Tenerife Norte

Loro Parque declara la guerra al plástico de un solo uso

En unas semanas solamente ofrecerá a los visitantes botellas biodegradables y compostables, y ya cuenta con vasos, cañitas y cucharillas sostenibles en sus restaurantes.
El Día, Puerto de la Cruz
25/sep/18 6:37 AM
Edición impresa

Loro Parque ha puesto en marcha medidas para reducir al máximo el plástico de un solo uso de sus instalaciones. Esta guerra abierta contra el plástico más efímero ha comenzado con la sustitución de numerosos productos por alternativas fabricadas con materiales biodegradables y compostables, "que sí son responsables con el medio ambiente".

El zoo portuense ha anunciado esta semana su compromiso de sustituir todas las botellas de agua de plástico de un solo uso por otras biodegradables y compostables, lo que lo convertirá en uno de los primeros zoos de Europa en tomar una decisión que implicará dejar de producir botellas de plástico como residuos.

En un plazo de "unas semanas" las nuevas botellas biodegradables y compostables estarán a disposición de todos los visitantes.

En los restaurantes del parque ya se han introducido varias opciones sostenibles para reducir progresivamente el uso de plástico, como las cucharas, las cañitas o los vasos de granizada sostenibles, y se continúa trabajando en la búsqueda de más alternativas respetuosas con el planeta.

Los chubasqueros de plástico azul que estaban a disposición de los clientes en el espectáculo de Orca Ocean han sido sustituidos por unos ponchos impermeables elaborados con materia prima orgánica procedente del maíz.

También se han introducido cambios para el personal, como la instalación de dispensadores de agua con bidones retornables y botellas de aluminio reutilizables, así como bolsas de tela en sustitución de las bolsas de plástico que se usaban anteriormente.

Loro Parque Fundación también ha puesto a la venta diferentes artículos elaborados en su totalidad con plástico reciclado (R-PET), y su distribución contribuirá a la sensibilización de los visitantes del parque sobre los efectos del uso de este material. Se trata de cojines, zapatillas, bolsos y mochilas "en cuya fabricación no se ha usado agua ni se ha emitido CO2".

Loro Parque ha decidido tomar medidas tanto en la reducción de las cantidades de plástico que se utilizan en sus instalaciones -eliminando al menos en un 80% el plástico de un solo uso- como en la concienciación y sensibilización de sus clientes.