Canarias

Canarias reclama que el mantenimiento de vías claves lo costee el Estado

Aunque con matices, todos los grupos respaldan una PNL de CC que, eso sí, permitió a Podemos aludir al expresidente Fernández para sostener que, como en Cataluña, en Canarias también ha habido 3%.
Álvaro Morales, Tenerife
30/nov/17 6:08 AM
Edición impresa
Canarias reclama que el mantenimiento de vías claves lo costee el Estado

Todos los grupos en el Parlamento de Canarias apoyaron ayer una Proposición No de Ley (PNL) de CC-PNC por la que se insta al Gobierno regional a que, a su vez, pida al Ejecutivo central que asuma los costes de conservación y mantenimiento de las carreteras de interés general de las Islas. Aunque con matices, todas las formaciones con representación en la Cámara consideran que, al igual que hace el Estado con las vías de interés general en la Península, ha de asumir lo que supone mantener en las mejores condiciones posibles las vías de esa relevancia en el Archipiélago, por mucho que las competencias sobre carreteras pertenezcan en su totalidad a la Comunidad.

Fue el exconsejero de Carreteras de Canarias y diputado por La Palma, Antonio Castro Cordobés, el encargado de defender ayer esta PNL. Por supuesto, hizo un detallado repaso desde el primer convenio de carreteras de 1991 y lo ocurrido desde entonces para justificar una reivindicación que cree más que argumentada, entre otras cosas porque en las Islas no se dispone de metro o trenes.

Por eso, la PNL plantea que, al menos las carreteras de mayor interés general, como pueden ser las que sirven de acceso a los puertos o aeropuertos, sean mantenidas por el Estado y que, con ello, la Comunidad pueda ahorrarse lo que destina a estas obras y lo derive a otros proyectos. Según recalcó, las vías en las Islas ocupan unos 4.500 kilómetros cuadrados que, encima, se han visto perjudicados por los recortes desde 2012.

Luz Reverón (PP) no ve mal la petición, aunque presentó una enmienda (no aceptada por CC) y volvió a recordar que la consejería de Obras apenas ha ejecutado un 20% de su presupuesto de 2017, que el próximo año contará con un 90% más de recursos y que, por este tipo de situaciones, de poco sirve que el Estado asuma el mantenimiento si el área apenas aprovecha su potencial.

Castro le replicó que, en realidad, lo de la conservación es una cuestión de fondo y no de gestión o ejecución puntual. ASG respaldó en gran parte sus tesis y Esther González (NC) habló de déficit histórico, si bien advirtió de que, quizás, convendría calibrar mucho la exigencia porque las competencias son regionales y "porque la avaricia puede romper el saco".

Gustavo Matos (PSC) también apoyó la PNL, pero con el relevante matiz de que, a su juicio, resulta un poco "surrealista", ya que los mismos "socios" que comparten presupuestos en Canarias y en el Estado son lo que ahora se "instan a instar" para cumplir algo que podrían negociar directamente.

No obstante, la mayor polémica la suscitó Manuel Marrero (Podemos), quien, aunque prefiere conservar a crear nueva obra, aludió a las recientes declaraciones del expresidente Fernando Fernández para recordar que, como denunció en 2005 Maragall respecto a CiU, en las Islas también ha habido comisiones del 3% por obras. Castro Cordobés intervino luego para aclarar que en CC son igual de honrados que los de Podemos.

Buena parte de la expectación en el pleno de ayer estaba centrada en la PNL de Juan Manuel García Ramos con la que pretendía que se dejara de prohibir la entrada de la bandera canaria de siete estrellas verdes a recintos deportivos. El diputado de CC-PNC insistió en que, desde hace ya tiempo, el pueblo canario en su generalidad ha asumido como propia esta bandera y no la oficial y que eso ha trascendido el fondo ideológico e independentista que pudo tener en su día con Secundino Delgado a principios del siglo XX o el soberanismo impulsado desde los 60, usándose ya de forma indistinta en eventos deportivos, romerías u otras manifestaciones. Por eso, cree absurdo que la delegación del Gobierno, el Consejo Superior de Deportes o la liga de fútbol quieran crear un problema donde no lo hay por el contexto catalán.

Sus palabras y PNL fueron respaldadas casi en su totalidad por el resto de fuerzas, con la contundente excepción del PP. Gustavo Matos (PSOE) hasta reconoció haber ondeado el paño y cantado célebres coplas sobre esta bandera, algo no reproducible a su juicio en una Cámara. Además, resaltó que se trata de un símbolo sin las connotaciones política de antaño, aunque representa lo que cada uno quiera o sienta.

CC-PNC aceptó la enmienda en ese sentido planteada por el PSC, pero esto le fue recriminado por Paco Déniz (Podemos), quien, aparte de felicitar a Ramos por la PNL y pedirle que exijan en el Estatuto el cambio de bandera, reivindicó el carácter político e histórico del paño, su uso en luchas sociales y laborales y el derecho a vivirla como se desee.

En un sentido similar se pronunció Luis Campos (NC) y hasta Melodie Mendoza (ASG), pero la gran discrepancia vino de Australia Navarro (PP). Primero, porque recalcó que se trata de una bandera de una minoría, "respetable, pero minoría", aunque, sobre todo, porque negó la mayor, ya que, según dijo, ni el Ministerio, ni el Consejo ni la Liga han prohibido su entrada. Esto le fue contrastado por García Ramos, al aludir a las 18 banderas requisadas el día del Tenerife-Español en el Heliodoro.

Mejoran los datos sobre obesidad y sobrepeso

A petición de Podemos, grupo muy preocupado por los hábitos alimenticios saludables y por el mayor sedentarismo y número de enfermedades en Canarias, el consejero de Sanidad, Juan Manuel Baltar, desveló que se ha invertido la tendencia y que se ha bajado del 20% en obesidad infantil. Este porcentaje contrasta con el 10,6% de obsesos entre los 2 y 17 años y el 16% de sobrepeso que se contabilizaba en 2005 en las Islas, lo que daba un global del casi 27% que, ahora, ha bajado en más de 7 puntos. Para Baltar, aún hay mucho que hacer y el Gobierno es consciente, si bien subrayó los programas y bloques desarrollados, con proyectos como los ecocomedores premiados a escala nacional o la incorporación de productos de la tierra, dentro de los denominados "kilómetro cero". No obstante, no convenció en exceso a Paco Déniz y otros portavoces que, como con el deporte, creen que se puede hacer mucho más.

Medalla para entidades de la memoria histórica

La diputada palmera María Victoria Hernández (PSOE) logró ayer, a pesar de rechazar una enmienda de Podemos, que todos los grupos, incluido el PP, le respaldasen su propuesta para conceder la Medalla de Oro de Canarias a las asociaciones isleñas de la Memoria Histórica. Hernández recordó cómo, en los montes de Fuencaliente y por decisión judicial, se produjo en 1994 el primer hallazgo de 5 cuerpos de represaliados por el golpe de Estado militar del 36 y toda la lucha que han encabezado ciertas entidades en las Islas y el resto del país desde entonces hasta lograr la ley de Memoria Histórica de 2007, así como los pasos logrados luego. Unos avances en busca de los seres queridos que aún no han restañado todas las heridas y que, aunque sea solo como apoyo moral, ya que no representa ninguna aportación económica, se verán reconocidos ahora con esta medalla.

Preocupación general por el deporte en las Islas

El pleno se abrió ayer con una comparecencia del consejero de Turismo y Deportes, Isaac Castellano, solicitada por el PP para que expusiera sus objetivos en materia deportiva. Al final, y pese al aumento presupuestario para 2018 y las loas de José Manuel Pitti (CC), el resto de grupos coincidió, con algunos matices, en sus críticas a la falta de política del Gobierno en este ámbito, a la insuficiente apuesta por las modalidades autóctonas, a los índices de sedentarismo y al ninguneo al deporte femenino. NC pidió, además, una hora más de Educación Física en los colegios y Pitti denunció que el Estado no costee el traslado de deportistas menores de 13 años.