Santa Cruz de Tenerife

Bronzo: el arte de fundir ideas y sueños

Desde 1985, este taller viene avivando en Tenerife el mítico fuego de la fragua, heredero de aquel ancestral oficio que ha ido fundiendo lo monumental con las piezas de diseño.
S. Lojendio
30/dic/17 6:15 AM
Edición impresa
Bronzo: el arte de fundir ideas y sueños

F undir en bronce es una técnica que se remonta a miles de años. Esa aleación metálica compuesta de cobre y en menor proporción de estaño fue la primera en importancia que descubrió el ser humano, tanto que dio nombre a un periodo histórico: la denominada Edad del Bronce.

Desde 1985, Bronzo viene avivando en Tenerife el mítico fuego de la fragua, un taller de fundición en la zona de Los Baldíos donde, a la manera de herederos de aquel ancestral oficio, primero Evelina Martín y Francisco de Armas, con la incorporación posterior de Ventura Alemán, han ido forjando una labor que se ha convertido en sólido arte, tanto en trabajos propios como con encargos para otros escultores.

A todos los une el vínculo de haber estudiado en la Facultad de Bellas Artes de La Laguna y el espíritu de unos artesanos fundidores que, desde las prácticas antiguas, han ido evolucionado con la aplicación de nuevas técnicas informáticas e industriales al proceso creativo.

La semana pasada se realizó en Bronzo la última fundición del año. En la nave rugían los hornos cilíndricos, alimentados de gasoil o propano enriquecidos con oxígeno; el crisol, ese vaso de grafito que contiene el líquido incandescente (bronce a 1.200 º C), hipnotizaba el ambiente y, cumplido el tiempo preciso, las coladas se derramaban en los moldes refractarios que, una vez ya fríos, se rompían y despojaban de la cera para dejar al descubierto las creaciones, listas para el acabado.

El camino es largo y laborioso desde que el artista esculpe el original en barro hasta alumbrar la pieza definitiva, ese momento cargado de magia en el que el fundidor hace realidad la idea y los sueños del escultor.

Y se funde así, desde la obra monumental hasta el pequeño detalle, esos objetos singulares y únicos, piezas de diseño que representan la artesanía creativa en forma de joyas, adornos, artículos de sobremesa, lámparas...

Al calor de la Sala de Arte Espacio Bronzo, situada en la lagunera calle Núñez de la Peña, cobra vida el espacio de una tienda que muestra ese mundo artesanal.