Santa Cruz de Tenerife
LO ÚLTIMO:
La empresa Invacare, que dirige una prima de Puigdemont, se va de Cataluña leer

La Policía Local levantó el pasado año 1.268 actas sancionadoras por drogas

El hachís, con un 80,44%, es la sustancia que ocupa el lugar más destacado, seguida de la cocaína, con un 11,74%. El importe de las sanciones se dirigió a medidas rehabilitadoras por medio de programas y a la dotación de medios materiales y humanos a Seguridad Ciudadana o sustituciones por colaboraciones.
D. BARBUZANO, La Laguna
29/jul/08 7:06 AM
Edición impresa

La Policía Local de La Laguna levantó el pasado año 1.268 actas por drogas, que se convirtieron en otros tantos expedientes sancionadores que instruye directamente Seguridad Ciudadana y Movilidad del Ayuntamiento lagunero, según la memoria de dicho servicio.

Tras la comunicación previa a la Junta Local de Seguridad el 9 de febrero de 2006, fue en el segundo semestre de ese año en el que el Ayuntamiento de La Laguna se convirtió en el primero en todo el Estado que hizo uso de una competencia que asume por defecto la Subdelegación del Gobierno.

En el momento de elaborar la Policía Local la memoria contaba con datos de los resultados del análisis de 1.048 expedientes y le faltaban por examinar 220 expedientes.

De los resultados revisados la mayor cantidad de sustancia intervenida corresponde al hachís, con un 80% del total (843 expedientes), seguida de la cocaína, con un 11% (123 actas), y marihuana, con un 4,29% (45 actas). En menor cantidad aparecen las pastillas de éxtasis (1,34%), la heroína (0,95%), el crack (0,86%) y otras pastillas (0,38%).

Aumento en el consumo

Con relación al año 2006 se han instruido 514 expedientes más, puesto que en dicho año las actas remitidas por consumo y tenencia de drogas fueron 754.

Lo más importante de la instrucción de estos expedientes por el Área de Seguridad Ciudadana y Movilidad es que se lleva el procedimiento completo, con lo cual, al tener la información, se puede reducir la percepción de inseguridad que provoca el consumo y transacción de droga en los lugares públicos.

Se aporta información a los servicios sociales municipales para programas de drogodependencias y se dispone del mapa de conflictividad social.

Además, en muchas ocasiones los padres tienen conocimiento de que sus hijos han tenido algún contacto con el consumo de droga cuando llega la notificación del expediente, lo que ha sido valorado por aquéllos en más de una ocasión, al mismo tiempo que desde el sector del ocio también se ha analizado positivamente dado que se ha mejorado la convivencia en los espacios públicos.

El importe de las sanciones se dirige a medidas rehabilitadoras, por medio de programas y a la dotación de medios materiales y humanos al área de seguridad, si bien también puede sustituirse por algún tipo de colaboración.

Las clases de droga y número de personas a las que se les incautó dichas sustancias son: hachís (843), marihuana (45), cocaína (123), heroína (10), crack (9), pastillas éxtasis DMDA (14) y pastillas medicamentos (4).

Desaparecer de las calles

En cuanto al consumo de alcohol en la vía pública se refiere (no tiene que ver con las alcoholemias por razón de conducir un vehículo), se tramitaron 85 expedientes sancionadores, de los que 36 están en fase de propuesta de resolución, 27 instruidos, 16 en la fase de publicación por edicto, dos archivados por pago anticipado de sanción y cuatro en el período de notificación de la incoación del expediente, esto es, sin respuesta de correos.

Atendiendo a la Ordenanza Municipal que lo regula, basándose en la Ley 1/92 sobre Protección de la Seguridad Ciudadana, no se permite la venta ni el consumo de alcohol en la vía pública, salvo terrazas, veladores o en días de fiesta regulados también por la correspondiente ordenanza municipal.

El procedimiento sancionador y la incoación de expedientes lo instruye también el Área de Seguridad Ciudadana y Movilidad.

Los datos se refieren al momento de elaborar esta estadística. El estado de los expedientes puede haber sufrido variación en cuanto a la fase en el que se encuentren.

Con todas estas medidas, lo que persigue el Área de Seguridad Ciudadana, que preside el concejal Antonio Pérez Godiño, es lograr una ciudad en la que la droga o el consumo de alcohol desaparezca de unas calles en las que se considera que, como Patrimonio de la Humanidad, sólo debe imperar la paz y la seguridad ciudadana para todos los que viven en la ciudad.

Con frecuentes controles de la Policía Local y con acciones como la instalación de las cámaras de vigilancia, zonas como el Cuadrilátero o la calle Heraclio Sánchez siguen con ambiente juvenil, pero la droga ya no es tan frecuente, lo que influye de forma positiva en todos los vecinos que viven en dichas zonas.

La Policía Local da una gran importancia a las tareas de prevención tanto desde Seguridad Ciudadana como desde los movimientos vecinales.