Economía

El paro de larga duración se dispara en las Islas hasta la tasa más alta del país

El número de desempleados que llevan más de dos años en esa situación aumentó en 17.300 durante el segundo trimestre del año, hasta los 93.700, el 28,3% del total. Si se suma el otro 24,3% que rebasa los 12 meses sin trabajar, la cifra de quienes están parados desde hace al menos un año asciende ya a 174.200.
JOSUÉ GARCÍA, S/C de Tfe.
1/ago/11 1:19 AM
Edición impresa

La última Encuesta de Población Activa (EPA) es un fiel reflejo de que, pese al despegue del turismo, la atonía de la actividad económica sigue dificultando en Canarias la reinserción laboral de los desempleados. Los que llevan al menos dos años en esa situación han aumentado en 17.300 durante el segundo trimestre del año, hasta los 93.700. Esta cifra representa el 28,3% del total de parados del Archipiélago, 331.800, más que en ninguna otra autonomía.

La tasa se ha incrementado en casi cuatro puntos, desde el 24,4% del trimestre anterior. Esta dinámica, sin embargo, no es exclusiva de las Islas. A nivel estatal los trabajadores que llevan más de dos años en paro suponen el 24,5% del total, 2,6 puntos más que entre enero y marzo, según el Instituto Nacional de Estadística (INE).

A esta cifra habría que sumar un 23,3% que acumulan entre uno y dos años sin ocupación, porcentaje que se eleva al 24,3% en el caso de Canarias. En total, el Archipiélago computa 174.200 trabajadores que han perdido su último empleo hace como mínimo un año.

La consejera autonómica del área, Margarita Ramos, que lleva menos de un mes en el cargo, ha situado entre sus prioridades, además de impulsar la formación de los jóvenes para mejorar su "empleabilidad", reducir el paro de larga duración. Su departamento actualizará las aptitudes de aquellos parados "cuya cualificación está escorada hacia una única actividad productiva; hay que diversificarla para facilitar su incorporación al mercado de trabajo cuando éste lo demande".

Ramos apunta así hacia sectores como la construcción, que sigue añadiendo parados casi cuatro años después del comienzo de la crisis. Al tiempo que se enquista el desempleo en las Islas, esta actividad sigue destruyendo empleos (14.600 en el segundo trimestre) y añadiendo parados (3.700). El desfase entre uno y otro dato revela que la oferta de trabajo en el sector, medida por los activos del mismo, ha decrecido ante unas perspectivas casi nulas de ocupación: la construcción sostiene 48.600 puestos de trabajo, el 43% que hace tres años, según la EPA.

Construcción

La titular de Empleo en el Gobierno de Canarias considera, en cualquier caso, que la construcción "tiene un espacio de crecimiento propio a través de la rehabilitación de viviendas y de la planta hotelera. Ahí -subraya- contemplamos una posibilidad clara de avance del empleo".

Respecto a los jóvenes, el número de parados ha aumentado en 9.700 de abril a junio entre los menores de 35 años en las Islas. Con ello, este segmento aglutina más de la mitad del repunte trimestral del desempleo, en buena parte, como destaca la consejera, por la importante incorporación de activos de esta franja de edad a la oferta de empleo: el 82% de los nuevos activos tiene menos de 35 años, de acuerdo con la EPA.

Ramos apuesta por "dinamizar" este colectivo "combinando distintos instrumentos, pero siempre la formación". Y, con el objetivo de que los cursos que oferte el Servicio Canario de Empleo den acceso a una verdadera cualificación, aboga por extender, con acuerdos sociales, la realización de prácticas en empresas.

CONTRATACIÓN

"No habrá cifras espectaculares"

"Hay que estar pendientes de la evolución económica, pero el primer semestre de 2011 ha ido bien y casi siempre el segundo es mejor por el impulso de determinados sectores y algunas temporadas. Podemos tener expectativas positivas para el cierre de este año. Cifras espectaculares no va a haber, pero sí mantenemos una tendencia al alza e iremos consolidando progresivamente la disminución del paro". Éste es el pronóstico de la consejera autonómica de Empleo sobre el mercado laboral a corto plazo.

La revitalización del empleo viene de la mano del turismo, que genera "importantes expectativas" de contratación, resalta Margarita Ramos. "Otro tema -puntualiza- es el tipo de empleo creado; el temporal genera más vulnerabilidad y precariedad". De momento, tomando como referencia la EPA del segundo trimestre, los contratos temporales aumentan un 5%, mientras que los indefinidos bajan un 1%. La consejera resalta, de todas formas, que Canarias "mantiene un volumen importante de contratación indefinida". Según los datos del INE, ésta representa el 69% del total, sólo más que en Murcia, Andalucía y Extremadura. La media estatal es del 74,5%.

Ramos explica que "aunque la reforma laboral ha permitido abaratar los costes laborales de la contratación estable, que no indefinida, hay que tener en cuenta que la misma se debilita en momentos de contracción de la economía. Las empresas están expectantes y tienen un problema fundamental en la fluidez del crédito. Hasta que esto no se resuelva, se arriesgarán poco". Sobre la propuesta de la patronal de activar un contrato único, señala que tiene "importantes dosis de precariedad".