Santa Cruz de Tenerife
LO ÚLTIMO:
foto del aviso
Ada Colau garantiza que Barcelona está lista para acoger la EMA leer
RESTAURANTE SORGIN GORRI

El embrujo particular de esos pintxos y la rica cocina del Norte

SERGIO LOJENDIO, Tenerife
4/jun/11 1:25 AM
Edición impresa

Este establecimiento se asienta en una finca ubicada en pleno casco histórico de La Laguna, como un elemento más del patrimonio cultural y frente a la que fuera la Casa del Corregidor (que hoy acoge parte de las dependencias del ayuntamiento), y asomado a su balconada se enseñorea con porte burgués, abriéndose orgulloso a la calle de La Carrera, una vía desde la que parece posible medir el tránsito diario y el pulso vital de la ciudad y sus gentes.

Pero es que, además de su evidente atractivo arquitectónico, el Sorgin Gorri despliega en su interior todo el embrujo de la buena mesa: desde los típicos e irrepetibles pintxos, hasta la rica cocina del Norte, y lo hace fundiendo y repartiendo estos ambientes hasta llegar a diferenciarlos en un universo de dos plantas.

La idea de hechizar a los isleños a través de la comida, de intentar sorprenderlos con un despertar de los sentidos y de esta manera hacerlos partícipes de las costumbres propias de lugares como Bilbao, San Sebastián, Vitoria, Pamplona, etc., es la clave que explica la presencia de este local en el corazón mismo de La Laguna.

Porque no se trata sólo de lo que se come, sino también del modo de hacerlo. Así, en la planta baja,

La Taberna ofrece a diario una colección de veinte pintxos, entre fríos y calientes, con gran diversidad de texturas, colores, formas y sabores. Miniaturas al momento, formato único en el mercado.

Además, también se ofrece la alternativa de sentarse a degustar unos menús. Por ejemplo, el llamado Menú de Magos, para dos personas, que por ejemplo sirve dos pintxos de trainera: ensalada de pato; rabas de tempura; carrilleras de ternera, más dos cañas y dos cafés. O también el Menú Hechizo lagunero, con dos pintxos; ensalada de bacalao; huevos al plato y solomillo de foie, más cañas y cafés.

Con todo, basta enfilar la escalera para acceder a la parte noble del Sorgin Gorri: la segunda planta. En este espacio se distribuyen unos comedores que ponen un acento de distinción y un clima de discreción: luz, candelabros, madera....

La carta se abre a múltiples posibilidades, casi tantas como gustos. Desde las ensaladas (bacalao al pil pil, de pato o queso de cabra),a unas exquisitas anchoas de Santoña, un revuelto de hongos y setas o el pulpo a feira.

Entre pescados y carnes asoman, por tomar algunas posibilidades, bacalao a la vizcaína; unas kokotxas en salsa verde; un carpaccio de solomillo con foie o bien una brocheta de solomillo de ternera en dos salsas.

Sorgin Gorri embruja.

LA FICHA

Dirección: La Carrera, 1

Horario: lunes a viernes, desde las 8:30 a las 0:00; sábados, de 10:00 hasta 0:30, y domingos, de 10:00 a 17:00 horas

Teléfono: 922 63 49 21

Redes: www.sorgingorri.com www.facebook.com/sorgingorri

twitter:@sorgingorri