Internacional

Rivera censura en Buenos Aires la labor de Zapatero en Venezuela: "Ha sido un fracaso"

Madrid, Europa Press
3/may/18 18:04 PM
eldia.es
Albert Rivera (i), durante un encuentro con el presidente de Argentina, Mauricio Macri, el miércoles, en Buenos Aires./CIUDADANOS / EFE

El presidente de Ciudadanos, Albert Rivera, ha arremetido este jueves contra el expresidente del Gobierno José Luis Rodríguez Zapatero durante una visita a Argentina, donde ha asegurado que la labor de mediación que realizó en Venezuela fue "un fracaso" y le ha reprochado que pretenda "legitimar" las elecciones presidenciales convocadas de manera anticipada en el país sudamericano.

Rivera ha expresado su respaldo a la resolución aprobada este jueves por el pleno del Parlamento Europeo que rechaza los comicios previstos para el 20 de mayo en Venezuela y pide su suspensión inmediata. "No se puede legitimar un fraude", ha declarado a los medios en Buenos Aires.

Tras señalar que Zapatero propone legitimar esas elecciones, el líder de Cs ha afirmado que la gestión del expresidente en Venezuela, donde medió entre el Gobierno de Nicolás Maduro y la oposición, "ha sido un fracaso".

"Ojalá no se legitime la tiranía en Venezuela y ojalá algún día pueda participar la oposición en democracia", pero estas son "unas elecciones de Maduro consigo mismo", ha concluido, denunciando la "violación de derechos humanos" y la existencia de "presos políticos".

Este es uno de los temas que Rivera trató con el presidente de Argentina, Mauricio Macri, con su jefe de Gabinete, Marcos Peña, y con el secretario de Asuntos Estratégicos, Fulvio Pompeo, en las reuniones que mantuvieron este miércoles en la Quinta de Olivos.

EN LÍNEA CON EL GOBIERNO ARGENTINO

En relación con la situación en Venezuela, la formación naranja está "totalmente en línea" con el Gobierno de Macri, que, a su juicio, "ha sido claro" en la defensa de "los derechos humanos y la solidaridad con el pueblo venezolano".

Respecto a Cuba, Rivera ha afirmado que se puede mantener relaciones comerciales y económicas con un país y, al mismo tiempo, reivindicar una serie de cosas. "Si España tiene que retomar de alguna manera esas relaciones, tiene que estar siempre encima de la mesa la necesidad de recuperar los derechos humanos y de que haya una oposición y una democracia", ha subrayado.