Nacional

La marcha abertzale en Bilbao acaba sin incidentes y sin alocuciones de ANV

Antes del inicio de la manifestación, la Ertzaintza dio cumplimiento a la orden del juez Grande-Marlaska, quien por la mañana pidió a la Policía vasca que requiriera al convocante de la misma el nombre de la persona que pronunciaría la alocución final y que impidiera tomar la palabra a cualquier miembro de ANV.
EFE, Bilbao
23/ago/08 1:59 AM
Edición impresa

La izquierda abertzale se manifestó ayer por las calles de Bilbao sin que se produjeran incidentes y sin alocuciones finales a cargo de representantes de Acción Nacionalista Vasca (ANV), aunque algunos de ellos tomaron parte en la marcha.

Antes del inicio de la manifestación, agentes de la Ertzaintza dieron cumplimiento a la orden del juez de la Audiencia Nacional Fernando Grande-Marlaska, quien pidió a la Policía vasca que requiriera al convocante de la misma el nombre de la persona que pronunciaría la alocución final y que impidiera que tomara la palabra cualquier miembro de ANV.

Finalmente, la manifestación partió con quince minutos de retraso sobre la hora prevista (12:15) de la plaza Moyúa de Bilbao precedida por una ikurriña de grandes dimensiones y una pancarta con el lema en euskera "Stop al estado de excepción".

Varias patrullas de la Ertzaintza y algunas unidades de la Policía municipal de Bilbao vigilaron en todo momento el transcurso de la manifestación, que discurrió sin incidencias hasta el final del recorrido en el Ayuntamiento de Bilbao, que ayer celebró el día grande de sus fiestas.

Durante la marcha, los manifestantes lanzaron proclamas en favor de la ikurriña y en contra de la bandera española, reclamaron la amnistía de los presos etarras y pidieron su acercamiento a cárceles del País Vasco, entre otras reivindicaciones.

Portaban la pancarta las ex concejalas de Euskal Herritarrok (EH) en Bilbao Arantza Urkaregi -ahora dirigente de ANV- y Marta Pérez, y el histórico dirigente de Herri Batasuna Tasio Erkizia. También participaron en la marcha las abogadas de la izquierda abertzale Jone Goirizelaia y Arantxa Zulueta.

A mitad de recorrido, Erkizia realizó unas declaraciones a los periodistas en las que denunció la "situación antidemocrática" que, a su juicio, vive Euskadi, y anunció que la izquierda abertzale "seguirá adelante a pesar de todos los jueces y políticos".

Además, Erkizia acusó a los dirigentes del PNV de "decir mentiras sobre la izquierda abertzale" y criticó que los representantes de Batasuna que participaron en las conversaciones de Loyola "estén en la cárcel" mientras que "a Josu Jon Imaz se le premia con la dirección de Petronor".

La parte final de la convocatoria se desarrolló frente al Ayuntamiento de Bilbao, donde varias patrullas de la Ertzaintza con material antidisturbios vigilaron que los organizadores respetaran el mandato judicial que impedía tomar la palabra a representantes de ANV.