Cultura y Espectáculos
LO ÚLTIMO:
Dimite la ministra de Trabajo británica leer

Los museos se abren a la controversia, un signo de paz

Hoy se celebra el Día Internacional de los Museos, que bajo el lema "Museos e historias controvertidas: decir lo indecible en los museos", reivindica estos espacios como lugares para fomentar la reconciliación.
Sergio Lojendio (@sergioloj)
18/may/17 5:58 AM
Edición impresa
Los museos se abren a la controversia, un signo de paz

B ajo el lema "Museos e historias controvertidas: decir lo indecible en los museos". Este tema resalta el papel de los museos que, al servicio de la sociedad, pueden convertirse en centros de pacificación de las relaciones entre los pueblos. Igualmente, pone de relieve cómo la aceptación de un pasado doloroso constituye un primer paso para imaginar un futuro común bajo el signo de la reconciliación

Se define como museo a aquella institución dedicada a la adquisición, conservación, estudio y exposición de objetos de valor relacionados con la ciencia y el arte, o bien de objetos culturalmente importantes para el desarrollo de los conocimientos humanos y por extensión el edificio o dependencias destinados a la exposición, convenientemente ordenada, de estos objetos.

Cuando entramos a un museo podemos disfrutar entre lo que se muestra en exhibición, ya sea una exposición de arte, histórica, de sitio... Y siempre cabe percibir un mensaje, un orden que ambienta el espacio y ayuda a conocer y entender, de una manera completa, o que estamos viendo. Eso es, a grandes rasgos, el discurso museográfico, técnica que ha evolucionado con el paso de los años.

El Cabildo de Tenerife ha ido tejiendo a los largo de los años una red de museos con el firme propósito de centralizar el discurso.

Según datos facilitados por la Corporación Insular, un total de 342.593 visitaron alguno de sus espacios en 2016, de los que un 63%, en concreto 215.073 personas, recorrió las exposiciones permanentes y temporales; un 22%, alrededor de 76.128 personas, acudió por el interés patrimonial de los inmuebles, mientras un 15%, 51.392 personas, se acercó a los museos y centros para participar de alguna actividad.

Las exposiciones permanentes que recibieron un mayor número de visitas fueron las del Museo de la Naturaleza y El Hombre y también las del Museo de la Ciencia y el Cosmos, con registros en torno a los 50.000 visitantes cada una.

En el primero estos espacios destaca la supremacía de los turistas (más del 50%), llamados por el interés que despierta entre los foráneos la cultura guanche (especialmente la exposición de las momias) y la naturaleza de las Islas. En el segundo espacio destacan las visitas de jóvenes, de manera que casi la mitad de los asistentes son público en edad infantil.

El edificio del siglo XVI de la Casa Lercaro, que acoge el Museo de Historia y Antropología de Tenerife, lideró la atención de los usuarios (básicamente turistas) como inmueble de interés histórico y patrimonial, con más de 62.000 registros.

También el tubo volcánico de la Cueva del Viento, ubicado en Icod, experimentó un incremento del 20% en el número de visitantes, más de 16.000 personas; el Centro de Interpretación del Castillo de San Cristóbal rozó la cifra de los 30.000 y el Centro de Documentación de Canarias y América (Cedocam) atendió en sus dependencias a más de 2.500 usuarios.

Propósitos: un registro, guía oficial y sistema

El director general de Patrimonio Cultural del Gobierno de Canarias, Miguel Clavijo, anunció el pasado noviembre, durante la clausura del I Congreso de Museos de Canarias, la creación de un Registro de Museos y la publicación, con carácter anual, de una Guía Oficial cuyo primer número aparecerá en noviembre de 2017. Miguel Clavijo explicó que se quiere poner en marcha un Sistema Canario de Museos, herramienta que pretende velar por estos espacios, fomentar que cuenten con un adecuado conocimiento de los fondos que custodian y promoverlos como escenario de investigaciones científicas".

Tenerife sigue sin contar con un museo marítimo

En abril de 2015, la consejera de Museos del Cabildo de Tenerife, Amaya Conde, se lamentaba de que Tenerife viviera de espaldas a uno de los elementos que mejor define la condición del ser insular: la mar. "No existe un museo marítimo en la Isla", señalaba, otra deuda con la propia historia. La consejera esperaba que cuando las "mareas" de la economía se volvieran más plácidas pudiera hacerse realidad este proyecto, porque "tenemos muchas cosas que exponer y mostrar sobre la historia marítima y lo que representa en nuestro devenir".

Santa Cruz, un museo al aire libre en plena capital

Las esculturas en la calle, reflejo de las exposiciones que tuvieron lugar en 1973 y 1994, permanecen ajenas a la consideración de museo y representa una gran muestra al aire libre, de reconocido valor artístico y social, que carece de un discurso y una ruta propias.