Santa Cruz de Tenerife
LO ÚLTIMO:
Guardia Civil y Mossos disparan a un hombre que gritaba en árabe "Alá es grande" leer

Zapatero ofrece "respeto y lealtad" a Rouco y le reclama el mismo trato

La vicepresidenta del Ejecutivo, Fernández de la Vega, calificó la reunión de "positiva", la primera en la actual legislatura entre el jefe del Gobierno y el presidente de la Conferencia Episcopal. El arzobispo de Madrid se mostró molesto por el modo en que fue convocado a La Moncloa, dijeron fuentes eclesiales.
AGENCIAS, Madrid
2/ago/08 2:01 AM
Edición impresa

El presidente del Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero, ofreció "respeto y lealtad" al presidente de la Conferencia, Episcopal (CEE), Antonio María Rouco Varela, durante el encuentro que mantuvieron ayer en La Moncloa. Zapatero reclamó "reciprocidad" a la Iglesia. Es la primera vez que ambos líderes se ven las caras en la presente legislatura.

La vicepresidenta de Ejecutivo, María Teresa Fernández de la Vega, calificó la reunión de "positiva" y explicó que este tipo de encuentros son de "obligada cortesía institucional", sobre todo cuando se trata de "dos personas que acaban de ser reelegidas en sus respectivos cargos". El arzobispo de Madrid se ha caracterizado en los últimos meses por sus duras críticas a la gestión socialista, tanto en los proyectos de implantar la asignatura Educación para la Ciudadanía como el de la reforma de la Ley de Libertad Religiosa -que garantiza el pluralismo en materia de creencias y la libertad de conciencia-, la revisión de la ley del aborto y el espinoso asunto de la eutanasia.

A pesar de estas reticencias, la entrevista, según De la Vega, permitió repasar "con normalidad democrática" las relaciones institucionales entre el Gobierno y la jerarquía católica. "Hablaron, y mucho, de la próxima visita que el Papa realizará a España; el presidente le ha ofrecido al cardenal Rouco el apoyo logístico necesario para que dicha visita sea un éxito".

Benedicto XVI viajará a Madrid en 2011 con motivo de la Jornada Mundial de la Juventud. "Rouco Varela -añadió De la Vega- cuenta con el respeto del Gobierno porque la Iglesia Católica representa a millones de fieles en el país; también cuenta con nuestro agradecimiento por la generosa labor social de miles de personas que trabajan en su seno, que levan a cabo una labor encomiable y que viven muchas veces en situaciones de verdadera precariedad".

Durante la reunión, que duró una hora, se abordaron otras cuestiones, como el de la reforma de la Ley de Libertad Religiosa. "Hemos informado al cardenal de las líneas generales por las que va a transcurrir la reforma, y volveremos a hablar con ellos cuando se establezcan las medidas concretas que queremos adoptar".

Tras la entrevista, la Conferencia Episcopal emitió un comunicado en el que asegura que la reunión transcurrió en "un ambiente de cordialidad".

El cardenal, molesto

Por su parte, el cardenal arzobispo de Madrid se mostró molesto por el modo en que fue convocado a La Moncloa para entrevistarse con el presidente del Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero, según informaron fuentes eclesiales.

Las mismas fuentes explicaron que el presidente del Episcopado esperaba, desde la victoria del PSOE en las elecciones del 9 de marzo, un encuentro con Zapatero. Sin embargo, el Gobierno convocó a Rouco Varela justo antes de iniciar sus vacaciones, cuando pensaba que ya no se celebraría hasta septiembre.

Además del modo de la convocatoria, este encuentro fue "muy diferente" al que mantuvieron el obispo de Bilbao y ex presidente de la CEE, Ricardo Blázquez, y Zapatero en 2005, cuando el Ejecutivo y la CEE emitieron un comunicado conjunto.

En este caso, la vicepresidenta primera del Gobierno, María Teresa Fernández de la Vega, informó de la reunión en la rueda de prensa posterior al Consejo de Ministro, mientras que los obispos emitieron un breve comunicado.