Economía

Telefónica, Orange y Vodafone, con el 78% de ayudas del plan de extensión de banda ancha

  MADRID, 3 (EUROPA PRESS)
3/ene/18 8:16 AM
eldia.es
Un hombre consulta su teléfono móvil./
 



  Los grandes operadores de telecomunicaciones del mercado español (Telefónica, Vodafone y Orange) han recibido el 78% de las ayudas del Programa de Extensión de la Banda Ancha (PEBA) en su convocatoria de 2017 lanzado por el Ministerio de Energía, Turismo y Agenda Digital para llevar redes de nueva generación a zonas rurales sin conexión de Internet.

  Fuentes del Ministerio destacan que los datos de la última convocatoria reflejan que el programa ha sido "bastante equilibrado", ya que además de las tres principales compañías del sector han participado muchos operadores locales con presencia muy importante en algunas zonas como, por ejemplo, el Mediterráneo.

  De hecho, los tres grandes operadores se han llevado el 78% de las ayudas cuando su cuota de mercado en banda ancha fija es de aproximadamente el 93%, mientras que el resto de compañías del sector han recibido un 22% de las ayudas con una cuota de mercado del 7%.

  En total, 84 operadores de telecomunicaciones se han repartido los 105 millones de euros en ayudas contemplados en el programa, mientras que las solicitudes han alcanzado los 196 millones de euros, el importe más alto de los cinco años en los que se ha convocado este plan.

  En concreto, Telefónica, que es la que más ayudas se ha llevado, y Orange han realizado una apuesta "muy fuerte" en proyectos de despliegue de fibra en el marco del PEBA, mientras que la de Vodafone ha sido menor. Por su parte, MásMóvil también ha tenido una participación "importante" en esta convocatoria.

  Las fuentes explican que esto obedece a la estrategia comercial de cada operadora, ya que, por ejemplo, Vodafone adquirió recientemente la red ONO, que ya contaba con 11 millones de accesos de banda ancha a alta velocidad. A diferencia de Vodafone, que ha hecho gran parte de su red mediante esta adquisición, Orange compró Jazztel, que tiene una menor huella de fibra, por lo que ha recurrido más a este programa.

  Por otro lado, la convocatoria de 2017 también ha destacado por ser el año en que los grandes operadores han solicitado más ayudas, ya que hasta entonces estaban desplegando en grandes ciudades y dejaban mucho espacio para que los pequeños participaran en estos proyectos destinados a zonas menos competitivas comercialmente.

  De hecho, hasta el año pasado las ayudas concedidas a pequeños operadores multiplicaban por siete su cuota de mercado, mientras que este año la sobrerrepresentación ha sido de tres veces la cuota de mercado.

  En el Ministerio están "contentos" con el resultado de la convocatoria del programa, que está "muy abierto" a todos los operadores y que cuenta con unos criterios de valoración "muy transparentes".

  De hecho, destaca que el mérito de este plan a la hora de extender las ayudas a un gran número de operadores de menor tamaño, ya que los programa similares que realizan los Ministerios de otros países tienden a elegir uno o dos operadores grandes y concentrar en ellos todas las ayudas.