Tenerife Norte
LO ÚLTIMO:
foto del aviso
Fracasa la moción contra el Gobierno francés por su gestión de la protesta de los "chalecos" leer

Inauguran la simbólica avenida de la Mierda en El Mayorazgo

R.S., La Orotava
1/oct/18 6:33 AM
Edición impresa

Gotzon y Unai Cañada viven en una casona rehabilitada de El Mayorazgo, en La Orotava, que lleva casi 18 años aislada en medio de un plan parcial inacabado. Ambos promovieron ayer una curiosa acción de protesta: la simbólica inauguración de la avenida de la Mierda, nombre con el que han bautizado al camino de tierra y piedra que deben utilizar desde el año 2000 para poder acceder a su casa y que en los últimos tiempos se ha convertido en lugar de botellón y de acumulación de excrementos de perros del vecindario.

Este acto pretende reclamar más civismo a los vecinos y solicitar al Ayuntamiento de La Orotava que colabore en la limpieza del camino.

El edil de Urbanismo del Consistorio villero, Narciso Pérez (CC), lamenta la situación, pero insiste en que se trata de un camino privado, "que no puede limpiar el ayuntamiento". Además, Pérez recuerda que los afectados "son también propietarios, en un pequeño porcentaje, del plan parcial de la zona. Y son los promotores privados de la urbanización los que deben concluirla para poner las vías a disposición municipal".

Estos vecinos consideran que, pese a no estar finalizado el plan parcial, el Ayuntamiento villero "sí asume la limpieza de algunas otras zonas cercanas, donde han llegado a organizarse eventos deportivos".

Unai y Gotzon Cañada subrayan que sus problemas se iniciaron cuando entraron en el proyecto de urbanización de toda la parcela: "Nos quitaron el camino de acceso que tenía la vivienda y, desde hace 18 años, tenemos que usar un camino provisional que no reúne las mínimas condiciones".

"Tras interponer varias denuncias en la Policía Local; elevar quejas al Diputado del Común y al Ayuntamiento de La Orotava; mantener reuniones con el gobierno local, e intervenir en varios plenos, no nos ha quedado otra que celebrar un acto artístico, sazonado con humor", explica Unai Cañada.

Pérez insiste en que "estos vecinos son parte de ese plan parcial, son uno de los tres propietarios, y a todos ellos corresponde ejecutar los viarios y las zonas verdes que faltan. Es verdad que su participación es muy pequeña, pero no dejan de ser un propietario más del sector. No son terceros afectados".

"No podemos limpiar la zona de acceso a su vivienda porque no es de titularidad municipal. Cuando los promotores ejecuten esa urbanización y la entreguen al ayuntamiento, entonces sí se podrá actuar y limpiar allí", explica.