Santa Cruz de Tenerife

Cae un 32% la venta de coches en el Archipiélago durante julio

Las Islas registran una caída mayor que la media nacional (27,5%) respecto a hace un año. La adversa coyuntura económica influye en la demanda y provoca el tercer descenso consecutivo de más del 20%, aunque se mejora frente a junio.
EL DÍA, S/C de Tenerife
2/ago/08 2:01 AM
Edición impresa

Las matriculaciones de turismos y todoterrenos en Canarias alcanzaron en julio las 6.186 unidades, frente a las 9.101 de idéntico mes del pasado año, lo que supone una caída interanual (en 12 meses) del 32%, según los datos de la Federación Regional Canaria de Empresarios Importadores y Concesionarios de Automóviles (Fredica).

En la provincia de Santa Cruz de Tenerife, el descenso fue del 25,6%, con 2.146 vehículos matriculados, mientras que en Las Palmas la caída de las ventas fue mayor, de un 35%, con 4.040 vehículos registrados durante julio.

En el segmento industrial, se vendieron en la provincia tinerfeña 612 unidades, frente a las 486 de Las Palmas. Este dato contrasta con las 1.917 unidades vendidas en julio de 2007 en las dos provincias canarias. El descenso en Santa Cruz de Tenerife ha sido del 27,4% con respecto a un año antes y de un 41,5% en el acumulado de 2008, y de un 54,7% en Las Palmas (un 54,7% desde enero).

Para Fredica, y aunque los datos estadísticos de julio son negativos, "hay que tener en cuenta que los mismos han mejorado respecto a junio, cuando la caída de las matriculaciones fue mayor (53%)", indicó la patronal en un comunicado. Además, resaltó que, ante la actual situación económica, las empresas del ramo están volcando sus esfuerzos en los servicios añadidos de postventa y venta de accesorios y recambios.

En el conjunto del país, fueron 121.437 las unidades matriculadas durante el mes pasado, lo que se traduce en una reducción interanual del 27,5%, informaron ayer las asociaciones de fabricantes (Anfac) y vendedores (Ganvam).

Las patronales señalaron que este desplome supone el tercer mes consecutivo con caídas en las ventas de coches en España superiores al 20%. Anfac explicó que las dificultades económicas que se están produciendo de 2008 "están influyendo en gran medida" en la demanda de vehículos, en especial por el deterioro de la confianza del consumidor, el empeoramiento de los niveles de empleo y el endurecimiento de las condiciones de los créditos para las familias.

Por canales, las entregas a particulares y empresas no alquiladoras retrocedieron un 29,2% durante julio, mientras que los registros en el mercado alquilador marcaron una caída del 18%. Se vendieron más vehículos diésel que de gasolina, aunque la tendencia marca una reducción de la demanda de coches de gasóleo.