Santa Cruz de Tenerife

Denuncian que España tiene separada a una mujer de su hijo pequeño tras llegar en patera

Madrid, EFE
28/sep/17 10:31 AM
eldia.es

Carlos Barba (EFE)

La organización internacional Women's Link Worldwide ha denunciado hoy que el Estado español mantiene separados a una mujer y a su hijo de 4 años, que llegaron a España hace más de cinco meses, pero en distinta patera y en momentos diferentes.

Oumo, una mujer de origen costamarfileño, y su hijo llegaron a España en patera desde Marruecos, pero en momentos diferentes.

El niño cruzó en marzo de 2017 acompañado por su tía, mientras su madre conseguía el dinero suficiente para poder pasar y reunirse después con ellos, explican.

La embarcación en la que viajaban el niño y su tía fue interceptada por las autoridades, que la trasladaron a Melilla, ciudad en la que el niño fue internado en un centro de acogida para menores tras lo que a su tía no se le permitió volver a verlo, según ha explicado la abogada de esta organización que lleva el caso, Teresa Fernández.

Oumo llegó a la península un mes después y tras pasar por el CIE de Algeciras fue trasladada a Jerez, donde reside actualmente en un centro de acogida para personas migrantes.

Desde el primer momento, Oumo ha expresado su voluntad de reunirse con su hijo, "pero las autoridades españolas no han tomado ninguna medida para hacerlo posible", denuncia Fernández

A pesar de haber realizado todos los trámites posibles, como la realización de análisis de ADN y la aportación de documentación y fotografías que demuestran su vínculo con el niño, el Servicio de Protección de Menores de Melilla no le ha dado respuesta ni ha realizado ninguna acción para reunirlos.

Una situación que, asegura esta organización internacional con sede en España y Colombia, "vulnera gravemente sus derechos".

Oumo ha hecho todo lo posible para ponerse en contacto con su hijo, incluso llamarlo el día de su cumpleaños pero, a fecha de hoy, no ha conseguido hablar con él.

Women's Link Worldwide y La Merced Migraciones -junto con otras organizaciones-, en representación de Oumo, han solicitado en varias ocasiones la reunificación familiar, sin conseguirlo hasta el momento.

"El Estado español no puede quedarse con los hijos de las mujeres migrantes por el simple hecho de estar en situación administrativa irregular. Eso es discriminación y racismo", denuncia esta organización en una nota de prensa.

Oumo está sufriendo y está muy preocupada por no saber cómo está su hijo y porque las autoridades puedan comenzar un proceso de adopción sin su consentimiento, "como ya ha ocurrido en otras ocasiones", asegura Teresa Fernández.

Según las organizaciones, la reunificación familiar inmediata es la única medida que aliviaría el sufrimiento de Oumo y su hijo y garantizaría la protección de sus derechos.