Criterios
HUMOR ANTICRISIS JUAN OLIVA-TRISTÁN FERNÁNDEZ*

A revueltas con el natalicio de Los Sabandeños

29/may/15 1:28 AM
Edición impresa

El día del natalicio de Simón Bolívar en Venezuela es el Día Nacional, festivo y, si me apuras, yo diría que hasta de precepto, pues se conmemora la fecha del nacimiento del Libertador, pues liberó a la nación venezolana de la bota opresora de los españoles, pero no los llegó a silenciar del todo, pues siglos después el exrey de España, Juan Carlos, le dijo al "papafrita" de Chávez la famosa frase: "¿Por qué no te callas?", no debiéndose pasar por alto que el destinatario de la frase en cuestión era el mismísimo presidente de la República Bolivariana de Venezuela Hugo Chávez Frías, es decir, de jefe de Estado a jefe de Estado.

Hay algo de similitud entre este hecho y Los Sabandeños, pues SELFIdio Alonso también liberó al folclore canario de las garras y las fauces en que lo tenía recluido la Sección Femenina franquista.

Cambio de tema y les comento que si al periódico en el que tú colaboras le otorgan la Medalla de Oro de Canarias, la verdad es que sientes un verdadero honor, así como un más que legítimo orgullo, permitiéndome todos mis lectores que aquí y ahora felicite a la Dirección y al Consejo, cosa que realizo en la persona de nuestra editora y directora, Mercedes Rodríguez, hija de mi querido amigo y director del medio durante tantísimos años, José Rodríguez Ramírez, y que este a su vez heredara de su tío Leoncio Rodríguez, quien lo fundara en 1910 con el nombre de La Prensa. Felicidades de nuevo a EL DÍA y a todo el equipo humano que lo compone, pues estamos celebrando ni más ni menos que 105 años de su creación.

Y yo me pregunto: ¿pondríamos tres velas a la tarta que corresponderían a los tres dígitos del 105 aniversario o en la tarta pondríamos las 105 velas? Sugiere este articulista que la tarta sea de tres pisos, de tal suerte que en el superior o ático se pongan cinco velas, y en los pisos segundo y primero 50, y al final todos los asistentes haremos lo que en pastelería se conoce como "soplo escalonado".

Cambio de tercio para decirles que el colega La Provincia vuelve a hablar del natalicio "fantasma" del 50 aniversario de Los Sabandeños en su edición del pasado día 17 de los corrientes. Ni que poco lejos tuvo que irse el trío sabandeño formado por SELFIdio Alonso, panderetólogo; Benito Cabrea, timpletólogo, y Fernando Batancort, guitarretólogo, y todo ello para decirles a los "canariones" que la primera vez que actuaron Los Sabandeños fue en las Fiestas de San Pedro Apóstol, en Güímar, en 1965. Como dicen los chiquillos: "Mentira cochina" u otra frase también infantil: "como digas mentiras, te van a salir bichos por la boca".

Las hemerotecas nos dicen que a esas fiestas acudió un grupo de amigos que tres años después serán parte integrante de Los Sabandeños, comandados por el "incombustible" don Luis Ramos Falcón, tal como se prueba y demuestra por una foto publicada en este periódico EL DÍA. Es decir, de parranda "sabandeña", nada de nada, pues era una parranda de amigos que todos los años íbamos a Güímar a la llamada de don Luis, y de los componentes de la Asociación Amigos del Arte.

Para desarmar, desbaratar y echar por tierra la teoría, casi dogma de fe, de SELFIdio del año 1965 como año fundacional del grupo, solo tengo que formular las siguientes preguntas, que, ya les adelanto, quedarán sin respuesta. Aparte de las imprescindibles hemerotecas, por suerte quedan muchos testigos que estuvieron presentes en el acto del debut de Los Sabandeños, en el año 1968 en el Ateneo lagunero. Yo me haría las siguientes preguntas: ¿quién o quiénes contrataron o invitaron al grupo a actuar en las citadas fiestas de 1965? ¿Fue la Comisión de Fiestas o estilo compadre? ¿Fue en un teatro, en un cine, en una plaza o en la calle? ¿Quién o quiénes presentaron el acto? ¿Actuó con la parranda algún otro grupo? En fin, se coge antes a un mentiroso que a un cojo y yo me sumo a las palabras de Joseph Goebbles, jefe de Propaganda del partido nazi y luego del Tercer Reich, que dijo: "Una mentira repetida mil veces se convierte en verdad".

Los partidarios del año 65 quieren, están, yo diría, empecinados, como si no hubiera un mañana, en celebrarlo tres años de cuando toca, y los partidarios del 68, entre los que me incluyo, que lo celebraremos en el año 2018. A los primeros les sobrará tarta, pues caben en un taxi, y en cambio los segundos cantaremos aquello de "no hay tarta pa' tanta gente".

*Extamboterólogo de Los Sabandeños

HUMOR ANTICRISIS JUAN OLIVA-TRISTÁN FERNÁNDEZ*