Internacional

Conte tras el acuerdo sobre inmigración: "Italia ya no está sola"

Bruselas, EFE
29/jun/18 7:57 AM
eldia.es
OLIVIER HOSLET (EFE)

El primer ministro italiano, Giuseppe Conte, dijo hoy al término de una larga jornada de negociaciones para lograr un acuerdo de inmigración que "Italia ya no está sola".

Con rostro victorioso, con el borrador de conclusiones en mano, Conte se mostró satisfecho ante los medios de comunicación por haber alcanzado compromisos lo suficientemente satisfactorios para el país como para levantar el veto que había impuesto horas antes al resto de conclusiones de la cumbre.

"En Europa solo se podrán crear, por los países que quieran, puntos de desembarco, pero de forma voluntaria", dejó claro Conte, quien destacó que en el primer punto del acuerdo alcanzado por los Veintiocho se establece que la regulación de la inmigración debe tener un enfoque "integrado y coordinado".

Asimismo, señaló que en el pacto se señala que cualquier nave que surque el Mediterráneo debe respetar la ley y no interferir en las labores de la Guardia costera, así como un enfoque coordinado entre países de las operaciones de salvamento en el mar.

Igualmente, destacó la posibilidad de crear centros de acogida en países terceros con cooperación de ACNUR y la Organización Internacional de Migraciones (OIM).

Por otro lado, subrayó que se haya alcanzado el compromiso para apoyar a los países de origen y tránsito de la inmigración y para completar la reforma del sistema de asilo común.

Tras más de 14 horas reunidos, el presidente del Consejo Europeo, Donald Tusk, anunció de madrugada en su Twitter la adopción de conclusiones, incluidas las de inmigración.

Los líderes de la Unión Europea han contemplado durante la reunión que sus Estados miembros puedan crear en su territorio, de forma voluntaria, centros cerrados para separar a los refugiados, que tienen derecho a permanecer en los Veintiocho, de los inmigrantes económicos, que serían devueltos a sus países de origen.

Esa iniciativa fue primero pactada por el primer ministro italiano, Giuseppe Conte, y el presidente francés, Emmanuel Macron.

En la primera sesión de trabajo, que comenzó a las 15.00 hora local (13.00 GMT), los Veintiocho abordaron también los avances en las políticas de seguridad y Defensa, la situación del comercio global tras la imposición de aranceles por parte de Estados Unidos, el marco financiero plurianual para el periodo 2021-2027 y el derribo del avión MH17 en el este de Ucrania en 2014.

Conte defendió en la reunión que debía aplicarse el principio de que "nada está acordado hasta que todo está acordado" y que Roma se reservaba el derecho de evaluar su posición sobre todas las partes del documento final hasta que se conocieran las decisiones en inmigración.

Ese veto fue visto con desagrado por diversas delegaciones, máxime al tratarse de la primera cumbre europea de Conte, dijeron varias fuentes europeas.