Cultura y Espectáculos
LO ÚLTIMO:
El hombre que echó ácido a su exnovia viajó de Italia a Tenerife solo para agredirla leer

Una película acerca la brujería canaria a Nueva York y Toronto

El cortometraje "Sin Dios ni Santa María", realizado por el tinerfeño Samuel M. Delgado y la gallega Helena Girón, participará en sendos festivales que se celebrarán en dichas ciudades norteamericanas.
Raúl Gorroño, S/C de Tenerife
26/ago/15 6:11 AM
Edición impresa
Imagen de la película./ FOTO CEDIDA

"El hechizo había funcionado y había quedado la película presente en su memoria después de haberla visto", les dijo en un email la programadora del New York Film Festival que había seleccionado su corto "Sin Dios ni Santa María" para la sección "Projections", según explicó el cineasta tinerfeño Samuel M. Delgado (Santa Cruz de Tenerife, 1987), codirector de este filme junto a Helena Girón (A Coruña, 1988). Este tándem de autores, cuya producción se sale bastante de los cánones comerciales, ha conseguido abrirse camino en el mundo de los festivales internacionales con esta cinta que utiliza la brujería en Canarias como eje central de su discurso. También han colocado esta película, que tiene una duración de doce minutos, en el Toronto Internacional Film Festival de la citada ciudad canadiense.

Este filme, que también obtuvo el segundo premio en el Media City Film Fest, además de haber participado en los certámenes de cine de autor y experimental más prestigiosos de España, ha sido rodado íntegramente en la pequeña aldea de Ye, en la localidad lanzaroteña de Haría y tiene como protagonista a una agricultora de dicho lugar, Enedina Perdomo, que ha prestado su imagen para esta singular experiencia cinematográfica.

"Es una película muy artesanal. Es la primera vez que trabajamos con material fotoquímico, negativos de 16 mm caducados, y con unas antiguas grabaciones de entrevistas a pastores realizadas por el antropólogo Luis Diego Cuscoy en Tenerife, entre 1965 y 1967".

"Lo que buscábamos era conjugar el material de Cuscoy con el nuestro. Era una coherencia en esa obsolescencia que tenía el relato como los propios soportes en los que se registraba. Las grabaciones estaban muy deterioradas y las conseguimos gracias al Museo Arqueológico del Puerto de la Cruz".

La película presenta una imagen mítica y anacrónica que se descompone en cada fotograma, mientras se desarrolla una relectura del mito de la bruja a partir de la tradición oral de los pastores canarios.

"También lo que buscábamos era hacer un trabajo muy matérico, que tuviese ese efecto, esa especie de obsolescencia implementada tanto en la forma como el retrato mismo de lo que está hablando, que trata sobre sus experiencias con brujas, lo que nos parecía que pertenece a un mundo que está a punto de desaparecer, la brujería en Canarias. Son leyendas que pertenecen al imaginario de Canarias y se repiten en cada Isla con pequeñas diferencias, pero básicamente son las mismas".

Samuel M. Delgado y Helena Girón, que de momento no saben si esta película se proyectará en Tenerife, aunque ya la han inscrito en el Festival MiradasDoc de Guía de Isora y ya se visionó en el Festival de Las Palmas, escucharon diez horas de grabaciones de entrevistas realizadas por Luis Diego Cuscoy para seleccionar los cortes que les interesaban, los recogidos en los doce minutos del corto.

"Las grabaciones se centraban, principalmente, en tradiciones del pastoreo y costumbres. Cuscoy tenía la tesis de que los pastores en Canarias habían heredado técnicas de los guanches sin ni siquiera conocer de su existencia, que es algo que antropológicamente es muy interesante".

"Sin Dios ni Santa María" se ha editado con fragmentos muy deshilvanados, dando como resultado más un collage que una pieza con unidad.

"Nosotros rodamos una imagen en la mitología sobre las brujas, algo que también descubrió en una de sus entrevistas y poco a poco fue apareciendo más, y fue preguntando más sobre santería, rezos y demás. Al final cogimos los momentos más interesantes de las grabaciones que tenían algo de primera persona".

Delgado, autor del corto "Malpaís" , con el que ganó un premio en el Festival de Cine de Las Palmas, además de ser coguionista de la película "Slimane" junto a José A. Alayón, matizó que lo que buscaban en los relatos grabados por Cuscoy "era que resignificasen los gestos cotidianos de una mujer, que es la que aparece en la película . La imagen registra la cotidianidad de una mujer agricultora de esa generación a lo largo de los días en Lanzarote. Con esos relatos se van resignificando sus gestos y se va encontrando de alguna manera ese origen de las leyendas en la cotidianidad".

Por último, este joven cineasta y su compañera de fatigas profesionales comentaron que es la primera vez que trabajan con técnicas experimentales, aspecto que les interesa en la actualidad." Lo que buscamos ahora es hacer hibridaciones entre el documental y los materiales físicos, e ir creando discursos políticos a partir de narraciones etnográficas. Es un poco la línea que estamos siguiendo".