La Laguna
LO ÚLTIMO:
foto del aviso
Rivera pide a Calviño que explique si empleó una sociedad instrumental para evadir impuestos leer

José Alberto Díaz: "No existe sobre mí una condena"

El alcalde lagunero acusa a la oposición de buscar "la destrucción del adversario" en los tribunales al no lograrlo ni en las urnas ni presentando una moción de censura.
El Día, La Laguna
11/abr/18 6:17 AM
Edición impresa
José Alberto Díaz: "No existe sobre mí una condena"

El alcalde de La Laguna, José Alberto Díaz, defendió ayer que no pesa sobre él ninguna condena y que su llamamiento a declarar el próximo lunes responde a las maniobras de la oposición. "Los grupos municipales de Ciudadanos, Unidos se Puede y Por Tenerife-Nueva Canarias han solicitado hoy [por ayer] mi dimisión. Aunque resulta una obviedad insistiré en lo obvio. No estoy procesado. No pesa sobre mí ninguna acusación. Por supuesto que no existe una condena judicial. He sido llamado a declarar en las diligencias previas que está practicando el Juzgado de Instrucción número 2 de La Laguna", manifestó el regidor local.

En una comparecencia tras el posicionamiento de la oposición, Díaz defendió su actuación en torno a las grúas, y recordó que la semana pasada ya manifestó su postura: "Acatamiento de las decisiones judiciales, plena voluntad de colaborar con la justicia y una absoluta convicción en que en la gestión del servicio municipal de grúas se ha actuado desde el más riguroso respeto a la legalidad vigente y en beneficio de los ciudadanos de La Laguna". Y continuó: "Hoy nada ha cambiado: simplemente el juzgado ha señalado la fecha de mi declaración, que será el próximo lunes. Por tanto, no tengo más que añadir sobre lo realmente importante. Repito simplemente que soy un demócrata, que creo en la separación de poderes como base constitucional de nuestro ordenamiento político y en el principio de presunción de inocencia".

Díaz también se detuvo en que la situación actual tiene detrás a los partidos de la oposición. "Los que quieren presentar esto como una condena judicial no solo demuestran una ignorancia palmaria, sino una evidente mala fe cargada de cinismo", mantuvo. "Sobre todo cuando entre sus compañeros y aliados políticos no son pocos los casos de cargos públicos que no han dimitido pese a haber declarado en calidad de investigados ante los tribunales. Con una diferencia: en sus reglamentos internos, partidos como Podemos o Izquierda Unida establecen que basta con ser llamados judicialmente a declarar para estar obligados a presentar la dimisión. En el mío, no".

En la misma línea, el político nacionalista apuntó que considerar que una declaración judicial, "como testigo o investigado, prejuzga la inocencia o la culpabilidad de un cargo público o de un ciudadano cualquiera es jurídicamente un disparate y políticamente, una indignidad". "Pero hay fuerzas y dirigentes políticos dispuestos a cualquier indignidad para destruir al adversario. Fuerzas y cargos políticos que, como no ganaron las elecciones en La Laguna, intentaron infructuosamente articular una moción de censura. Y posteriormente, como tampoco consiguieron materializar la moción de censura, pretenden ahora la destrucción del adversario en los tribunales. No lo van a conseguir", afirmó.

Por último, el alcalde indicó que facilitará toda la información que se le pida, así como que continuará trabajando sin distraerse de su labor en el ayuntamiento.

Unid@s se Puede (USP) anunció ayer que ha decidido promover una moción de urgencia para el pleno de mañana. Según indicaron los concejales Rubens Ascanio e Idaira Afonso, en el texto pedirán la dimisión del alcalde y la "regeneración de la vida política municipal".

También compareció el líder de Por Tenerife-Nueva Canarias (XTF-NC), Santiago Pérez, que apuntó que apoyará la iniciativa, aunque añadió que Díaz "no se va a ir ni con agua caliente" y que la vía sería la presentación de una moción de censura. "Es inexplicable que para el PSOE lo que sirve en Madrid no valga en La Laguna", dijo en un parangón con lo ocurrido con Cristina Cifuentes (PP) en la Comunidad de Madrid.

Por su parte, Teresa Berástegui (Cs) exigió que el regidor local dimita o que, en otro caso, el PSOE el retire el apoyo. Desde el Partido Popular (PP), el edil Antonio Alarcó defendió el respeto de los "tiempos", y añadió que el consistorio necesita "un tiempo nuevo".

El PSOE, a la espera de lo que diga su cúpula

La primera teniente de alcalde lagunera, Mónica Martín, apuntó que desde el Partido Socialista (PSOE) actuarán siguiendo "las directrices que establezcan democráticamente los órganos competentes del partido". "Como lo hemos hecho siempre, atendiendo al interés general de los vecinos de La Laguna", añadió la concejala, que también expresó el "absoluto respeto a las actuaciones y decisiones judiciales". Desde luego, nuestra posición no puede ser otra que la coherente con la línea marcada en estos casos por el PSOE a nivel nacional y regional. La dirección del partido a escala regional conoce y sigue el caso", dijo.