Sociedad
LO ÚLTIMO:

"La felicidad se logra con inteligencia emocional, social y espiritual"

Francesc Torralba Rosselló, profesor titular de Filosofía de la Universidad Ramón Llull, disertó la pasada semana en Tenerife sobre la inteligencia espiritual, título de la conferencia que impartió en el Congreso Diálogo Fe-Cultura, organizado por el ISTIC y la Universidad de La Laguna, sobre cuestiones de educación.
2/may/10 07:55
Edición impresa .
FRANCESC TORRALBA ROSSELLÓ impartió una conferencia en Tenerife./ d.m.
FRANCESC TORRALBA ROSSELLÓ impartió una conferencia en Tenerife./ d.m.

DORY MERINO, Tenerife

Francesc Torralba Rosselló, profesor titular de Filosofía de la Universidad Ramón Llull, disertó la pasada semana en Tenerife, donde expuso que el ser humano logra la felicidad cuando pone en práctica tres tipos de inteligencia: la emocional, la social y la espiritual.

En este sentido, indicó que la primera ayuda a canalizar los sentimientos o los remordimientos, mientras que la segunda lleva a la aceptación gustosa de las personas con las que convivimos y la tercera da sentido a la vida y evita la depresión.

Torralba Rosselló, también prolijo escritor, que ha publicado más de medio centenar de obras, cuenta con libros sobre la inteligencia espiritual, título de la conferencia que impartió en el marco del XIX Congreso Diálogo Fe-Cultura, organizado por el Instituto Superior de Teología de Tenerife (ISTIC) y la Universidad de La Laguna, que abordó cuestiones candentes de educación.

En este sentido, apuntó que para cultivar la inteligencia espiritual es necesario enseñar a los alumnos a pensar y a valorar el silencio, "algo que choca de frente con la formación académica actual, llena de pizarras electrónicas y ordenadores".

Torralba puso de manifiesto que muchos jóvenes "no han leído el Nuevo Testamento, ni a Confucio, ni saben escuchar música clásica" y reivindicó el método del "diálogo socrático", en el que la persona responde a preguntas vitales.

Cuestiones últimas

El profesor universitario ha publicado más de medio centenar de obras. Para Torralba esta es la faceta de la inteligencia que se plantea cuestiones últimas: ¿quién soy yo?, ¿de dónde vengo?, ¿cuál es el sentido de la vida?.

"Una persona espiritualmente inteligente capta con profundidad los problemas, goza intensamente de la belleza que se revela en el mundo" y matizó que en siglo XX "han existido grandes figuras que son iconos de haber logrado esta meta, como Gandhi, Luter King, Nelson Mandela, Teresa de Calcuta o Juan Pablo II, entre otros". Recalcó que la inteligencia espiritual no está ligada a la adhesión a una religión.

Para Torralba, "la sociedad actual se encuentra en una amnesia espiritual", entre otras razones, "porque está influida por el materialismo y falta la capacidad de i al fondo de las cosas".

Entre los beneficios que se derivan de cultivar la inteligencia espiritual -presente en todos los seres humanos en una u otra medida- figura que la persona "goza con la sencillez".

Por el contrario, el profesor universitario indicó que si se atrofia esta faceta, "se cae en el vacío existencial" y, según señaló el escritor, "ese vivir sin sentido se refleja en el botellón, en el abuso de internet o en las drogas".

Otra de las consecuencias negativas de la falta de inteligencia espiritual "se manifiesta en el aburrimiento".

Dijo que la persona "rica en esta faceta nunca se aburre ni conoce el tedio, porque su bagaje interior es tan abundante que no necesita que nadie le entretenga".

Además, citó el fanatismo como otra de las manifestaciones de carecer de inteligencia espiritual.

Torralba Rosselló definió al fanático como "un atrofiado, que no tiene amplitud de miras e impone sus ideas de forma violenta", manifestó el profesor.

"El fanático pone de manifiesto la estupidez espiritual y el sectarismo, mientras que el inteligente espiritual es cosmopolita", señaló.

 Última hora:

 Últimas galerías:

Comparte este artículo

Cargando...

PUBLICIDAD
PUBLICIDAD
PUBLICIDAD

© Editorial Leoncio Rodríguez, S.A. |Aviso legal | Mapa del sitio | Publicación digital controlada por OJD

eldia.es Dirección web de la noticia: