Nacional
MADRID

Un juzgado investiga insultos y amenazas a Carmena en un 'chat' de policías

Madrid, EFE
20/nov/17 19:46 PM
eldia.es
La alcaldesa de Madrid, Manuela Carmena./Juan Carlos Hidalgo (EFE)

Un juzgado investiga los insultos y amenazas vertidos contra la alcaldesa de Madrid, Manuela Carmena, en un chat integrado por un centenar de policías municipales de la capital, cuyo contenido fue desvelado por un agente que consideró que podrían constituir un delito de odio.

En el chat se llama a Carmena "vejestorio despreciable", entre otros insultos, y se dice: "Lo que es terrible es que ella no estuviera en el despacho de Atocha cuando mataron a sus compañeros".

"Me alegraría si sufriera un accidente y tuviera una muerte agónica", dice otro mensaje escrito en dicho grupo, integrado por más de cien agentes municipales del turno de noche, en el que también se critica y amenaza a La Sexta, sobre todo a la periodista Ana Pastor.

Fuentes municipales han explicado que este asunto se conoció a finales de la semana pasada, cuando un agente denunció ante la Unidad de la Diversidad que el contenido de ese chat podría constituir un delito de odio, y se comunicó a la dirección del cuerpo.

El Ayuntamiento esperará a que haya una decisión judicial al respecto antes de tomar posibles medidas contra los agentes que hayan vertido esos asuntos y amenazas.

Las fuentes han precisado que ese tipo de mensajes son "terribles" y preocupa enormemente "que un agente pueda estar enarbolando un discurso de odio, cuando su función es la de proteger a todo el mundo, independientemente de su origen, etnia, ideología, etcétera".

"Tenemos la absoluta convicción de que este tipo de actitudes son minoritarias dentro de Policía Municipal y no podemos dejar que la actitud y comportamiento de determinados individuos manchen la imagen de un cuerpo que desempeña una labor imprescindible en la ciudad, un cuerpo en el que la discriminación y el delito de odio no cabe en ningún caso", han añadido las fuentes municipales.

Manuela Carmena (Ahora Madrid) no ha querido hacer declaraciones sobre este asunto cuando los periodistas le han preguntado al respecto, pero sí lo han hecho desde varios partidos políticos de ámbito local y estatal, que han condenado los insultos y mostrado su apoyo a la alcaldesa.

En su cuenta de Twitter, el secretario general del PSOE, Pedro Sánchez, considera "intolerable" que se hayan lanzado esos insultos y amenazas contra la regidora y respalda que los autores de dichas palabras sean investigados.

El secretario de Organización de Podemos, Pablo Echenique, ha calificado "muy graves" los comentarios, ha apelado a "no manchar" el buen trabajo de las fuerzas policiales por el "comportamiento de un grupo de descerebrados" y ha expresado su deseo de que se emprendan las acciones judiciales pertinentes por este caso.

El concejal de Economía y Hacienda del Ayuntamiento de Madrid, Carlos Sánchez Mato, ha considerado que esos policías municipales "se califican por sí solos".

La portavoz de Ciudadanos en el Ayuntamiento de Madrid, Begoña Villacís, ha mostrado en Twitter su "rechazo" a estos insultos y ha escrito: "No creo en insultos ni en escraches, nosotros lo tenemos claro".

El secretario general de CCOO en la Policía Municipal de Madrid, Emiliano Herrero, ha explicado que la denuncia la interpuso un delegado de su sindicato.

Antes de comunicarlo a la Unidad de Gestión de la Diversidad del Cuerpo, que trasladó la información a la fiscalía, el agente denunciante recriminó su actitud a los otros policías, que en lugar de retractarse le profirieron "intimidaciones y amenazas, algunas de muerte", según Herrero.

Por ese motivo, interpuso la denuncia y la ratificó en el Juzgado de Instrucción número 49 de Madrid el viernes pasado.

El chat se había creado para hablar de problemas salariales del turno de noche, pero los agentes señalados "degeneraron su contenido".

"Son casos aislados e indeseables en el cuerpo y hay que depurar responsabilidades y evitar que se difundan mensajes homófobos en el colectivo", ha zanjado el responsable en la Policía Municipal de CCOO.

MADRID