Nacional
BARÓMETRO CIS

Se triplica la preocupación ciudadana por la independencia de Cataluña

Madrid, EFE
5/oct/17 11:47 AM
eldia.es
Salamanca./JM García (EFE)

La preocupación de los ciudadanos por la independencia de Cataluña se ha triplicado en los últimos dos meses, según el barómetro del Centro de Investigaciones Sociológicas (CIS) de septiembre, en el que el 7,8 por ciento de los encuestados lo señala como uno de los tres principales problemas del país.

El barómetro del CIS, que se conoce cuatro días después del referéndum ilegal del domingo en Cataluña, fue elaborado entre el 1 y el 10 de septiembre coincidiendo con la aprobación en el Parlament de las leyes que sirven de base para el proceso de independencia.

En la anterior encuesta del CIS, la independencia de Cataluña era una de las tres principales preocupaciones de los ciudadanos para un 2,6 por ciento de los españoles, más del doble que un mes antes, y ahora es citado por tres veces más, un 7,8 por ciento.

Otro dato significativo de la encuesta de septiembre es el espectacular aumento de la preocupación por el terrorismo internacional, que ha subido hasta el 15,6 por ciento, 11 puntos más que en agosto (4,2), justo después de los atentados de Barcelona el pasado 17 de agosto.

Junto a la preocupación por la independencia de Cataluña entra en la lista de principales problemas la preocupación por la falta de acuerdo y la inestabilidad política, citados por un 2,7 por ciento, y los nacionalismos en genérico, por un 1 por ciento.

El problema número uno para los españoles sigue siendo el paro -citado por el 69,5 frente al 70,6 por ciento en agosto-, seguido de la corrupción, que continúa su senda descendente y pasa del 45,3 de la anterior sondeo al 38 por ciento.

En tercer lugar se sitúan los problemas de índole económico que suben casi dos puntos hasta el 21,7 por ciento, seguidos de los políticos con un 20,7 -21,8 en agosto-.

Ya en quinto puesto se sitúa el terrorismo internacional con un 15,6, la sanidad (9,7), la educación (8,4), los problemas sociales (7,9) y en noveno lugar, Cataluña con el 7,8 por ciento, por delante de la calidad del empleo con un 7,5.

Como en todos los barómetros, el CIS pregunta por el modelo territorial y los sentimientos de pertenencia de los encuestados.

Sólo un 6,2 por ciento de los ciudadanos no se sienten españoles y afirman sentirse únicamente de su lugar de procedencia, y un 10,6 por ciento adicional aseguran sentirse más de su tierra que españoles.

Son cifras que rebajan el sentimiento de desapego hacia España registrado en la anterior encuesta, cuando sólo se sentían de su comunidad el 6,8 por ciento de los encuestados, mientras el 11 por ciento se veían más de su autonomía que españoles.

Además, un escaso 9,6 por ciento aboga por un Estado "en el que se reconociese a las comunidades autónomas la posibilidad de convertirse en Estados independientes".

El porcentaje es parecido al del mes de julio, cuando el 9,9 aceptaba reconocer la facultad de independizarse a las comunidades autónomas.

El muestreo de septiembre revela que una mayoría del 36,8 por ciento apuesta por un Estado con comunidades autónomas "como el actual" mientras que un 18,9 por ciento aboga por un único Gobierno central sin autonomías.

Como detalle curioso, uno de cada tres votantes del PDeCAT apuesta por modelos territoriales para España que no incluyen el reconocimiento de la independencia de una comunidad autónoma, fórmula que sí es respaldada por el 65,7 por ciento de los votantes de esta formación.

El porcentaje de independentistas entre los votantes del PNV es significativamente menor, sólo un 18,2 por ciento, mientras que la mayoría 54,5 por ciento se muestra de acuerdo con el actual Estado autonómico y el 22 por ciento prefiere uno en el que las comunidades disfruten de mayor autonomía.

Por el contrario, casi la totalidad de los votantes de ERC, el 94,1 por ciento, muestra su predilección por reconocer a las comunidades la posibilidad de independizarse, y tan sólo el 5,9 por ciento se queda con unas comunidades con más autonomía.

En cuanto a los votantes de Podemos, tan sólo el 15,3 por ciento está de acuerdo con un Estado que reconociese a las comunidades autónomas la posibilidad de convertirse en estados independientes.

Pese al aumento de la preocupación por la situación en Cataluña y por la inestabilidad política, baja medio punto los españoles que creen que la situación política es "mala o muy mala" que, sin embargo, siguen sumando un 70,5 por ciento.

Solo un 2,9 califican la situación de "buena o muy buena" y un 23,1 la ve regular.

Eso sí, a un año vista el pesimismo se incrementa. Aumentan tres puntos los que creen que la situación política irá a peor -25,5- frente a un 11 por ciento -12,8 en agosto- que creen que mejorará.

Algo más optimistas se muestran los españoles cuando se les pregunta por economía.

Suben ligeramente los que creen que la situación económica es "buena o muy buena" -7,1- aunque siguen siendo amplia mayoría -51,6- los que la califican de "mala o muy mala".

Pocas variaciones pensando en el futuro. Un 25,1 por ciento de los encuestados considera que la economía mejorará, un 44,1 cree que estará igual y un 16,9 que empeorará.

BARÓMETRO CIS