Santa Cruz de Tenerife
ADEJE

El consistorio paga en dos meses casi 120.000 euros por la factura de la luz

J.FEO, Adeje
14/ene/11 7:48 AM
Edición impresa

El pago de facturas caldeó ayer el debate plenario en el Ayuntamiento de Adeje, generándose una acalorada discusión entre el gobierno local y los grupos de Coalición Canaria (CC) y de Partido Popular (PP).

De hecho, el portavoz del PP, Andrés Montiel, recriminó la falta de una política de austeridad y contención del gasto en ciertos aspectos y de "mezquindad" en las relacionadas con ayudas a las familias más desfavorecidas.

La factura eléctrica centró una de las principales críticas del edil popular porque sólo en los meses "de agosto y septiembre del año pasado tenemos que abonar a la suministradora casi 120.000 euros".

"Tenemos que ser conscientes y responsables en dicho gasto y buscar alternativas, ya que no nos podemos permitir en estos tiempos tener que pagar tal cantidad por el consumo de luz", señaló Montiel.

El concejal del PP también lamentó la ausencia de "austeridad" en el uso de la telefonía, tanto fija como móvil porque de agosto a octubre la factura "superó los 45.550 euros".

De este modo, el edil volvió a reclamar que la oposición tuviera acceso detallado a las facturas.

Sin embargo, lo que levantó ampollas al gobierno local fue la crítica del edil popular y del nacionalista, Alfredo Goñi, hacia la partida destinada para ayuda en Navidad, que benefició a 40 familias desfavorecidas.

Mientras Goñi llamaba "fariseo" al alcalde, Montiel consideró que el dinero para tal fin fue insuficiente y habló de "mezquindad y usura" en la actitud del gobierno local hacia los más necesitados del municipio "porque con 150 euros para cada una de las familias se hace poco".

El gobierno local se sintió ofendido y la concejal de Servicios Sociales, Carmen Nieves Rodríguez, aseguró que con los más desfavorecidos se toman medidas a diario y ya se han gastado "más de 150.000 euros" para dar respuestas a sus necesidades.

"Lo que usted está diciendo (señalando a Montiel) es una demagogia infame y sólo fue un gesto navideño que tiene continuidad el resto del año", prosiguió el alcalde, José Miguel Rodríguez Fraga, añadiendo que "nuestra mayor preocupación son las familias que lo están pasando mal".