Sociedad

El ébola causó 13.000 muertos en África, pero ayudó a la prevención

La enfermedad no solo afectó a la actividad de algunos hospitales sino también al sistema educativo, según Michale M. Koroma.
Efe, Las Palmas
15/nov/16 6:10 AM
Edición impresa

La crisis sanitaria desatada por la epidemia de ébola que afectó a varios países africanos desde junio de 2014 y que hoy se considera "totalmente controlada" causó 13.000 muertes pero sirvió para que la población aprendiera hábitos cotidianos que ayudan a prevenir enfermedades contagiosas.

Así lo destacó ayer en una rueda de prensa en Casa África el director del hospital de la Orden de San Juan de Dios en Lunsar (Sierra Leona), Michale M. Koroma, quien también explicó que la epidemia de ébola en África ha causado 13.000 muertes, de las que 4.000 se han registrado en Sierra Leona y el resto en Liberia y Guinea Conakry.

Koroma, explicó que, en el país donde trabaja, han sobrevivido a esta enfermedad unas 4.000 personas. Sin embargo, han acabado padeciendo algunas de las 23 secuelas físicas que ocasiona esta enfermedad.

Koroma, que es uno de los líderes africanos de la Orden Hospitalaria de San Juan de Dios, distinguida en España con el Premio Princesa de Asturias de la Concordia 2015, afirmó que el ébola no solo afectó a los hospitales, sino que también obligó a paralizar el sistema educativo sierraleonés durante dos años.

Un periodo de tiempo, ha dicho, en el que se han detectado 15.000 embarazos en niñas de entre 13 y 19 años, colectivo de edad en el que se registran 1.800 muertes por cada 100.000 partos.

Con el 70 % de la población en paro, Sierra Leona también ha visto cómo el ébola ha arruinado su economía, ya que muchos inversores y empresas han abandonado el país y regresado a Europa.

El ébola ha tenido consecuencias muy negativas para la vida de los países y regiones donde ha azotado con más fuerza. Sin embargo, esta enfermedad también ha servido para que la población sea más consciente de la importancia de la prevención y de que enfermedades como ésta se pueden superar con hábitos cotidianos de higiene y con el acceso al agua y la luz en los centros sanitarios.

De hecho, Koroma subrayó que "el ébola ha venido muy bien para educar en hábitos de higiene cotidiana y también para entrenar a las plantillas sanitarias con formación continua".