Santa Cruz de Tenerife

CiU tumbará los presupuestos si no hay acuerdo de financiación autonómica

El portavoz de CiU en el Congreso, Josep Antoni Duran i Lleida, realizó esta advertencia al jefe del Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero, durante la entrevista que ambos mantuvieron ayer en La Moncloa, e invitó al PSC a imitar su posición "por coherencia", votando incluso contra el proyecto de presupuestos.
AGENCIAS, Madrid
29/jul/08 7:06 AM
Edición impresa

El portavoz de CiU en el Congreso, Josep Antoni Duran i Lleida, advirtió ayer al jefe del Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero, de que no contará con el apoyo de su grupo a los Presupuestos Generales del Estado de 2009 si éstos no recogen un nuevo modelo de financiación autonómica que respete el Estatut.

"No habrá presupuestos si no hay nueva financiación para las Comunidades Autónomas", subrayó Duran i Lleida en rueda de prensa tras reunirse durante unas dos horas en la Moncloa con Zapatero.

Duran, que inició la jornada de contactos parlamentarios del presidente del Gobierno, invitó al PSC a imitar la posición de CiU "por coherencia", votando incluso contra el proyecto de presupuestos, ya que el Estatuto de Cataluña es ley y establece que el modelo de financiación autonómica debe estar en vigor en 2009.

El dirigente de CiU asume que el 9 de agosto -fecha prevista en el Estatut para contar con un acuerdo básico para la financiación catalana- no habrá un nuevo modelo, pero cree que, más importante que la fecha concreta, es cerrar el sistema antes de que acabe el año para incluirlo en los presupuestos.

Zapatero analizó con Duran la situación económica, pero no convenció al dirigente catalán, que le volvió a reclamar que tome medidas a corto plazo, como la reducción del impuesto de sociedades, y que se reediten los Pactos de la Moncloa, suscritos en 1977 por todas las fuerzas políticas para superar la crisis.

Según explicó el portavoz de CiU en el Congreso, Rodríguez Zapatero "no ha sido receptivo" a sus propuestas.

Sí mostró su satisfacción al jefe del Ejecutivo por los acuerdos que en materia de lucha antiterrorista y justicia alcanzó la semana pasada con el líder del PP, Mariano Rajoy.

La renovación del Consejo General del Poder Judicial (CGPJ) y del Tribunal Constitucional, que se cerrará en septiembre, pone fin a una situación "vergonzosa", atribuible especialmente al PP, según Duran.

En este contexto reclamó a Zapatero que el nuevo CGPJ respete los principios de profesionalidad y pluralidad y que "sensibilidades como las que representa CiU puedan estar presentes" en el órgano de gobierno de los jueces.

Sin haber llegado a ningún acuerdo, Durán se mostró "optimista" en este punto.

En cuanto a la lucha contra el terrorismo, celebró el acuerdo con el PP porque no excluye al resto de fuerzas políticas.

Aprovechó la reunión además para felicitar al Gobierno y a las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado por las últimas operaciones contra la banda terrorista ETA.

Inflexible ante el PNV

Por otra parte, Zapatero se mostró ayer inflexible en todo lo concerniente al recurso judicial para impedir la consulta popular impulsada por Ibarretxe y aprobada por la mínima en el Parlamento vasco.

Zapatero rechazó la petición del PNV, que, a través de su portavoz parlamentario, Josu Erkoreka, le reclamó que retirase la petición cautelar de suspensión del referéndum, acordada por el Tribunal Constitucional a petición del Ejecutivo, mientras la corte resuelve sobre el fondo del recurso. Zapatero dejó claro que esa decisión ya es inamovible.

El diputado vasco calificó de "ventajismo" legal la posibilidad que tiene el Gobierno de paralizar cualquier ley autonómica mientras el Constitucional resuelve el conflicto. Cree que es un medida de dudosa constitucionalidad, "excepcional y extraña al sistema", un "privilegio procesal" que "bloquea la capacidad legislativa" de las comunidades autónomas. Erkoreka admitió que se trata de un desacuerdo político que puede complicar futuros pactos en el Congreso.

Erkoreka se mostró algo más satisfecho con las aclaraciones que Zapatero le dio sobre los principios en que se basa el acuerdo antiterrorista sellado entre el presidente y el líder del PP, Mariano Rajoy. Según Erkoreka, el jefe del Ejecutivo le aseguró que nunca confundirá entre partidos políticos nacionalistas y terrorismo y que nunca establecerá vínculos entre esta ideología y la lucha contra ETA.

Asimismo, comentó que Rodríguez Zapatero no entiende que el pacto excluya un "fin dialogado" de la violencia si antes ETA anuncia el abandono definitivo del terrorismo.