Santa Cruz de Tenerife

Detenidos tras el hallazgo de tres cadáveres en Dos Hermanas

Los restos, enterrados en sosa cáustica en un pozo, podrían ser los de la mujer y su hija desaparecidas en Bellavista el 16 septiembre y la pareja de la primera.
E.P., Sevilla
3/oct/17 5:27 AM
Edición impresa

La Policía Nacional tiene previsto poner a disposición judicial a lo largo de la jornada de hoy a las tres personas detenidas dentro de la investigación abierta por el hallazgo de tres cadáveres en la madrugada de este lunes en una vivienda de la localidad sevillana de Dos Hermanas, que podrían ser, a falta de que lo confirmen las autopsias, los de la mujer y su hija desaparecidas en Bellavista el pasado mes de septiembre y de la pareja sentimental de la primera, de nacionalidad turca.

Según indicó el jefe superior de Policía en Andalucía Occidental, José Antonio de la Rosa, fue el pasado sábado cuando los agentes detuvieron en un punto no concretado de la provincia de Sevilla a tres personas de nacionalidad española y mayores de edad en relación al caso.

El responsable policial, que no ha podido precisar si los detenidos cuentan con antecedentes policiales ni si se trata de hombres o mujeres al encontrarse el caso bajo secreto de sumario, añadió que la operación sigue abierta y, por este motivo, "no se descartan nuevas detenciones".

Los restos humanos hallados enterrados en sosa cáustica en una vivienda ubicada en el número 168 de la calle Cerro Blanco de Dos Hermanas han sido trasladados al Instituto de Medicina Legal (IML) de Sevilla para su identificación y averiguación de la causa de la muerte, aunque la Policía trabaja con la hipótesis de que pertenezcan a la mujer y su hija desaparecidas en Bellavista y a la pareja sentimental de la primera.

Sandra Capitán, embarazada, y su hija Lucía desaparecieron el día 16 de septiembre, fecha en la que también se perdió la pista de la pareja de Sandra, un varón de nacionalidad turca de 55 años con antecedentes policiales por delitos contra la salud pública.

La excavación comenzó el sábado en la vivienda citada al contar los investigadores con importantes indicios de que podría haber varios cuerpos enterrados bajo una losa de hormigón en un pozo de la casa.

Debido a la complejidad de la actuación, la Policía Nacional ha contado con la colaboración de efectivos de la Unidad Militar de Emergencias (UME), que llegó a trasladar desde su sede una máquina excavadora.

Sería uno de los detenidos quien habría indicado a los agentes donde se hallaban los cadáveres.