Sucesos

Un detenido en Las Palmas por compartir pornografía infantil en internet

Madrid, EFE
1/mar/18 10:47 AM
eldia.es
(EFE)

La Policía ha detenido a siete personas por intercambiar pornografía infantil a través de internet, entre ellas un vecino de las Palmas de Gran Canaria reincidente en ese tipo de delitos y que tenía prohibido por es motivo desarrollar actividades relacionadas con menores durante cinco años.

El arrestado en la capital grancanaria, un hombre de 32 años, manifestó a los agentes que se había creado una cuenta en redes sociales exclusivamente para compartir y obtener pornografía infantil, ya que no había podido resistir sus impulsos.

El resto de las detenciones se han practicado en Madrid, Almería, Granada y Sevilla.

La investigación comenzó gracias a la cooperación policial internacional con la HSI, un cuerpo policial de Estados Unidos, informa la Dirección General de la Policía.

Uno de los detenidos había almacenado fotografías de tres niños menores de diez años desnudos tomadas sin su consentimiento, siendo dos de ellos hijos de su padrastro.

La operación se ha saldado con siete detenidos y otros tres imputados por intercambiar pornografía infantil a través de diferentes servicios de internet, y tres de los arrestados tienen antecedentes por delitos relacionados con corrupción de menores y abuso sexual.

En Andalucía han sido detenidas tres personas, la primera un joven de 25 años en la provincia de Almería, que fue sorprendido tratando de eliminar archivos de pornografía infantil que almacenaba en su ordenador.

Según indicó, los compartía con otros usuarios para obtener créditos por las descargas y poder cambiarlos por dinero en un futuro.

En Granada fue detenido otro implicado con múltiples antecedentes por tenencia ilícita de armas, robos y pornografía infantil por lo que ha había ingresado en prisión en el año 2014.

Y en Sevilla fue arrestado un joven de 19 años asiduo distribuidor de este material que tenía tres carpetas ocultas en las que había almacenado imágenes de tres menores, dos de ellos hijos de la pareja de su madre.

La rápida actuación policial evitó que los menores pudieran ser objeto de abusos sexuales ya que el detenido había declarado su atracción hacia ellos.

Finalmente en Madrid fueron arrestados otros tres investigados, el primero un boliviano que descargaba los archivos en distintas páginas web pedófilas para distribuirlos entre sus conocidos para incitarles a consumir este material mediante plataformas de vídeo "streaming".

El segundo, un español de 53 años que fue sometido a un estricto control policial una vez identificado debido a sus antecedentes por abusos sexuales a menores.

Fue registrado su domicilio donde los agentes encontraron un elevado número de archivos relacionados con la pornografía infantil.

Además comprobaron que contactaba con muchas menores de edad extranjeras a las que solicitaba material de tipo sexual, por lo que se han iniciado los cauces de cooperación internacional para averiguar la identidad de las posibles víctimas.

El último detenido, de 20 años, almacenaba en la nube de internet cientos de archivos debido a que ya no disponía de espacio en sus terminales informáticos por la enorme cantidad que contenían.

Los agentes hallaron varios archivos en los que menores de muy escasa edad eran sometidos a prácticas sexuales especialmente degradantes.

En los últimos meses había evolucionado hacia la búsqueda de estos contenidos en la res oscura en busca de archivos cada vez más extremos.