Santa Cruz de Tenerife

La CEOE calcula que 15.500 jóvenes isleños están en riesgo de exclusión permanente del empleo

EL DÍA, S/C de Tenerife
8/sep/10 7:45 AM
Edición impresa

La Confederación Provincial de Empresarios tinerfeña (CEOE-Tenerife) avisó ayer de que el 54,9% de los trabajadores canarios menores de 25 años está en paro, porcentaje que se eleva hasta el 74,6% en el caso de los que no tienen estudios o sólo educación primaria. Según la patronal, este último colectivo, compuesto por 15.530 jóvenes, "corre el riesgo de quedar excluido permanentemente del mercado de trabajo".

Ello se debe, explicó la CEOE-Tenerife en un comunicado, a "la abundancia de mano de obra desempleada con más experiencia y formación", factores que suponen "el mejor seguro contra el desempleo". Este panorama coloca a los menores de 25 años sin estudios en una situación de "clara desventaja comparativa".

La patronal pidió, para que este sector de la población acceda a un puesto de trabajo, que se arbitren medidas que faciliten "su reincorporación al sistema educativo y la finalización de su formación". Estas iniciativas, además, deben aplicarse "a toda la población activa", pues es "constatable" que la tasa de paro aumenta a medida que disminuye el nivel formativo.

Los empresarios pusieron su acento también en el hecho de que casi el 49% de los desempleados canarios (155.190 al cierre del primer semestre) se hayan convertido en parados de larga duración -por llevar un año o más buscando empleo-, por lo que se ven amenazados de quedar excluidos del mercado de trabajo "a largo plazo".

Asimismo, la CEOE-Tenerife cree alarmante "la desaparición del tejido empresarial canario", que en los tres años que hasta ahora ha durado la crisis se ha cobrado la baja de más de 8.000 sociedades.

Para atajar esta sangría de empleo y actividad, resulta "fundamental", a juicio de la Confederación, "apuntalar la pequeña y mediana empresa, motor de la actividad económica y de la creación de empleo". En concreto, reclamó que se facilite su acceso a la financiación, ya que "han sido las que han generado, en años anteriores a la crisis, el 80% del empleo en el sector privado, tanto en Canarias como en el Estado", abundó.

La inversión repunta

"Los niveles de actividad -agregó la patronal en su nota- del segundo trimestre continúan mostrando los efectos de la contracción en todos los sectores de la economía". Así, el número de empresas inscritas en la Seguridad Social en las Islas en el segundo trimestre disminuyó un 3,1% en términos interanuales (respecto al mismo periodo de 2009), y un 0,7% en tres meses, "demostrando que el ajuste empresarial está lejos de haber concluido", aunque el ritmo de cierre de sociedades se ha reducido "y es de esperar que comience a estabilizarse en los próximos meses".

En junio de 2010, las compañías inscritas en la Seguridad Social se habían reducido en 1.761 respecto al mismo mes del año anterior.

Eso sí, entre las notas positivas que detecta la CEOE-Tenerife en su análisis del periodo abril-junio, destaca el repunte de la inversión "por primera vez desde el inicio de la crisis". La importación de bienes de equipo supuso 100,3 millones de euros, con un incremento del 8% en comparación con un año antes. La matriculación de vehículos industriales se anotó un avance interanual del 3,9%.