Canarias

El PSOE se plantea reprobar a la consejera de Políticas Sociales por su gestión

Santa Cruz de Tenerife, EFE
25/jul/18 13:29 PM
eldia.es
Dolores Corujo, portavoz socialista en el Parlamento canario./Cedida

El grupo parlamentario Socialista ha criticado hoy los "escalofriantes" datos en la gestión de la dependencia por parte del Gobierno de Canarias, y ha advertido de que "al igual que sucedió antes de las elecciones de 2015", es "probable" que el ejecutivo intente "maquillar" las cifras antes de la próxima cita electoral.

En rueda de prensa, la portavoz del grupo Socialista, Dolores Corujo, y la portavoz de Políticas Sociales, Teresa Cruz, han anunciado que se plantean pedir la reprobación de la consejera de Empleo, Políticas Sociales y Vivienda, Cristina Valido (CC), por la situación de "maltrato institucional" a la que Coalición Canaria (CC) "somete" a los canarios.

Dolores Corujo ha señalado que CC gestiona un "gobierno fallido" en esta materia donde se arrojan datos "realmente preocupantes" puesto que actualmente hay 18.000 personas que ya con la valoración y el derecho reconocido aún no tienen la prestación económica que les corresponde.

La portavoz socialista ha mostrado preocupación por las 28.000 personas que esperan la valoración en Canarias, y ha apuntado que cuando el PSOE gestionaba esta área "hubo un cambio significativo por primera vez en la historia" que "además" fue reconocido en un informe elaborado por la Asociación de Directores y Gerentes de los Servicios Sociales.

"Al ritmo actual, pasarán 66 años hasta que estemos al día en dependencia. Esto es fruto de los gobiernos de CC y PP durante los últimos 25 años, que ha derivado en una situación que debería avergonzar al ejecutivo y a todos los canarios", ha dicho Corujo.

Teresa Cruz ha afirmado que desde que CC gestiona la Consejería de Políticas Sociales "no solo no se ha avanzado" sino que se ha retrocedido "de forma significativa", los datos "se han revertido" y se "fustiga" a los dependientes.

Ha agregado que el PSOE "puede sostener la mirada con firmeza" al hablar de dependencia porque en su momento revertieron la situación "precaria" del sistema de dependencia, pero que con la llegada de Cristina Valido se ha vuelto "a la peor época de Canarias, la de Inés Rojas", con más personas que solicitan la prestación que las que la obtienen.

En comparación con otras comunidades autónomas, ha reflexionado Cruz, es "vergonzoso" que en Canarias una persona dependiente tenga tres veces menos posibilidades de cobrar la prestación que en el resto del territorio nacional.

Ha añadido que trabajan con datos del Imserso, diferentes a los que ofrece el Gobierno de Canarias porque, según Cruz, el ejecutivo canario computa los trámites de expedientes y no a las personas que reciben la prestación.

Asimismo, Cruz ha denunciado que 12.000 personas dependientes están "en el limbo" y sus familias no pueden acceder a las bonificaciones fiscales prometidas por el Gobierno de Canarias porque no se emiten las resoluciones que demuestran la situación de dependencia, una situación que la socialista ha calificado de "fraude".

"En Canarias se tiene que esperar a que fallezca una persona dependiente para dar de alta a otra persona", ha aseverado Teresa Cruz, quien ha resaltado que no es una cuestión de dinero puesto que el presupuesto ha aumentado "significativamente" desde 2015 hasta 2018.

Coalición Canaria, ha comentado Cruz, ha decidido priorizar en las prestaciones relacionadas con los centros de días y las plazas residenciales mientras que en otras comunidades autónomas existe una cartera "mucho más amplia".

En cuanto a beneficiarios, ha comparado los datos del Imserso de Canarias con otras comunidades de similar población como Castilla La Mancha y País Vasco, que desde el comienzo de la legislatura hasta mayo de 2018 han terminado, respectivamente, con 20.000 y 15.000 personas beneficiarias más.

En Canarias, sin embargo, Teresa Cruz ha apuntado que se ha decrecido en 2435 personas ya que se empezó la legislatura con 22.388 personas beneficiarias y en mayo del 2018 esa cifra se sitúa en 19.953 personas.

"Si no fuera por los excelentes empleados públicos que gestionan la dependencia, hoy estaríamos mucho peor", han concluido las diputadas socialistas.