Santa Cruz de Tenerife

Cascos dice que la construcción del AVE depende de Canarias

El ministro de Fomento aseguró ayer que la decisión de que el tren de alta velocidad llegue a las Islas está en manos del Gobierno Autónomo, que debate si se financiará con fondos públicos o un sistema de concesiones.

EFE, Madrid
1/feb/02 16:25 PM
Edición impresa

El ministro de Fomento, Francisco Álvarez - Cascos, aseguró ayer que la decisión de que el AVE llegue a las Islas de Tenerife y Gran Canaria está en manos del Gobierno Canario, que está debatiendo si se financiaría con cargo público o bajo un sistema de concesiones.

En el repaso que hizo el ministro de la actividad de su departamento durante 2001, Álvarez - Cascos aseguró que la iniciativa de llevar el tren de alta velocidad a Canarias busca que la Comunidad Autónoma también se beneficie de la innovación tecnológica que supone.

Sin embargo, apuntó que en Canarias hay ahora un debate previo para su puesta en marcha, que consiste en decidir si será una iniciativa pública o en régimen de concesiones a compañías privadas.

Si se elige esa última opción, Álvarez - Cascos señaló que "la última decisión la tiene la institución concesionaria", y, si es bajo la fórmula pública, "tenemos que someternos a los cauces administrativos normales de cualquier infraestructura en cualquier punto del territorio español", aclaró.

Esta decisión, añadió el ministro, la deben tomar las autoridades de Canarias, aunque matizó que el Ministerio de Fomento tiene muy claro que su apuesta particular pasa por el régimen de concesiones.

Críticas a Binter

Respecto al carácter de servicio universal de las comunicaciones aéreas interinsulares, el ministro aseguró que está de acuerdo en que se revisen los requisitos establecidos y recordó que la única compañía que presta este servicio, Binter Canarias, trabaja en régimen de monopolio y tiene la obligación de atender a todos los pasajeros.

En este sentido, apuntó que las pasadas navidades no se atendió el aumento de demanda que hubo y señaló que estas son "algunas de las consecuencias (del monopolio) que molestan al Gobierno Canario y que el Ministerio de Fomento está de acuerdo en que no son correctas".

La compañía Binter Canarias ha respondido a las críticas del Ejecutivo Autónomo desmintiendo la existencia de un contrato con el Estado para ejercer el servicio aéreo en las Islas. Asimismo, ha asegurado, recientemente, que la empresa cumple con creces las obligaciones de servicio público de las líneas aéreas interinsulares.