Santa Cruz de Tenerife
MANUEL HERRERA ARMAS EX ALCALDE DE SAN SEBASTIÁN DE LA GOMERA

"Las mociones de censura se fraguaron en el Cabildo de La Gomera"

G. MAESTRE, S/C de Tenerife
3/ago/08 1:19 AM
Edición impresa

Ha sido una de las personas más buscadas después de que prosperara la moción de censura que un compañero de Coalición Canaria planteó contra él con el apoyo del Partido Socialista. Manuel Herrera ya no es el alcalde de San Sebastián de La Gomera, pero ello parece no desanimarle, es más, habla más claro que nunca y denuncia "las artimañas" que, a su juicio, han llevado, llevan y llevarán a cabo durante los próximos meses los miembros más destacados del Partido Socialista en la Isla Colombina.

-¿Cuánto tiempo lleva en política?

-15 años y siempre en Coalición Canaria, es decir, desde que se creó el partido como tal en La Gomera tras la desaparición de la Agrupación Gomera Independiente. Yo estuve en la primera reunión, que fue en Chipude, en la que se configuró CC en La Gomera.

-¿Le pregunto esto porque parece que hablar de CC en La Gomera es hablar de Esteban Bethencourt?

- Es cierto que Esteban Bethencourt es el alma de CC en La Gomera. Bueno, yo no entré por él, sino por un antiguo compañero que es Filiberto Barrero. No obstante, mi relación con Esteban ha sido siempre la normal con cualquier otro compañero de partido.

-¿Se han unido más en las últimas semanas debido a la similitud de lo que les ha ocurrido?

- Sí, muchísimo. Ha habi-do hasta dos y tres conversaciones telefónicas a diario para transmitirnos un poco el sentir general y para compartir lo que se nos decía en el partido a través de conversaciones con el presidente, Pepe Stinga, y también con Paulino Rivero. Aparte de con Esteban tenía que hablar, porque además de ser el alcalde de Valle Gran Rey es el presidente del partido.

-¿Sabe cuándo se co-menzaron a fraguar las mociones de censura?

-Hace dos meses. Cuando el presidente del Gobierno de Canarias vino a visitar La Gomera hubo un enfrentamiento, porque el presidente del Cabildo quiso intervenir en una alocución que en ese momento tenía Esteban Bethencourt y que anteriormente había tenido yo, demandando al Gobierno de Canarias que se nos garantizara el papel que los ayuntamientos tenemos en el marco competencial. Ahí se vio que Casimiro Curbelo temía el proyecto que CC tenía porque estaba echando raíces y tenía una base social sólida. En ese momento, Esteban y yo decidimos dejar de ir a las reuniones con el Cabildo en señal de protesta hacia la actitud arrogante de Casimiro.

-Pero las mociones de censura tuvieron que ser provocadas por algo en concreto ...

-Creo que sí y que hay dos cuestiones, una política y otra urbanística. San Sebastián es el municipio de la Isla más importante política y económicamente, y el pacto de gobierno que existía estaba destinado a transformar la capital con un planteamiento urbanístico igual para todos y con el protagonismo del ayuntamiento en los servicios públicos. Teníamos el objetivo de reestructurar la organización municipal y para ello basta la auditoría que sacamos a la luz pública y que demostró los desaguisados que se hicieron con los fondos públicos en cuanto a recaudación y fiscalización, y estábamos sacando a la luz un montón de situaciones anómalas en las que se estaba dando una imagen muy negativa de la gestión del Partido Socialista. Hasta ese momento, los gomeros estaban anulados por el Partido Socialista, que los ataba con las "subvencionitis" de turno con las que tapaban las bocas, pero nosotros, con la dinamización social, estábamos creando conciencia crítica y la gente empezaba a exigir y esto daba miedo, mucho miedo.

-Insisto, ¿qué cree que ha pasado para que Pedro Padrón y Ruymán García abandonaran CC y apoyaran al PSC?

- Yo eso es algo que todavía no he podido saber ni tengo ninguna explicación lógica, pero lo que ninguno de los dos me puede decir es que no estaban bien en CC. Del chico de Valle Gran Rey sólo digo que ha sido algo absurdo porque había copado todos los puestos de responsabilidad futuras en el municipio y era el futuro de Esteban Bethencourt porque así lo habían decidido las bases. Por otro lado, Pedro llevaba dos legislaturas participando activamente en CC. Así que no sé lo que ha podido suceder.

-¿Pedro Padrón le ha dado alguna explicación?

- No. Lo hemos invitado a hablar, pero ha tenido la misma táctica que llevó Ruymán en Valle Gran Rey de alejarse totalmente de las personas con las que estaba vinculado, cerrarse y desaparecer como si de un grupo mafioso se tratara. No ha respondido ni a mis llamadas ni a las del presidente del partido. Lo único que he oído es el cacareo del PSC diciendo que es que a Pedro no le escuchábamos ni le hacíamos caso, y yo digo que CC no es un partido de individualidades, sino que es un colectivo y no puede funcionar como un capricho, sino con una disciplina que se ha roto para hacer lo que yo quiero hacer y como yo lo quiero hacer. A mí como alcalde me tocó el recordar que no se pueden hacer las cosas de manera individual, sino siguiendo una línea de actuación conjunta y de un proyecto de partido y por eso me han atacado.

-En su intervención en el debate de la censura él quiso explicar que consideraba incompatible su proyecto con el que CC quería llevar a cabo...

-Pues tardó bastante en darse cuenta de que no estaba en el lugar adecuado. Yo lo conozco y de él sólo puedo decir que es una persona muy trabajadora y un buen compañero, por lo que todos nos quedamos sorprendidos con su intervención. Tiene formación universitaria, es profesor, y yo no lo tomo por tonto, así que no sé de buenas a primeras cómo a Pedro el proyecto de CC se le ha olvidado. En cualquier caso sus justificaciones fueron mediocres y no avalan que haya tomado una decisión de esta magnitud, porque si él había perdido la confianza podía haberse ido y dejar su acta, pero que la coja y se vaya al Grupo Mixto y a la misma vez apoye una moción de censura con el partido contra el que tanto ha luchado como adversario, a mí no me entra en la cabeza.

-¿Cómo cree que se relacionan las dos mociones?

-La de San Sebastián es copia literal de la de Valle Gran Rey, por lo que creo que esto ha sido un acto gestado desde el Cabildo de La Gomera. Yo nunca pensé que Pedro hiciera algo como lo que ha hecho y menos sabiendo el enfrentamiento tan fuerte que mantenía con Ángel Luis Castilla acerca de una guardería de su familia que estuvo cerrada durante diez años.

-¿Cree que finalmente los concejales del Partido Socialistas serán expulsados por pactar con tránsfugas?

- El PSC juega con sus planteamientos ideológicos porque lo que ha pasado en Valle Gran Rey y San Sebastián es totalmente la antítesis de la democracia y eso duele. Hay cortinas de humo como la condena de López Aguilar que no tiene una autoridad suficientemente para marcar una pauta de comportamiento en el partido en Canarias, y sólo hay que fijarse en todos los enfrentamientos que ha habido entre Spínola, Jerónimo Saavedra, Casimiro Curbelo, Julio Cruz y el propio Aguilar después de que se presentaran las mociones. Creo que esto está dejando ver que el PSC lo único que busca es hacerse con el poder y les da lo mismo cómo conseguirlo.

-¿Pero qué cree que pasará?

- Esto será una pantomima. Lo alargarán todo el tiempo que puedan y les dirán que no se preocupen porque en las próximas elecciones volverán a ser los candidatos socialistas.

-¿Le consta que la dirección socialista lo sabía?

- Lo sabían todos; la dirección insular, pero también la nacional. Hay una cuestión clave y es que el Partido Socialista en Canarias quiere desbancar a CC a toda costa porque no ha asumido la decisión de alcanzar un pacto de gobernabilidad con el Partido Popular.

-Durante la moción usted dijo que Curbelo y Castilla se llevan como perros y gatos, ¿entonces por qué se están apoyando?

- Hay una situación judicial en la que se dice que está inmerso Casimiro Curbelo y yo he solicitado una serie de aclaraciones respecto a determinadas actuaciones en San Sebastián. Desde ese momento, Curbelo empezó a ponerle pegas al ayuntamiento y el enfrentamiento se materializó, pero no por cuestiones ideológicas, sino por intereses urbanísticos y especulativos. Es curioso que dos años antes de las elecciones se aprobara el Plan Urbanístico pese a los bombardeos del presidente del Cabildo en la Cotmac, pero pese a estar consensuado, no fue activado por el ayuntamiento, salvo este último año en el que hemos gobernado.

-Pero, ¿cuáles son esas desavenencias?

-No se preocupe, que dentro de poco se sabrán. Sobre la verborrea que Castilla ha tenido últimamente al referirse a Casimiro Curbelo como mi compañero, ahora sí digo que simplemente no les interesa la Isla, sino sus actividades urbanísticas. De hecho, ojalá que me equivoque, pero creo que será Castilla quien lleve Urbanismo.

-Sí, ya se sabe que él será el responsabl e...

-Pues juzgue usted misma y no me diga que no es, cuanto menos, curioso. Creo que él quiere controlar los planes parciales y ojo, hay un tema de una venta de terrenos por valor de 9 millones de euros en Tecina en la cual se ha pretendido cambiar la edificabilidad. Vamos a estar muy expectantes y posiblemente podamos pedir una auditoría urbanística.

-¿Qué le ha dicho la gente después de la moción?

-Creo que está muy decepcionada y hay una ruptura muy grande. La gente me dice que no se lo cree porque creían que era sólo un nuevo rumor como tantos otros que han habido, pero que realmente no pasaría nada. Lo más lamentable de todo esto es que todo ha sido fraguado en una institución pública que tiene que defender los intereses de la democracia y que es el Cabildo insular de La Gomera. Por eso la gente me apoya y me dicen que están desencantados. Es más, yo diría que todo esto tiene dos versiones, una política y otra social, y socialmente el alcalde de San Sebastián no tiene ningún aval. Es un alcalde falso, ilegítimo socialmente y debía de sentir vergüenza por el comportamiento que han tenido con esta moción de censura, porque no han defendido ideas sino otra cosa, y no han defendido la dignidad política.

-Se le ha acusado de estar supeditado a su primer teniente de alcalde, Domingo Curbelo.

-De él, como de mí, se han dicho muchas cosas, pero yo creo que ha sido coherente con su planteamiento. Desde el principio defendimos que el ayuntamiento no se estaba adaptando a la realidad del municipio y que trabajaríamos para que eso cambiara. El Partido Socialista trató de demonizarlo porque había una animadversión entre Ángel Luis Castilla y Domingo Curbelo de años atrás, de cuando Domingo ya fue concejal y chocó con Castilla por su forma de ser arrogante y su forma de gestionar.

-Y ahora, ¿cómo ve el futuro de San Sebastián?

-Creo que ahora el futuro del pueblo es incierto y más de lo mismo. Primero, tenemos un alcalde que no tiene ninguna credibilidad porque ha entrado por la puerta trasera de la democracia y creo que si tuviera ética tendría que dejar el cargo, pero como no la tiene, él mismo se descalifica. Veo un futuro oscuro porque el ayuntamiento ahora se va a llevar desde el Cabildo, porque se ha roto el papel protagonista que hasta ahora tenían los ayuntamientos de San Sebastián y Valle Gran Rey.

-Y, ¿cuál es su proyecto?

-Pues defender lo que he defendido siempre.

-¿Pero esto no le ha desanimado?

-Bueno, me siento responsable de lo que ha sucedido porque el que se ha ido ha sido un concejal de CC y soy coherente, pero al mismo tiempo pienso que yo no puedo ni quiero controlar las mentes de los concejales porque tienen que ser autónomos y hay que darles un voto de confianza. Al margen de esto, yo soy una persona de partido y estoy a disposición de él para lo que crea conveniente.