las familias esas cosas ocurren".

El presidente remarcó que "no hay ningún sistema en el mundo el que no se den este tipo de casos" y que lo que se tiene que hacer para evitarlo es "comprometerse".

Varias instituciones tinerfeñas, como el Cabildo de Tenerife y el ayuntamiento de Santa Cruz se sumaron al minuto de silencio para condenar este último caso de violencia machista.

En declaraciones a los medios, el vicepresidente del Cabildo de Tenerife, Efraín Medina, indicó que espera que este sea el último minuto de silencio que haya que guardar, asimismo hizo hincapié en la necesidad de educar en la igualdad.

Por su parte, José Manuel Bermúdez, alcalde de Santa Cruz de Tenerife, condenó de forma "enérgica" la violencia machista y trasladó el pésame a los familiares y amigos de la fallecida.

Entre otras instituciones, como el Ayuntamiento de Arona también guardó un minuto de silencio por la cuarta víctima de violencia machista en Canarias en lo que va de año.