Economía
LO ÚLTIMO:
foto del aviso
Canarias, a la cabeza en lista de espera quirúgica con una media de seis meses, según un informe de CCOO leer

Brufau afirma que Imaz es "la mejor persona" para liderar el proyecto que afronta ahora Repsol

Señala que los años como máximo ejecutivo "no han estado exentos de dificultades, unas externas y otras internas, más dolorosas por interesadas e injustas"
Madrid, Europa Press
30/abr/15 14:43 PM
eldia.es
El presidente de Repsol, Antonio Brufau (d), y el consejero delegado, Josu Jon Imaz./Víctor Lerena (EFE)

El presidente de Repsol, Antonio Brufau, ha asegurado que el consejero delegado de la compañía, Josu Jon Imaz, es "la mejor persona para liderar el proyecto" que afronta a partir de ahora la petrolera tras la adquisición de Talisman Energy.

En su discurso en la Junta General de accionistas, Brufau señaló que la compañía afronta "una nueva etapa" con la adquisición definitiva de la canadiense, que se cerrará el próximo 8 de mayo, y con la aprobación por el consejo de administración de la asunción de "todas las funciones de primer ejecutivo de la casa" por Imaz.

Por ello, Brufau, que renovará en esta Junta como presidente de Repsol hasta el año 2019, indicó que Imaz reúne "todas las cualidades" y "la juventud" para llevar adelante en los próximos 15 años todos los retos que se le presentan a la empresa y subrayó que contará con "todo el apoyo" suyo, del consejo de administración y del equipo humano de la petrolera.

Asimismo, destacó que cuando tomó el mando directivo de Repsol hace 10 años había por delante "unos objetivos enormemente ambiciosos", como la reducción de la deuda, aumentar el talento en todo el área de 'upstream' (exploración y producción) o generar las bases de futuro para todos los negocios de la compañía, que se han conseguido "de la mejor manera posible".

Además, el presidente de Repsol apuntó que este periodo como máximo ejecutivo de la compañía "no han estado exentos de dificultades, unas externas y otras internas más dolorosas, por interesadas e injustas" -indicó sin nombrar a nadie en concreto en referencia a las luchas en los últimos años por el control de la empresa por parte de accionistas-, aunque se han podido superar "todos los inconvenientes que se ponían por delante".

Sobre la adquisición de la canadiense Talisman Energy, afirmó que debe "ser un paso transformador que supere los pasos dados con YPF" y que representa "un muy buen acuerdo en el momento adecuado".

"Les puedo asegurar que a través de esta incorporación a Repsol el nuevo grupo tendrá más gente con más talento, estará posicionada en la zona OCDE y se distribuye el riesgo en países con más seguridad jurídica", dijo al respecto Brufau, quien dijo que el entorno de bajos precios ha permitido a la petrolera alcanzar el objetivo de hacerse con una compañía que "siempre había estado en su radar". NUEVO PLAN ESTRATEGICO ANTES DE FIN DE AÑO.

A este respecto, el consejero delegado de la compañía, Josu Jon Imaz, destacó que la operación de Talisman Energy será "transformadora", tanto en lo que respecta al negocio de 'upstream' como "en la composición y riesgo" de la cartera de la compañía. "Estamos hablando de una nueva Repsol, que nace el 8 de mayo con importantes retos y desafíos a futuro", añadió al respecto, subrayando que se trata de "un proyecto ilusionante", que le enorgullece "presentar y liderar".

Además, Imaz indicó que la compañía presentará antes de finales de 2015 su nuevo plan estratégico para el periodo 2016-2020, que estará "enfocado a la creación de valor".

Este plan de negocio se llevará a cabo en un entorno "complejo" de precios, economía y regulación, con unos retos de negocio que pasan por la integración de Talisman, la gestión del portafolio y la optimización y eficiencia, añadió al respecto.

En lo que se refiere a YPF, Brufau aseguró que, tres años después de la expropiación y a pesar de todo lo que la compañía "tuvo que superar y sufrir", se puede decir que financieramente la salida de Argentina "no fue una mala operación", ya que la venta supuso unos 13.000 millones para el grupo -más dividendos- y hoy el precio de mercado de esa participación se situaría en los 11.500 millones. "Esta casa tuvo aciertos en Argentina y tuvo el desacierto de poner demasiado capital en un país donde la seguridad jurídica no era la esperada", dijo.