Tenerife Norte
SAN JUAN DE LA RAMBLA

El ayuntamiento reclama un impulso a la búsqueda del asesino de Marisa

La alcaldesa ramblera anunció ayer que el Pleno aprobó por unanimidad instar al Instituto de Toxicología a que realice los análisis genéticos pedidos por la Justicia hace casi dos años y apoyar una pegada masiva de carteles para difundir un número de teléfono para aportar pistas sobre el crimen cometido en 2003.
R.S., S.J. de la Rambla
13/ene/12 1:12 AM
Edición impresa

El Ayuntamiento de San Juan de la Rambla hizo pública ayer una declaración institucional en la que se solidariza con la familia de la joven discapacitada María Isabel Hernández Velázquez, violada y asesinada en el municipio en 2003; reclama un impulso a la investigación para descubrir, ocho años después, la identidad del asesino, e insta al Instituto Nacional de Toxicología a que concluya "sin más dilación" los análisis genéticos requeridos hace casi dos años para tratar de resolver la autoría de este brutal crimen.

La alcaldesa ramblera, Fidela Velázquez (PSC), también anunció ante los medios el apoyo del ayuntamiento a una "pegada masiva de carteles" para difundir un teléfono donde posibles testigos o cómplices que no han declarado hasta la fecha ante las autoridades puedan aportar información relevante sobre el asesinato de la joven discapacitada psíquica Marisa Hernández.

Velázquez valoró la intervención del criminólogo Félix Ríos y del abogado Andrés Martín Cruz, que con el respaldo del experto en genética forense Juan José Pastor, lograron que el Juzgado de Instrucción Número Uno de La Orotava reabriera el caso y solicitara nuevas pruebas de ADN para tratar de identificar al asesino. Dos años después, los resultados de esas pruebas siguen sin llegar.

Durante la larga espera por los nuevos estudios de ADN, la jueza que lleva el caso ordenó su archivo provisional. Una decisión que fue recurrida ante la Audiencia Provincial, que obligó al Juzgado villero a reabrir la causa y exigir la inmediata presentación de las pruebas solicitadas a la delegación tinerfeña del Instituto de Toxicología.

El edil ramblero de Policía, Tomás Mesa (PP), mostró su pesar e indignación por el retraso en la resolución de este caso y puso a la Policía Local a disposición de la familia y de los investigadores "para intentar esclarecer entre todos este crimen".

El criminólogo y portavoz de la familia de Marisa, Félix Ríos, aprovechó el acto de ayer para difundir un mensaje claro: "La familia, su abogado, yo y el pueblo de San Juan de la Rambla no vamos a dar cuartel al violador y asesino de Marisa. No vamos a parar de perseguirlo".

"Desde que violó y asesinó a Marisa, su vida no volverá a ser igual que antes. No podrá descansar hasta que se entregue o lo atrapemos", subrayó el criminólogo.

Además, Ríos se dirigió a las personas que pudieron ser testigos o encubridores del crimen: "Ahora es el momento de contar lo que saben, porque cuando las pruebas de ADN nos aclaren quién asesinó a Marisa ya será demasiado tarde. Dentro de unos meses no habrá vuelta atrás."

La familia ha habilitado un teléfono móvil (667202226), una cuenta de Facebook y un correo electrónico (casomarisa@hotmail.com) para recabar datos sobre el caso sin revelar la identidad de los informantes.

Además, Ríos pidió a la ciudadanía que imprima el cartel y lo distribuya por San Juan de la Rambla y otros municipios de la Isla. "Queremos que la gente coloque este cartel en sus coches y en las calles, especialmente en La Orotava", apuntó Ríos, quien no quiso revelar por qué es importante para el caso que los carteles se difundan también en el municipio orotavense.

Velázquez indicó que la declaración institucional aprobada por unanimidad por PSC, PP y AIS-CC se enviará al Instituto Nacional de Toxicología y otras entidades implicadas "para que este caso tenga un próximo final".

SAN JUAN DE LA RAMBLA