Santa Cruz de Tenerife
LO ÚLTIMO:
La policía londinense cierra la estación de metro de Oxford Circus por un tiroteo leer

La Casa Capitán Brotons muestra el estilo de transición entre los siglos XVIII y XIX

La arquitectura doméstica tradicional está jalonada con espléndidas muestras en el conjunto histórico de la ciudad del Adelantado. Son buen ejemplo de las características que perduraron y consolidaron, a pesar del correr del tiempo, el trazado original de Aguere.

EL DÍA, La Laguna
26/ene/02 14:07 PM
Edición impresa
Una de esas perlas arquitectónicas puede ser perfectamente la Casa Capitán Brotons (ubicada en la calle del mismo nombre y esquina con Núñez de la Peña).

Esta edificación es parte integrante de la trama urbana lagunera y presenta una fachada con cierto estilo ecléctico, propio quizá de principios del siglo XIX, aunque la cubierta interna inclinada y de tejas denota una construcción anterior aproximadamente hacia finales del siglo XVIII.

Este inmueble consta de dos plantas y cubierta mixta plana e inclinada de tejas. Con fachada asimétrica, la primera planta se compone de nueve puertas y tres ventanas - escaparate.

En la segunda planta se encuentran diez ventanas, cuatro puertaventanas, cuatro balcones de hierro y una torre de teja árabe y vidriera.

Bigot Si de vivienda doméstica hablamos, puede destacarse la Casa Bigot (emplazada en la calle Herradores), mandada a construir por el comerciante francés de Ruán Claudio Bigot. El inmueble se levantó en 1654 en unos terrenos de una bodega que poseía la suegra de dicho comerciante.
En este caso, su esquema estructural se justifica por la distribución de la fachada, que posteriormente tendrá mucho arraigo en la ciudad.
Se desarrolla en tres pisos, destinándose el último para granero. El diseño de balcón corrido se puede observar también en otras casas de La Laguna.
En la inscripción de la fachada dice: "1654. Claudio Bigot, natural de la ciudad de Rouen".
Hay que señalar también la utilización de la piedra para rematar la puerta principal y la repisa moldurada de la ventana central.
Por otro lado, su interior ha sufrido tantas modificaciones que ha desaparecido el diseño original admitido en sus tiempos por el influyente comerciante procedente del país vecino, Francia.