Santa Cruz de Tenerife

"Chechu" Dorado, por buen camino

El Huesca se resigna a perder al defensa cordobés, porque "cuenta con ofertas que hacen que no se decida a renovar su contrato" El futbolista admite que el Tenerife ha pedido su fichaje
JORNADA, S/C de Tenerife
4/jul/10 7:54 AM
Edición impresa

El Tenerife necesita incorporar a su primera plantilla a un par de de-fensas para cubrir las bajas que se produjeron después de la pasada temporada (Manolo Martínez, Culebras, Héctor), y José Antonio Dorado Ramírez, más conocido como "Chechu", es un candidato firme a sumarse a los especialistas Pablo Sicilia y Ezequiel Luna en el grupo que dirigirá Arconada

Una de las condiciones para que el central nacido en Córdoba hace 27 años (el sábado que viene cumplirá 28) se acerque de manera casi definitiva al Tenerife, es que no renueve el contrato que le unía a su equipo en el curso 2009/2010, el Huesca, circunstancia que probablemente terminará confirmándose, toda vez que el club oscense reconoce en su web que "la situación es dificultosa", ya que el futbolista cuenta con "varias ofertas que hacen que no se decida todavía". Es más, el Huesca explica en un comunicado que ya le está buscándo un sustituto a Dorado. "La parcela deportiva ha sondeado el mercado de centrales", indica en una nota en la que repasa la actualidad del equipo azulgrana.

"Chechu" reconoce la existencia del interés del Tenerife y aguarda novedades, consciente de que en la Isla le espera un proyecto ambicioso. Entretanto, en el Huesca dan por perdido al jugador, que también suena para reforzar al equipo de su ciudad natal, el Córdoba.

Dorado empezó a despuntar en el filial del Zaragoza, con el que completó cuatro temporadas en Segunda B siendo titular fijo. En 2004 dio el salto a la categoría superior tras fichar por el Lleida, donde también compitió con regularidad en los tres ejercicios posteriores. En uno de ellos vivió el descenso del conjunto ilerdense a Segunda B, división en la que volvió a jugar dos campañas más, una en el mismo equipo y otra en el Huesca, su destino profesional en los tres últimos cursos. Durante su etapa en la escuadra de El Alcoraz, superó siempre la cantidad de 35 partidos disputados y fue clave en el ascenso a Segunda de 2008.